PROHIBIDO PARA ANTISEMITAS –  

PROHIBIDO PARA ANTISEMITAS –  

 

LA VERDAD DE CIERTOS APELATIVOS

 

4 de octubre 2022

 

Constantemente medios de información y gobernantes varios utilizan expresiones sin saber exactamente o soslayando su significado legal internacional.

Cuando mencionan a Israel y hablan de “territorios ocupados”, “territorios conquistados”, “colonos”, y otros similares, no toman en cuenta la realidad, sino que utilizan estos términos para desligitimar las actitudes de Israel.

Este tema abarca tres raíces: a) la histórica, b) la real actual, y c) la definición legal adoptada por las Naciones Unidas. Haremos hoy una breve mención a las dos primeras y nos enfocaremos en la tercera.

a) HISTORICA –  Con datos verificados y ratificados por la Biblia, estudios arqueológicos y documentaciones existentes de varios milenios de historia de Medio Oriente y la zona de Palestina en especial, se sacan estas conclusiones: 1-Los únicos países (reinos) que existieron en la zona fueron los reinos de los pueblos hebreo-judío, Judá (del que deriva el nombre de judíos), y las otras tribus hebreas. Los períodos no comprendidos son los que esta zona sufrió la conquista militar de diferentes imperios. 2- Los pobladores que fueron llamados “filisten” por los romanos –despectivamente-  fueron los judíos después de haberlos vencido en sus rebeliones (siglo I A.C. a siglo I E.C.). 3- La población árabe proviene, como su nombre lo indica, de Arabia, lo que hoy es Arabia Saudita y zonas circundantes, que invadieron el Medio Oriente muchos siglos después, y comenzaron a ser musulmanes recién con Mahoma (570-632) en La Meca y Medina, posteriormente expulsados de Arabia invadieron Medio Oriente y predicaron el Islam.

Históricamente, según las épocas, la población judía abarcaba todo lo que hoy es Palestina, más Jordania, Sinaí, Gaza, partes de Siria. Los árabes eran inmigrantes del sur, en busca de sitios mejores para vivir que los desérticos arábicos.

b) REAL ACTUAL – Como consecuencia de la Primera Guerra Mundial y el derrocamiento del Imperio Otomano (turcos), Gran Bretaña prometió la mitad de toda esa zona al pueblo judío, y el resto quedaría para los árabes (1917 y 1920). Pero luego cambiaron de opinión y por conveniencia británica le regalaron Transjordania a la familia hashemita venida de Arabia Saudita. A esto se suma los intereses franceses que daban preferencia a los árabes. En síntesis, gran parte de la zona pasó a dominio árabe, y quedó una parte pequeña para repartir nuevamente entre judíos y árabes. A los judíos se les concedió (ONU 1947) la parte menor de lo que quedaba, que Ben Gurion aceptó pero no así los países árabes que no aceptaban que hubiera en la zona un país no musulmán. Nótese que hasta hoy el pueblo armenio es rechazado por cristiano, y los cristianos en países musulmanes son perseguidos, así como otras minorías.

c) DEFINICIONES DE NACIONES UNIDAS –

Históricamente, las naciones luchaban y al vencedor le correspondía el botín: el gobierno, las tierras, esclavizar a los hombres, incluso violar a las mujeres.

En el siglo XIX se incluyó en el derecho internacional que el vencedor podía cambiar fronteras y transferir poblaciones.

De acuerdo con este derecho, Alemania como vencida en la Primera Guerra Mundial, tuvo que aceptar el Tratado de Versalles, que nunca fue discutido.

Lo mismo sucedió con el otro perdedor, el Imperio Otomano, que debió aceptar el tratado de San Remo en 1920. Lo allí decidido fue “res judicata”, legalmente decidido y vinculante, o sea que debió respetarse. Aquí es donde comienza el “problema palestino”: no existían palestinos, los árabes se negaron a aceptar la creación del Estado de Israel.

“Una de esas decisiones fue crear el Mandato de Palestina, que se convertiría en la Patria Judía. De acuerdo con esta intención, se concedió a los judíos el derecho de asentarse cerca de la tierra. La tierra cubierta por ese mandato incluía todo lo que hoy es Israel y Jordania.  Dos meses antes de que este documento fuera firmado por la Sociedad de Naciones, la potencia mandataria, Gran Bretaña, insertó una nueva cláusula en el proyecto de mandato que restringía el área de asentamiento cercano de los judíos a las tierras al oeste del río Jordán. Esto era una violación de lo que se había decidido en San Remo, pero a nadie le importaba, excepto a los judíos.

   La tierra al este del río Jordán se llamó Transjordania y sus gobernantes declararon la independencia como Jordania en 1946.

Tras la Segunda Guerra Mundial y la aplastante derrota de Alemania y sus aliados, los vencedores cambiaron las fronteras y desplazaron a las poblaciones. Era su derecho.” (sic internet)

Como ejemplo los historiadores mencionan el caso de Alemania después de 1945:

Dice Der Spiegle: “Pero la gente que huía del Ejército Rojo ignoraba que los Aliados ya habían acordado con el gobierno polaco en el exilio la entrega de amplias zonas de Alemania oriental a Polonia y el reasentamiento de los alemanes que vivían allí”. “Todos los que no consiguieron escapar a tiempo fueron víctimas de las frenéticas expulsiones que se llevaron a cabo hasta julio de 1945. El reasentamiento organizado de alemanes y alemanes étnicos de las antiguas zonas orientales de Alemania y de los Sudetes comenzó en enero de 1946. En total, unos 14 millones de alemanes perdieron sus hogares”. Estas expulsiones se hicieron a menudo de forma brutal y se llevaron a cabo como parte de un programa más amplio de construcción de la nación llevado a cabo por el nuevo gobierno comunista entre 1945 y 1949. “La pieza central de este programa era un intento de lograr la homogeneización étnica del Estado, para asegurar la mayor coincidencia posible entre sus fronteras étnicas y políticas”. En ningún momento los aliados se opusieron a esta “homogeneización étnica”.

Tiene igual valor la huída de los árabes del Mandato de Palestina y de Israel, ya sea voluntaria o forzada, ya que fueron simultáneas. Pero los países occidentales fueron hipócritas. En Europa insistieron en la limpieza étnica para lograr la estabilización y la paz, mientras que con los “refugiados palestinos”, la ONU aprobó la Resolución 194 en diciembre de 1948, en la que recomendaba que se permitiera el regreso de los refugiados. Afortunadamente para Israel, una recomendación no tiene efectos vinculantes y puede ser ignorada.

El 29 de noviembre de 1947, las Naciones Unidas aprobaron la Resolución 181, no vinculante, que proponía una línea de partición de la tierra al oeste del río Jordán, entre judíos y árabes, e invitaba a ambos a declarar la independencia .  Los judíos aceptaron la invitación y declararon su Estado de Israel el 18 de mayo de 1948.

Antes que las Naciones Unidas votaran el Plan de Partición el 29 de noviembre de 1947, la Legión Árabe de Jordania atacó Jerusalén. Sus fuerzas bloquearon las carreteras de Jerusalén y cortaron el acceso al agua de la ciudad. Después de amargos combates, el barrio judío de la Ciudad Vieja de Jerusalén cayó ante la gran superioridad armamentística y numérica de la Legión Árabe. Los habitantes judíos supervivientes huyeron a la “Ciudad Nueva”, las cuatro quintas partes de la capital que Israel logró retener. Casi veinte años después, en la Guerra de los Seis Días de 1967, el ejército de Israel liberó la Ciudad Vieja de Jerusalén, que estaba completamente abandonada y prácticamente destruida.

Los árabes, en cambio, rechazaron la Resolución 181 y declararon la guerra en lugar de un Estado. Hasta que los árabes no perdieron la guerra en 1949, la comunidad internacional no acordó un alto el fuego. La línea de alto el fuego se basó en quién controlaba qué y, por tanto, Israel acabó con más tierras que las que indicaba la Resolución de ONU.

El Acuerdo de Armisticio entre Israel y Jordania se firmó el 3 de abril de 1949 e Israel se convirtió en miembro de la ONU el 11 de mayo de 1949. Este acuerdo no mencionaba solución para los refugiados recién creados.

Jordania acabó en posesión de Cisjordania y de la Ciudad Vieja de Jerusalén y se las anexionó formalmente. Excepto tres países, la comunidad internacional rechazó esta anexión.

Vemos entonces que Cisjordania no pertenece a Jordania ni a los palestinos, y que el propio Israel fue creado legítimamente. El dominio israelí en Cisjordania es legal según el Derecho Internacional.

Según el derecho internacional, ¿cuáles eran las fronteras originales de Israel ? Lo que define esto son las fronteras en el momento de la independencia. Israel se creó, como la mayoría de los países, tras una guerra. En el derecho internacional se establece: las fronteras del país se determinan de acuerdo con las fronteras de la entidad política anterior en esa zona. ¿Qué había antes? El Mandato Británico. ¿Cuáles eran sus fronteras? Desde el mar Mediterráneo hasta el río Jordán.

Israel liberó su propio territorio en 1967. Por lo tanto, la Cuarta Convención de Ginebra  no se aplica y los asentamientos son legales. Y si no se aplica, entonces Israel tiene derecho a expulsar a los árabes de estos territorios, al igual que los vencedores expulsaron a los alemanes de la tierra que conquistaron en la 2ª. G.M..

La comunidad internacional no lo tomó en cuenta y aprobó la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas al final de la Guerra de los Seis Días en 1967. Comenzó con una declaración errónea de la ley: “Destacando la inadmisibilidad de la adquisición de territorio por la guerra…”. De hecho, el derecho internacional sostiene lo contrario, que los vencedores  en una guerra defensiva, pueden conservar la tierra adquirida.

Sin embargo, la resolución no exigía que Israel se retirara de todos los territorios, sino que le daba permiso para permanecer en ellos hasta que se cumplieran las siguientes condiciones:

“La terminación de todas las reclamaciones o estados de beligerancia y el respeto y reconocimiento de la soberanía, la integridad territorial y la independencia política de todos los Estados de la zona, así como su derecho a vivir en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas, libres de amenazas o actos de fuerza”.

La guerra de 1967 fue una continuación de la guerra del 48/49, por culpa de la violación del Acuerdo de Armisticio del 49 por parte de los árabes. Israel derrotó totalmente a los árabes así como los Aliados derrotaron totalmente a los alemanes y sus aliados en la Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto, Israel tiene todo el derecho a rechazar el regreso de cualquier refugiado árabe y a quedarse con todas las tierras adquiridas hasta el río Jordán.

Aclaración personal –  Si bien legalmente Israel tiene esos derechos, personalmente no pretendemos más que fronteras seguras, que no nos importa metro más o metro menos, sino que los países que estén alrededor de Israel sean pacíficos, que haya política de buena vecindad, que los países musulmanes respeten la diversidad (esencialmente la religiosa) así como Israel respeta la diversidad de sus habitantes. Eso es lo que aceptó Ben Gurión en 1947 en nombre del pueblo judío.

   Pero será una quimera mientras haya un país (Irán) que declara a diario públicamente que Israel desaparecerá del mapa, y mientras haya movimientos islámicos radicales que juran destruir a Israel (Hamas, Jihad Islámica, Hezbollah y otros). También entre judíos hay extremistas, pero son una ínfima minoría, la mayoría de la población ansía la paz.

Mauricio Aliskevicius

 

 

ResponderReenviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.