LÉVI-STRAUSS Y LA FUNCIÓN SIMBÓLICA

Pablo Cúneo –

En 1949 Lévi-Strauss publica un texto fundamental denominado “La eficacia simbólica”, que luego aparecerá en su ya clásico libro Antropología Estructural. La primera edición fue dedicada a Raymond de Saussure, psicoanalista e hijo de Ferdinand de Saussure.

En él hace un paralelismo entre la eficacia terapeútica del psicoanálisis y el shamanismo, lo que a primera vista parece muy chocante. Para ello toma un texto de una tribu indígena de Panamá en el que se describe el caso de una parturienta con dificultades para parir y la participación de un shamán que interviene con un canto para facilitar el proceso de nacimiento del bebé.

Lo que muestra Lévi-Strauss es como la intervención del shamán, apelando a toda el simbolismo mítico de la cultura indígena de la tribu -monstruos fantásticos y feroces animales que habitan el útero-, tiene efectos psíquicos y fisiológicos que facilitan el proceso del parto. Dice Lévi-Strauss: “Que la mitología del shamán no corresponde a una realidad objetiva carece de importancia: la enferma cree en esa realidad, y es miembro de una sociedad que también cree en ella. Los espíritus protectores y los espíritus malignos, los monstruos sobrenaturales y los animales magicos forman parte de un sistema coherente que funda la concepcion indígena del universo.”

Afirma Lévi-Strauss que es la eficacia simbólica la que garantiza la armonía de la relación paralela entre el mito y la operación efectuada. La cura shamánica y la psicoanalítica serían similares en cuanto harían vivenciar un mito con efectos en el cuerpo. Mas allá de las particularidades individuales, el inconsciente queda reducido – así lo expresa Lévi-Strauss- a una función: “la función simbólica, especificamemte humana, sin duda pero que en todos los hombres se ejerce según las mismas leyes; que se reduce, de hecho, al conjunto de las leyes”.

La función simbólica es entonces la ley de la organización inconsciente de las sociedades humanas, función que hace posible los sistemas de parentesco y por tanto la prohibición del incesto.

De ahí que Lacan marcado a fuego por la obra de Lévi-Strauss dirá: “La función simbólica constituye un universo en el interior del cual todo lo que es humano debe ordenarse”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.