Vuelo directo entre Israel y Arabia Saudita es un pequeño símbolo de las relaciones incipientes y los pasos hacia la normalización

  El presidente Joe Biden acaba de hacer pública una declaración con respecto a los motivos de su viaje en los próximos días a Medio Oriente, y especialmente inaugurando un vuelo directo desde Israel a Arabia Saudita, dos países que hoy en día no tienen relaciones políticas formales.

   Según el Washington Post, afirmó: “mi vuelo directo entre Israel y Arabia Saudita es un pequeño símbolo de las relaciones incipientes y los pasos hacia la normalización”.

 

ACLARAMOS: las “relaciones incipientes” comenzaron gracias a que Estados Unidos (tanto Trump como Biden) le dio la espalda a Arabia Saudita, especialmente después del asesinato de Khashoggi atribuído a órdenes del príncipe saudí. El acercamiento de algunos países árabes a Israel se debe muy claramente a dos factores esenciales: a) el aburrimiento y la antipatía árabe hacia los palestinos, a quienes trataron de ingratos, y b) la necesidad de formar alianzas de defensa ante el enemigo común que es Irán.

   “Este viaje llega en un momento vital para la región y promoverá importantes intereses estadounidenses”.

ACLARAMOS: esta es la gran y única verdad. El interés de Joe Biden es frenar la inflación dentro de su país, haciendo que baje el precio del crudo si logra que Arabia Saudita aumente el volumen de exportación del mismo. A eso se suma que si los saudíes aumentan la producción, Estados Unidos puede mantener baja la explotación de sus propios yacimientos.

“El Medio Oriente que visitaré es más estable y seguro que el que heredó mi administración hace 18 meses”.

ACLARAMOS: es evidente su mala fuente de información, ya que Medio Oriente no es estable y menos seguro. Peor aún: es mucho más peligroso por la carrera armamentística de varios países (o todos) incluso fuera del Medio Oriente, más el acercamiento a que Irán tenga poder nuclear. La duda es si lo que es malo es la información o existe la intención de ocultar la realidad ante la cercanía de elecciones legislativas en su país.

“No había ningún proceso político a la vista para poner fin a la lucha”.

ACLARAMOS: para el señor Joe Biden no existen los Acuerdos de Abraham, los acelerados acercamientos a Israel de Egipto, Emiratos, Bahrein, Marruecos, Jordania, incluso Turquía.

Criticó a Donald Trump por retirarse del acuerdo nuclear con Irán: “Estados Unidos se encontraba solo y aislado”.

ACLARAMOS: Trump demostró ser más inteligente, los demás gobernantes recién ahora, después de los informes del organismo de fiscalización del acuerdo y las actitudes y declaraciones iraníes, empezaron a darse cuenta que Irán siempre les había mentido.

   “La frecuencia de los ataques patrocinados por Irán en comparación con hace dos años se ha reducido drásticamente”

ACLARAMOS: muy cierto, pero gracias a las medidas tomadas por Donald Trump contra Irán aislándolo económicamente. Acaramos también que no pretendemos defender ni elogiar a Trump, simplemente comparamos sus actos con las declaraciones del sucesor Biden.

“Con respecto a Irán, nos reunimos con aliados y socios en Europa y en todo el mundo para revertir nuestro aislamiento; ahora es Irán el que está aislado hasta que regrese al acuerdo nuclear que mi predecesor abandonó sin ningún plan para reemplazarlo. El mes pasado, más de 30 países se unieron a nosotros para condenar la falta de cooperación de Irán con la Agencia Internacional de Energía Atómica debido a sus actividades nucleares pasadas. Mi Administración continuará aumentando la presión diplomática y económica hasta que Irán esté listo para volver a cumplir con el acuerdo nuclear de 2015, como estoy dispuesto a hacer”.

SE PISO EL PALITO !!!: “mi Administración continuará…” Clarísimo, continuará lo que hizo Trump.  Como el viejo dicho español: tarde piaste pollo. Volver hoy a un acuerdo hecho hace siete años es peor que el acuerdo mismo, Irán está a punto de obtener armas nucleares sin nadie que los controle, y podrán imaginar qué significa eso en manos de un personaje como el ayatollah, que para los iraníes y el mundo islamista chiíta es “la mano de Dios” (pero no el gol de Maradona). De acuerdo a las leyes vigentes en Irán, el ayatolla es quien hace y deshace en todo, incluído hacer la guerra, y los presidentes (que además pueden serlo únicamente quienes el ayatollah apruebe) tienen poder solamente para asuntos internos y económicos.

Continúa el señor Biden: “Ayudamos a poner fin a una guerra en Gaza, que fácilmente podría haber durado meses, en solo 11 días.”

PERDON SEÑOR BIDEN: la guerra de Gaza se terminó en 11 días gracias a la acción del ejército de Israel, neutralizando los más de 4.300 misiles que el Hamas tiró contra las poblaciones civiles israelíes incluída Jerusalem, matando algunos civiles incluídos árabes musulmanes y drusos ya que los misiles no hacen distinción cuando explotan.

   Como escribía el viejo Herrera: LO DEL TITULO.

                                                                                                                              Mauricio Aliskevicius

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.