LA CONTRACARA DE WINSTON CHURCHILL –

 

LA CONTRACARA DE WINSTON CHURCHILL –

 

Mucho se dice y se escribió sobre este histórico personaje británico.

Es muy cierto que el mundo le debe mucho por su temprana visión del peligro de Hitler y el nazismo, y por ser el primero en declararle la guerra a pesar de que en su propio país la opinión general era contraria a ello.

Pero las cosas no surgen de la nada, y los hechos tienen siempre una razón de ser, una raíz. No creemos que su lucha contra el nazismo fuera inspirada por la defensa de los derechos humanos ni por la defensa de los pueblos como el hebreo, el romaní, o los invadidos por Hitler (Polonia, Checoslovaquia)

Si miramos el historial de su juventud, así como sus acciones en la política podemos apreciar diferentes virtudes y defectos que fueron las motivaciones para sus actuaciones políticas.

ORIGENES FAMILIARES –

Sir Winston Churchill nació en el seno de una familia rica y aristocrática el 30 de noviembre de 1874. Fue bautizado con el nombre de Winston Leonard Spencer Churchill. Era descendiente de un duque por parte del padre, y éste a su vez era miembro del parlamento. Su madre era de nacionalidad norteamericana, de familia rica, y Winston nació y vivió en sus primeros años en el castillo de Blenheim. Por lo tanto su formación original era de niño rico y en la nobleza.

IDEOLOGIA POLITICA –

Si bien su padre era parlamentario en representación del Partido Conservador, Winston se movía de acuerdo a sus intereses personales, por lo que fue miembro del Partido Conservador entre 1900 y 1904, pasando luego al Partido Liberal entre 1904 y 1924, para finalmente volver al Partido Conservador entre 1940 y 1955.

Se declaró agnóstico, afirmando en 1898 que la religión es “un narcótico delicioso”. Recordamos aquí la famosa frase de Karl Marx: “la religión es el opio de los pueblos”. Por supuesto que fuera de esta coincidencia siempre fue adversario tenaz del comunismo.

Tuvo algunas iniciativas positivas durante su actividad política, pero se opuso al sufragio femenino.

ACTIVIDADES PERSONALES –

Se pueden mencionar sus inclinaciones principales: periodismo, literatura, pintura, carrera militar, política.

Corresponde mencionar como importante por ser un reflejo de sus más firmes intereses, su relación con la carrera militar.

Integró el ejército colonialista en la India Británica, en la guerra anglo-sudanesa, y en la segunda guerra contra los Boers.

En 1895, con 21 años de edad, se une a España en la guerra contra los independistas de Cuba.

En 1896 lucha con los Húsares en Bombay. Se presentó como voluntario para luchar en la India contra los rebeldes de Mohmand.

Se unió al General Kitcherer en la lucha en el Sudán.

En 1900 fue Teniente de la Caballería Ligera de  Sudáfrica.

En la Primera Guerra Mundial quería a toda costa un frente de combate en el Medio Oriente. Fue entonces que asaltó Gallipoli contra los turcos, fracasando militarmente.

En 1915 solicitó ser Gobernador de Africa Oriental Británica pero fue rechazado, por lo que se unió a la Segunda Guardia de Granaderos.

Al principio no respaldó la independencia irlandesa y tampoco su autonomía, aunque tiempo después aceptaba cierta autonomía.

RESULTADO A TITULO PERSONAL –

Para los textos de Historia quedará como su mayor logro el haber sido quien puso freno al peligro del nazismo. Por supuesto siempre supo que solo contra el avance militar del eje no iba a lograr detener la agresión, pero fue quien primero vio el peligro y luego logró la ayuda de Estados Unidos, la Unión Soviética, los franceses liderados por el Gral. De Gaulle, y otros países que fueron apoyando a los aliados.

Combatió a Lenin, combatió también la independencia de Irlanda, aunque posteriormente apoyó cierta autonomía.

Pero si nos preguntamos qué fuerza de su interior lo guió a esos vaivenes tanto en partidos políticos como en intentar siempre luchar por la superioridad del imperio británico, nos resulta más lógico pensar que toda su vida fue guiada por dos puntos claros y evidentes:

a)    La grandeza económica y política del imperio británico y su colonialismo,

b)    Sus ambiciones personales.

 

Queda para los lectores definir qué fue lo más importante de su obra.

 

Mauricio Aliskevicius

Rehovot – Israel

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.