HOY VEY TZURES

      No hay comentarios en HOY VEY TZURES

Por David Karp –

 

       Bertolt Brecht se quedó corto con sus personajes “Mackie el Navajas”o “Arturo Ui” porque no llego a conocer al Bibi. Lo que sigue haciendo este hombre por mantenerse en el poder es increíble!!!!!

La Derecha ultranacionalista y los talibanes judíos unidos en el poder en los últimos años han jaqueado y pateado al out ball la posibilidad que “ desde tzion salga la tora”, de re significar al judaísmo desde un ESTADO DE ISRAEL, que hermosamente Amos Oz lo había definido como “ ese lugar donde los judíos no somos minoría”. Un estado que les permite a esos cuervos inútiles y chupasangre quemar la bandera del Estado en Lag Ba Omer, que les mantiene las ieshivot, todo el sistema educativo, el sanitario, etc.

Es decir, el Estado de Israel dentro de su andamiaje democrático, te permite elegir al rebe que queres seguir, a que Ieshiva dedicar tus años productivos, no hacer el ejército (que los demás hagan el doble para tapar el bache que vos dejas porque estás leyendo algún escrito anti sionista mientras tanto).

Es parte del juego de la democracia…

Pero,  cuando estos nenes se fueron afianzando en el poder, pasaron a ser los dueños de todo “lo judío”.

Y paulatinamente decidían quien es judío y quien no, para después adjudicar derechos de acuerdo a esa clasificación, etc.

Pero no solo se quedaron en Israel, sino que hasta llegaron a escribir la lista negra de aquellos rabinos principales de las comunidades de la galut a quienes no reconocían como tales.

Y a quienes se les reconocía como judíos (en el momento de la alía por ejemplo) y si los casamientos fueron realizados por esos rabinos y si no los hijos no son reconocidos por los neo talibanes que deciden si podes o no ejercer tus derechos civiles en el ESTADO DE ISRAEL.

Ya, pocos días antes de las últimas elecciones, se escuchaba a los rabinos parlamentarios de estos talibanes autodenominados “sionistas” hablar que “se debe decidir en relación a un estado de Israel uniforme, o un estado lleno de diferencias”.

Y esto después que el Bibi promulgara la ley donde unía la versión talibana del judaísmo al Estado.

Bibi es del Likud, y no debemos de olvidar como fue que Menajen Beiguin logró con el partido llegar al poder.

“ASHKENATZI” FUE EL VOCABLO utilizado por Don Menajem para calificar a los partidos de izquierda y laboristas que hasta ese momento habían levantado al estado “explotando” a todos los sefaradim ( yemenitas, marrocanos, etc).

(Los muchachos del Likud no pudieron esperar para decir que en la nueva coalición del gobierno todo son ashkenazim menos “el árabe”)

El Likud llego al poder denostando al otro, prometiendo que una vez en el poder “ la venganza será terrible”.

Otro aspecto que los muchachos del likud no pueden tragarse es que las primeras fronteras del ESTADO DE ISRAEL se trazaron en base a donde el Movimiento Kibutziano había levantado los kibutzim y no donde Menajem había tirado las bombas

Obviamente lo que dicen los muchachos (Likud y cuervos) es que los ashkenaztim estaban dispuestos a cambiar a la tierra prometida por paz, y a vaciar al “verdadero judaísmo” con cosas tales como “ igualdad , humanismo, otro montón de tonterías que se habían logrado desde un Estado construido desde la izquierda humanista”

Y también se introdujo una diferencia entre “ESTADO DE ISRAEL “ Y “ TIERRA DE ISRAEL” .

Hoy día, con la perspectiva histórica, podemos afirmar que “LA TIERRA DE ISRAEL” anula, niega, al “ESTADO DE ISRAEL”.

Paulatinamente, el sueño de que desde sion saldrá la tora fue diluyéndose en una realidad que fue fabricada paso a paso: en la tierra de Israel, solo tora.

Volviendo al lio…

Hay más de 2 millones de árabes en los territorios de Judea y Samaria, esos mismos territorios que Jordania no reclamo en su tratado de Paz con Israel (quien quiere a tanto palestino junto después de “Setiembre Negro”?)

Ahora bien, Judea Y Samaria (Territorios Ocupados O Territorios Liberados, según creas en El Estado o La Tierra de Israel) si son anexados crean un problema desde el punto de vista tanto ético como político: “Que hacemos con estos más de 2 millones de palestinos en “Nuestro Estado o en “Nuestra Tierra”?

Opción 1.

Darle la razón a quienes nos llaman “Genocidas del Pueblo Palestino”

Los Israelíes solemos hacer las cosas bien (ciencia, tecnología, agricultura, etc.) y justo en este tema estamos fallando desde hace años.

En el año 2007 habían 3.542.000 palestinos en Judea, Samaria, y Gaza, y para el 2014 ya tenían 4.015.100 – con una tasa de crecimiento de 2.9%.

Obviamente podemos hacerlo mejor.

Opción 2

Un estado de Apartheid.

Para muchos, el estado de Israel es un estado de Apartheid en relación a los árabes y palestinos.

Y en eso también fracasamos.

No solo que el capitán de la Selección de Futbol, es árabe, también lo fue el integrante de la Suprema Corte de Justicia que condeno a un ex primer ministro a ir a la cárcel, la mujer árabe que es “Jefa” de todo un piso en un hospital de primera línea de Israel, de los cientos de miles que vienen a trabajar desde Gaza o Jordania.

Sería muy recomendable conocer la legislación Libanesa que limita a los palestinos, en materia de derechos civiles, derecho a la propiedad, derecho al estudio, etc.

También en eso debemos reconocer que hemos fallado. No servimos ni como genocidas, ni como apartheidnikim.

Opción 3

Reconocerlos como ciudadanos con todos los derechos.

Y es aquí cuando la cosa se complica y para mal (si sos un izquierdoso anti israelí y anti sionista como nos están llamando ahora desde los partidos ultranacionalista y talibanes).

Coherente con su discurso personal y partidario el Bibi en la elección anterior (la tercera de las cuatro en 2 años) había arremetido (frente a la imposibilidad de llegar a una coalición mínima de 61 diputados) de que todo aquel que formara gobierno con los diputados árabes electos en la oportunidad, sería unos “vende patria etc.”.

Camino a la cuarta elección, el Bibi tuvo sus coqueteos con la “lista única Árabe” que se presentaba a las próximas elecciones.

Y si no pudo formar gobierno fue porque muchos de los incondicionales talibanes del Bibi le dijeron que “con los árabes, no se sientan en un gobierno”.

Pero, para que no digan que soy un exagerado en materia de calificativos, un chismecito del Uruguay.Aquellos rabinos que usan más la ropa de color negro, no están dispuestos a que los otros rabinos (reformistas, humanistas, etc.) sean considerados como tales, y no están dispuestos a compartir actividades a nivel comunitario, si a los “no tan negros”se los llama “Rabinos”.

Bueno, imagínense estos muchachos decidiendo, como se reza en Iom Kipur “ mi ijie u mi lo ijie” ( quien seguirá existiendo y quien no – traducción no literal ), quien será ciudadano y quien no, quien recibirá educación y quien no, y así con todo. ( y ahí se llegaría a un estado de Apartheid real)

Por un lado, esta lista árabe sin la cual Bibi no pudo formar su gobierno, fue votada por el 40% de los ciudadanos Arabes Israelies, el dia que la voten el 80% de estos ciudadanos , será imposible formar un gobierno si ellos.

Pero, y he aquí el centro de la problemática en el futuro a mediano plazo.

Si anexamos a Judea y Samaria con toda su población , de aquí a 30 0 40 años la mayoría del parlamento será árabe palestino y dejaremos de ser la mayoría que tanto le gustaba a Amos OZ.

Y los talibanes de negro serán cambiados por los talibanes de verde…( déjalos llegar a ganar una elección como paso en Gaza y mira lo que te hacen ).

Gobierna una coalición (y no sé si el peso de esta palabra se ajusta a la realidad) , más bien un rejunte de votos que tenía como finalidad que gobernara en Israel “ cualquiera menos el Bibi”, que, a falta de un programa en común, están unidos por un mínimo común denominador : el “no Bibi”

Veremos si sobrevivirán a las pequeñas crisis de la cotidianeidad que el gobierno impone.

Veremos si el apuro por dar marcha atrás a desigualdades socioeconómicas y judeo políticas puede ser controlado frente “al deber con el electorado” y el apuro que empuja desde abajo “ estoy hay que cambiarlo ahora que podemos”.

Dos décadas de gobiernos liberales y ultra nacionalistas han cimentados raíces que no pueden ser removidas todas a la vez porque el árbol puede caerse.

Mientras tanto, en su discurso de despedida, el Bibi dejo resonando las famosas palabras de “ Terminator”: “ I’ ll be back” ( soon?)-

¡HOY VEY!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.