NADA HAY DESPUÉS DE LA VIDA PARA EL HOMBRE. En las escrituras del Judaísmo…

A 26 años del nacimiento de Mensuario Identidad
 Dir Mauricio Zieleniec
SIN PARAISO; GANEIDIN? 
ACASO NO HAY NADA  DESPUÉS DE LA VIDA PARA EL HOMBRE
¿ ES ASÍ EL JUDAÍSMO?
Ni en la Torá o en el Tanaj (Viejo Testamento)  tenemos expresiones y pensamientos donde se formule vida después de la muerte. Leyendo en Eclesiastés, donde en parte banaliza lo bueno de lo malo, no deja firme un premio al creyente, tzadic…la desaparición de la vida en nuestro mundo es la finalización de todo.
En el libro de Job, castigado y puesto a prueba por El Único, busca DESESPERADAMENTE una razón de sus desgracias, puesto sabe que en vida sólo podrá saberlo, al supuestamente no existir nada para el hombre  después de la desaparición de la vida en la tierra.
A diferencia de lo q la mayoría del pueblo judío supone, no encontramos en las escrituras la continuación o palabras de YAHVÉ generando un espacio posmorte. Como dice en Eclesiastés todo pasa a ser banal
Pero todo cambia con el Talmud que deja claro el redimir de los muertos y como Yahvé juzga las mitzvot y a los justos de los profadores.
Lo escrito en el Talmud que por siglos nuestros jajamin o sabios construyeron como interpretación de la Torá y leyes a cumplir por los creyentes.
Hoy aunque sabemos que el Talmud fue construido  desde Babilonia y Jerusalem (ya que existen dos Talmudim) se dan por sacralizado(¿?)… aunque son interpretaciones humanas de las escrituras. Me pregunto puedo sacralizarlos o es una necesidad por carencia de las Escrituras dadas por Moisés, frente a nuevos desafíos que se nos presentan.
Mientras encontramos interpretaciones diversas sobre el Tanaj que naturalmente  integra la Torá. Algunas  de ellas son que fue dada por Dios en el Sinaí o por Moisés.
Otra interpretaciones de crítica Bíblica – arqueología biblica- indican que es creación del Rey Joshias por el 620 A E.C. por razones políticas.
Minuciosamente realizando la lectura, nuestros textos dados según los ortodoxos,  por Eloim, no encontramos en los mismos la continuación de existencia espiritual luego de nuestra presencia en la tierra.
Este apasionante tema es tan enorme que me pesa hacerlo en un resumen tan pequeño. 
El judaísmo rabínico fue creando formas y contenido para una diáspora judía cada vez mayor en dispersión  y la sustitución del Templo dada que  se perdería…junto a Jerusalem. Surge en ese periodo el  rabínismo. los rabinos formalmente integrados y paralelamente el Talmud.
Para  los creyentes y no creyentes, AMOZ decía sobre las escrituras ( Talmud incluido) : “Aunque soy completamente ateo, debo aceptar que las Escrituras nos constituyen en nuestra identidad”. Son irrenunciables y sea mito o fé ellas nos forma en lo que somos. Nos identifican como noción.
Puesto El mito nos contituye.
.
.
REPORTAJE A DAVID, COMO RESPUESTA
.

David Malowany – Hoy te voy hablar de una corriente de pensamiento que no triunfó en el judaísmo. Los saduceos que eran contrarios a los fariseos. Estos partidos, crecieron unos cien años antes del nacimiento de Jesús. Por supuesto hay que despojarse de todas las connotaciones negativas que el Nuevo Testamento por un lado y el triunfo del fariseísmo por el otro, tuvieron respecto a estas cuestiones.

Y esto me da lugar a una reflexión. La discusión hace dos mil años, en Judea se parece mucho a la que se da actualmente en el moderno Israel.

¿Quiénes eran los Saduceos?

Saduceos vienen de Sadoc y Sadoc era el nombre de un sacerdote que ofició en el Templo, pero que fue desplazado. El partido saduceo era “helenizante” es decir veía con buenos ojos a las modernas ideas griegas. ¿Qué proponían los saduceos? Que Judea fuese un estado igual a los demás estados y que la Torá, fuese la constitución de ese estado, pero sin llegar a introducirse en la vida privada de cada uno de los naturales de dicho reino. Decían que este legado era una herencia del pasado que había que respetar. Por ello, este partido respetaba la letra escrita de la Torá, pero no la Torá oral, es decir las interpretaciones que hacían los Jajamin (sabios). Por eso la ley de los saduceos era la ley escrita de Moisés, rechazando las interpretaciones orales ( base del Talmud), así como las costumbres que se fueron arraigando.

Cuentan los triunfadores, los Fariseos, en la Guemará, respecto de los saduceos, que eran tan pie de letristas, que cuando la Biblia decía ojo por ojo, había que imponer a igual daño, igual castigo al ofensor. Los Fariseos en cambio fueron más innovadores, mas adaptados a la vida cotidiana y sustituyeron la pena del ojo por ojo por indemnizaciones. Pero la cuestión fundamental que diferenció a los Saduceos de los Fariseos era la vida ultraterrenal y la resurrección de los muertos. ¿Qué decían los Saduceos? Nada dice la Torá de la resurrección de los muertos. Por ello no creían ni en la resurrección de los muertos, ni en la vida ultraterrenal, a diferencia de los Fariseos. ¿Porque los Fariseos impusieron estas creencias de la resurrección de los muertos y de la vida ultraterrenal? ¿Qué piensas tú?

Me imagino que a la gente le gusta tener la esperanza de que todo no acaba aquí.

La opinión de los historiadores, Dubnow, Renán, es que a los piadosos judíos le irritaba que en el mundo terrenal, a los justos la vida no los trataba bien. No se observaba la justicia divina. Al piadoso le iba mal en este mundo y de repente alguien que no era muy piadoso tenia una larga vida, llena de riquezas y de favores, por eso dicen estos dos estudiosos, que el pueblo judío y posteriormente, nada menos que el cristianismo y la religión musulmana, tuvieron la necesidad de traer la esperanza de la vida después de la muerte, donde se cobren las recompensas que en la anterior vida acarreo la piedad. En el caso de los judíos extremadamente, a rajatabla. Para nosotros, la vida después de la muerte implica la resurrección del propio cuerpo, cuando lleguen los tiempos mesiánicos. Dentro de la doctrina judía la resurrección es de la carne, no solo del alma.

David, te quería preguntar si te parece que esta controversia, esta dicotomía entre fariseos y saduceos se da también en nuestros días en Israel como adelantabas al principio de tu crónica.

Me parece que los laicos son los saduceos de hoy día, es decir aquellos racionalistas que entienden que Israel no debe ser un Estado judío sino de todos los que nacen en su territorio independientemente de su religión. Pero hoy en Israel, las ideas predominantes están impregnadas, en mayor o menor medida de contenidos espirituales ( fariseos) y sino, hacen como la lider de Havodá, Shelly Yachimovich, hablan de la economía y no del problema con los árabes de Palestina. La única excepción fue Tzipi Livni con el resultado de una votación modesta. También Lapid habló de la educación en la Yeshivot, pero omitió pronunciamientos sustanciales sobre la solución a dar a los árabes al oeste de Jordán.

¿Que impregnó a la sociedad israelí de ideas espiritualistas?

Las consecuencias de la Guerra de los Seis Días. El primer territorio político de Israel hasta 1967 fue la resultante de victorias y derrotas de la Guerra de Independencia (1948). El mapa de 1948 a 1967 no coincidía en gran medida con el Israel bíblico. Las zonas costeras, las más favorecidas desde el punto de vista turístico y en el Neguev, ahí no estuvo el viejo Israel. Eso era una región filistea, idumea, griega, samaritana, etc.. Ashdod, fue una ciudad históricamente filistea. Los mismo Yaffo, Gaza, no eran tierra judía.

Precisamente la gran circunstancia de los macabeos fue haber conquistado el mar al cual no tenía acceso Judea. La historia de Israel bíblico, y eso los estudiosos del judaísmo espiritual lo tienen bien presente, la tierra prometida es la que se llama los territorios ocupados (Cisjordania) y por eso, los colonos judíos religiosos no quieren irse de allí.

En la conferencia que dio el académico israelí Eddy Kaufmann a nuestra corriente, manifestó que millares de los trescientas mil judíos que viven en Judea y Samaria, no se van a ir de allí, porque es la tierra que d-os le prometió al pueblo judío, entre otras razones. Crear un Estado Arabe – Palestino en Cisjordania supondría la guerra civil entre los judíos. Entonces, la solución de derecho público que se le de al problema entre ambos pueblos, tiene que contemplar esa circunstancia. Los judíos no se van a ir de Cisjordania en la cual viven hace dos generaciones. Hay que pensar entonces, manifestó Kaufmann, en una solución que no suponga la creación de un Estado Arabe Palestino con una minoría de trescientos mil judíos. Tal vez otra solución sea un único estado al oeste del Jordán, tan laico desde el punto de vista del derecho público, donde todos los símbolos religiosos, la menorah del escudo, la estrella de David de la bandera, el Hatikva que era la canción del movimiento sionista, sean sustituidos por otros que contemplen a ambos pueblos. En definitiva que todo lo que tenga que ver con el pasado religioso del pueblo judío, como decían los saduceos, pertenezca a la vida interior de las familias, pero no al derecho público.

Pero esa solución supone un cambio cultural tan grande para ambos pueblos, que difícilmente las próximas generaciones lo lleguen a presenciar.

Aclaración y reflexiones finales de Mauricio Zieleniec

Es claro  que lo político, en aquellos tiempos, esta alejada de la sacralidad de las escrituras, pero la reflexión de David  mencionada a mi entender, es resultado de adaptaciones políticas sobre el judaísmo y no necesariamente de los textos dados por Eloeinu. El enfrentamiento entre Saduseos y Firisteos tiene básicamente una connotación política, de intereses y de poder, con tintes religiosos, como todo lo que rodeaba en aquellos tiempos.
La llamada ley oral,  por muchos creyentes, no son los comentarios supuestamente de Moisés, son creación humana (Talmud) de por lo menos 10 siglos después de la huida de Egipto.
En el mundo actual, cuando lo religioso se quiere apropiar de la política, la violencia se despierta con un peligro irracional.
 Cuando mencionamos cambios y pujas entre Saduceos y Fariseos, debemos mencionar intereses y deseos  de poder y no una preocupación mayormente por la fe y las escrituras.
Solo recordemos en la historia del cristianismo hace algunos siglos atrás…
  Pero a la vez, en los últimos 70 años en el Islam murieron asesinados por ellos mismos, en enfrentamientos, “sólo entre ellos”, 120 millones de musulmanes. Cifra q me la trasladó en vida el antropólogo y amigo Daniel Vidart.
Cuidado puesto religión y política es o puede ser, retroceder a formas no democráticas y un peligro de convivencia humana, tanto en la antigüedad como en el presente.
Me interrogo , volviendo al tema original, sin ingenuidad, los 7 siglos que llevo  de construcción del Talmud, donde se guardan pensamiento y discusiones de las escrituras, como Torá y el mismo Tanaj, es acaso ley oral? También se crea legislación de convivencia y de interpretación de festividades, etc.
Lo cuestiono como sacralizado o ley, sin negar su valor ético y en parte legislativo en el judaísmo. Pero sacralizarlo ? a ese texto…no lo puedo aceptar  esa calificación.
El Talmud es mucho más que el enfrentamiento entre Saduceos y Filisteos. Es una corrección, adecuación e interpretación del Tanaj más agregados…En momentos del surgimiento del judaísmo rabínico y la perdida de Jerusalem.  Junto a la del Templo. Esta nueva circunstancia dejaba un vacío que las interpretaciones de nuestros rabinos la enriquecen, fue seguramente una necesidad,
Puntualizo nuestra creencia y estudios en las Ieshivot son hoy más bien talmúdica y no tanto de los textos de la Torá. Es un tema interesante a reflexionar.
.
Pero en toda esta trayectoria de lecturas, no encontramos en la Tora,ç o Tanaj, vida después de la muerte,
La reflexión queda en nuestro interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.