Se ve actividad en el sitio de Irán donde Israel incautó archivos nucleares

Se ve actividad en el sitio de Irán donde Israel incautó archivos nucleares

Enlace Judío.- Las imágenes de satélite tomadas el año pasado parecen mostrar actividad de ocultación en una instalación previamente identificada como el sitio donde Irán fue acusado de fabricar un componente clave para su programa nuclear.

La instalación que supuestamente se había utilizado para producir un componente nuclear clave fue encubierta en los últimos meses, después de que el OIEA inspeccionara otros sitios sospechosos, publicó The Times of Israel

Las imágenes, tomadas por Maxar Technologies y analizadas por el equipo de inteligencia israelí privado The Intel Lab y el Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional con sede en Washington DC, muestran camiones y movimientos de tierra que tienen lugar en Sanjarian, una pequeña ciudad en las afueras de Teherán.

Las imágenes, reportadas por primera vez por Fox News, muestran 18 vehículos en el sitio el 15 de octubre de 2020, así como excavaciones y más vehículos en enero.

RELACIONADA:
Imágenes de satélite muestran una “actividad inusual” en el sitio nuclear de Irán

El sitio se cubrió en marzo, y todo lo que se ve actualmente son trincheras y remolinos de excavación.

Vehiculos y excavaciones en un sitio en Sanjarian, cerca de Teheran, previamente identificado como un sitio de investigacion nuclear irani, en una imagen de satelite del 18 de enero de 2021 (The Intel Lab / Maxar).

Según el instituto, también conocido como ISIS, el archivo nuclear sacado de contrabando de Irán por la agencia de espionaje Mossad de Israel en 2018 contenía información sobre el papel de Sanjarian en los planes para producir generadores de ondas de choque, que son componentes clave en la miniaturización de armas nucleares.

 

Dijo que el sitio fue utilizado como parte del Plan Amad, el programa de armas nucleares de Irán, que según Irán se detuvo en 2003, pero que Israel dice que continuó en secreto, para llevar a cabo una gran cantidad de experimentos con generadores de ondas de choque y puentes explosivos, que son un componente en los generadores.

RELACIONADA:
Irán emprende construcción en sitio nuclear

En un momento, se realizaron 136 pruebas en siete meses en 2002-2003 en las dos cámaras de explosión del sitio. Se dice que el archivo nuclear contenía fotos del sitio de esa época.

“El sitio de ocultación a 100 metros de distancia a través del lecho de un arroyo seco es muy importante y el mundo debería ser consciente de ello”, dijo el instituto en una serie de tuits el miércoles temprano. “Las actividades de enterramiento se llevaron a cabo entre 2004 y 2005, al final del Plan Amad y la reducción y ocultación adicional del programa”.

“No hubo actividad visible en los años siguientes”, dijo.

Pero luego Israel se apoderó del archivo y proporcionó información a la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU que la llevó a inspeccionar varios sitios nucleares anteriores previamente desconocidos.

Aparentemente, después de ese desarrollo, las actividades se renovaron en el sitio de Sanjarian en octubre de 2020, donde las excavaciones continuaron hasta enero de 2021, según el ISIS.

“El sitio de enterramiento se reabrió, pero se colocó debajo de una lona blanca que cubría el área excavada, ocultando lo que hay debajo para los observadores externos, incluidos los satélites”, dijo el miércoles. “Menos de dos meses después, el área parecía abandonada, y solo quedaban trincheras vacías. Luego, apenas el mes pasado, el área fue arrasada y nivelada, como si nada hubiera pasado aquí”.

Cerca se construyó una nueva instalación, con un edificio de tres pisos y un muro circundante.

“Uno debería pensar en las fechas y cronologías”, dijo Olli Heinonen, un distinguido miembro del Stimson Center. “Estos eventos no ocurren de forma aislada”.

La insinuación parecía ser que Irán, asustado porque el OIEA inspeccionó sitios nucleares previamente desconocidos utilizando información obtenida por el Mossad, supuestamente ha intentado encubrir cualquier evidencia incriminatoria del complejo de Sanjarian.

El acontecimiento se produjo cuando la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, participó en conversaciones indirectas con Irán para revertir la salida del ex presidente Donald Trump del acuerdo nuclear con Irán de 2015, que había eliminado las sanciones a cambio de frenar la actividad atómica de Teherán.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo el martes que se seguirá imponiendo “cientos” de sanciones a Irán aunque Washington se reincorpore al acuerdo.

En 2020, el programa nuclear de Teherán volvió a ser el centro de atención tras revelar el organismo de control nuclear de la ONU el alcance del impulso de enriquecimiento de uranio de Irán y por negar el acceso a dos ubicaciones.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.