Mahmoud Abbas, declare que pospone la votación legislativa, la primera en 15 años

 Las Fuerzas de Defensa de Israel se están preparando para posibles disturbios luego del esperado retraso de las elecciones palestinas del jueves, que probablemente se atribuiría a Israel, informó el Canal 12 el miércoles.

Hamas, que espera obtener avances en la votación, advierte que responsabilizará a Israel si se pospone la votación debido a la disputa sobre la votación en Jerusalén Este; Israel dice que no está interviniendo

 

Se espera que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, declare que pospone la votación legislativa, la primera en 15 años, programada para el próximo mes, por la cuestión de los derechos de voto de los palestinos que viven en Jerusalén Este, que Israel considera parte de su capital unificada, informó The Times of Israel.

El Comando Sur del ejército israelí ya se está preparando para los disturbios fronterizos con la Franja de Gaza y está siguiendo de cerca los acontecimientos entre los palestinos, dijo el informe de televisión.

RELACIONADA:
Autoridad Palestina solicita a Israel celebrar elecciones en Jerusalén Este

Hamas, el grupo terrorista islamista que es el gobernante de facto de Gaza, dijo en un comunicado el miércoles que responsabilizaría a Israel si se aplaza la votación.

“Jerusalén es una línea roja”, dijo Hamas, según los informes de los medios hebreos sobre la declaración, y agregó que los palestinos no pueden celebrar elecciones sin la participación de los residentes de Jerusalén Oriental. El grupo terrorista dijo que no celebrar las elecciones legislativas el 22 de mayo sería una negación de los derechos de los palestinos.

 

 

Brigadas Izz-Al Din Al-Qassam, el brazo armado del movimiento Hamas, en el campo de refugiados de Nuseirat en el centro de la Franja de Gaza, el 18 de abril de 2021 (MAHMUD HAMS / AFP).

Las tensiones entre Israel y Gaza ya están tirantes después del reciente lanzamiento de cohetes desde el enclave en el sur de Israel y los ataques aéreos de represalia israelíes.

RELACIONADA:
Erdogan tiene planes para tomar control de la Autoridad Palestina

Se espera que Abbas anuncie el aplazamiento durante un discurso el jueves y ya ha dicho a los servicios de seguridad palestinos que estén alertas en medio de preocupaciones por protestas o disturbios en Judea y Samaria (Cisjordania), informó el Canal 12.

El retraso anticipado ya causó algunos disturbios menores en la ciudad cisjordana de Ramallah y en Jerusalén Este, dijo Canal 12.

RELACIONADA:
Abbas pospone elecciones palestinas hasta que Israel permita voto en Jerusalén Este

En un intento de aplacar la ira de Hamas por una elección pospuesta, Abbas envió a dos de sus asesores más importantes a Qatar y Egipto con una solicitud de que los países presionen al grupo terrorista para reducir las tensiones, según el informe.

Hamas, que se espera que obtenga ganancias en las elecciones, está ansioso por verlo seguir adelante. Las últimas elecciones nacionales palestinas se celebraron en 2006, cuando Hamas derrotó al movimiento Fatah de Abbas de forma aplastante.

Las elecciones de 2006 llevaron a un gobierno de unidad inestable boicoteado por la comunidad internacional. En 2007, estalló la guerra civil entre los dos bandos. Después de una lucha sangrienta que dejó cientos de muertos, Hamas expulsó a Fatah de Gaza a Cisjordania.

Una encuesta reciente citada por Canal 13 encontró que el 32 por ciento de los votantes palestinos apoya a Hamas en comparación con solo el 17% de Fatah. Otro 13,9% respalda la lista del rival de Abbas, Mohammad Dahlan. Hamas también estuvo por delante en el desempeño del papel de presidente de la Autoridad Palestina, con casi el 28% respaldando a su líder Ismail Haniyeh y solo el 11% apoyando a Abbas.

Cuando el ampliamente impopular Abbas emitió un decreto formal ordenando las elecciones a mediados de enero, muchos observadores lo descartaron como un truco para apuntalar su debilitada legitimidad. No obstante, la elección avanzó durante meses, con la anticipación y el optimismo creciendo lentamente, hasta la semana pasada, cuando se supo que Abbas probablemente pospondría la votación.

Según el decreto, está previsto que los palestinos se dirijan a las elecciones legislativas el próximo mes y luego a las presidenciales el 31 de julio.

En una reunión del lunes del Comité Central de Fatah, Abbas reiteró que no permitiría que se llevaran a cabo las elecciones sin que se autorizara a votar a los residentes de Jerusalén Este.

Una solicitud de los palestinos, enviada a Israel, pedía que se permitiera votar a 6.300 residentes de Jerusalén Oriental en las elecciones en las oficinas de correos locales. Israel no ha respondido a la demanda, dijeron los informes, creando una oportunidad para que Abbas y su partido Fatah eviten las elecciones en las que se prevé que sufrirán una dura derrota.

Mujeres con mascarilla esperan en la estacion de registro de la Comision Electoral Central para registrar sus nombres en el padron electoral, en la ciudad de Gaza, el 10 de febrero de 2021 (Adel Hana / AP).

El martes, el director político del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, Alon Bar, se reunió con 13 embajadores de países de la Unión Europea.

El liderazgo palestino, incluidos los líderes de Hamas y la Jihad Islámica, se reunirá el jueves para decidir si las elecciones pueden seguir adelante sin que Israel permita oficialmente la participación de los palestinos de Jerusalén Oriental.

Los oponentes de Abbas han acusado en los últimos días de que el impopular presidente de la Autoridad Palestina, temeroso de una derrota política, está utilizando la supuesta negativa de Israel a permitir formalmente la votación en Jerusalén Oriental como pretexto para no celebrar las elecciones. La votación, originalmente programada para 2010, ve a su movimiento Fatah, una vez dominante, bajo el desafío de facciones separatistas y de Hamas.

Los Acuerdos de Oslo, una serie de acuerdos bilaterales entre Israel y la Organización de Liberación de Palestina, estipulan que los palestinos pueden votar en las oficinas de correos designadas en Jerusalén.

La comisión electoral palestina dice que 150.000 votantes podrán votar en las afueras de Jerusalén Este, en un proceso que no requiere luz verde de Israel. Los 6.300 adicionales solicitados debían ser boletas simbólicas dentro de la ciudad misma bajo la supervisión de Israel.

Reproducción autorizada ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.