Natalio el Padre de Anna Donner sen nos fue

Compañera  un fuerte abrazo Z´´L  por tu padre
Mi papá tuvo una larga vida. Anduvo hasta sus primeros siete, del otro lado del Atlántico.
Abrió sus ojos al mundo un 9 de mayo del año 1932, en la ciudad de Viena, Austria.
La familia se mudó a Milán, Italia, donde mi abuelo Natalio, tenía una peletería. Pasó sus veranos en Santa Margarita, junto a su mamá, mi abuela Gusta.
Hasta sus 7.
Su vida cambió abruptamente, salió del puerto de Génova junto a su madre, en el Buque Conte Grande.
Llegó a estas tierras en febrero del año 1939.
El niño de siete, vino al Uruguay sin idioma, a cuestas con su alemán e italiano.
Mi abuela lo anotó en el colegio Crandon.
Aprendió español.
Su infancia y adolescencia transcurrió entre Uruguay y Argentina. Conoció a mi mamá Sara en la facultad de Arquitectura.
Tuvo una larga vida que le regaló hijos y nietos.
Ahora, emprendió otro viaje. No a Europa, no en el Conté Grande, partió en un barco celestial. Se encontrará con su mamá Gusta y con su papá Natalio, y estará cuidado para el resto de la eternidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.