El asesinato del joven judío francés Ilan Halimi

                                    El asesinato del joven judío francés Ilan Halimi
Han pasado 15 dolorosos años del asesinato del joven judío francés Ilan Halimi y desde entonces el antisemitismo en Europa va en aumento. El 13 de Febrero del 2006 asesinaron a Ilan Halimi en Paris, Francia por el simple hecho de ser judío.
Halimi durante tres semanas fue secuestrado y torturado por la banda islamista “Banda de los Bárbaros”.
Una mujer fue al negocio donde trabajaba Halimi en Paris, entabló una conversación con él. Finalmente pidió el número de Halimi, que él le dio. La mujer lo llamó la noche siguiente y le dijo que fuera a su apartamento a tomar una copa. Fue atraído a un bloque de apartamentos en las banlieues parisinas donde fue emboscado y secuestrado por este grupo.
Los secuestradores, creyendo que todos los judíos son ricos, se pusieron en contacto repetidamente con la familia de la víctima,  exigiendo grandes cantidades de dinero. Pero la familia Halimi no pertenecían a este estereotipo de judío millonario que muchos antisemitas tienen en mente, al contrario la familia era de una posición modesta y humilde.
La demanda de rescate, inicialmente elevada a 450.000 euros, disminuyó a medida que los secuestradores se ponían más ansiosos con la atención que estaban atrayendo de la policía y los medios de comunicación. Los vecinos sospechosos dijeron que no acudieron a la comisaría por miedo, mientras que otros dijeron que no querían intervenir en un negocio que no era de ellos.
Después de tres semanas y sin éxito en la búsqueda de los captores, la familia y la policía dejaron de recibir mensajes de los captores. Halimi, severamente torturado, más del 80% quemado y desnudo, fue arrojado junto a una carretera en Sainte-Geneviève-Des-Bois el 13 de febrero de 2006. Fue encontrado por un transeúnte que llamó inmediatamente a una ambulancia. Halimi murió a causa de las heridas de camino al hospital.
La policía francesa fue fuertemente criticada porque inicialmente creyó que el antisemitismo no era un factor en el crimen.
Muchos miembros de la “Banda de los Bárbaros” tenían antecedentes penales y habían sido encarcelados. Un total de 27 personas fueron acusadas de participación en el crimen y fueron juzgadas por secuestro y asesinato en 2009. El líder de la banda, Youssouf Fofana, fue condenado a cadena perpetua con un mínimo de 22 años antes de la posibilidad de libertad condicional. La mujer que había atraído a Halimi a su secuestro fue condenada a nueve años de prisión. Dos de sus colaboradores más cercanos, Jean-Christophe Soumbou y Samir Ait Abdel Malek, recibieron penas de prisión de 18 y 15 años respectivamente, y la pena de prisión de Malek se incrementó posteriormente a 18 años tras una apelación. Otros seis condenados por su participación recibieron condenas que iban de 12 a 15 años de prisión, y otros siete recibieron condenas que iban de 8 meses a 11 años de prisión. En 2017, un tribunal de París condenó a Fofana a 10 años de prisión adicionales por otras extorsiones que había cometido.
Seis asociaciones francesas convocaron una manifestación masiva contra el racismo y el antisemitismo en París el domingo 26 de febrero. Entre 33.000 (según las estimaciones de la policía) y entre 80.000 y 200.000 (según las estimaciones de los organizadores) participaron en París, así como miles en todo el país. Miles de judíos de Europa también se manifestaron.
A petición de la familia, sus restos fueron enterrados en el cementerio de Har HaMenuchot en Jerusalén, Israel, el 9 de febrero de 2007.
El asesinato de Halimi es el claro ejemplo de que el antisemitismo sigue entre nosotros, es claro que los judíos son atacados simplemente por el hecho de ser judíos, es necesario erradicar el antisemitismo, esto es un ejemplo horrible a lo que puede llevar tanto odio e ignorancia.
Sources:
Washington Times
The New York Sun
The New York Times
Aish HaTorah

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.