LOS TIBÓNIDAS. FAMILIA DE TRADUCTORES.

LOS TIBÓNIDAS, FAMILIA DE TRADUCTORES.

Pablo Cúneo –

“Quien traduce literalmente es un mentiroso, quien añade algo, un blasfemo”.
Talmud de Babilonia

En la Edad Media el árabe era poco conocido en Europa mientras ocurría lo mismo con el latín en el mundo musulmán. Los traductores judíos fueron claves como eslabón que permitió unir ambas culturas y hacer llegar al mundo cristiano los clásicos griegos que los árabes habían traducido a su lengua así como los autores judíos que escribieron en árabe y que fueron traducidos al hebreo.

La historia recuerda a toda una familia de traductores conocida como los Tibónidas. Yehuda ibn Tibón (1120-1190) fue el primer traductor de la familia conocido como el Padre de los Traductores, vertió al hebreo obras de Ibn Gabirol, Bayha ibn Paquda, Saadia ha-Gaón, Yehuda ha-Levi. Su hijo Samuel tradujo al hebreo “La Guía de los Perplejos” de Maimónides, obras de Aristóteles y de Averroes..
En una carta Maimónides le escribió: “Cuando me llegó tu carta en lengua árabe y hebrea, comprendí su contenido y la belleza de tu estilo. Vi los lugares de nuestro extenso tratado Guía de los Perplejos que te han planteado dudas y aquéllos que te han sorprendido por los errores del escriba. Digo lo mismo que el antiguo poeta: ‘El que conoce a los antepasados puede decir que la grandeza del padre ha pasado al hijo’ “.

Su hijo Moisés también tradujo obras de Maimónides, Aristóteles y Euclides. La familia de traductores continuó con Jacob, bisnieto de Yehuda conocido con el nombre romance de Profeit.

A principio del siglo XVI los descendientes de los Tibónidas viviendo en Provenza se convirtieron al cristianismo ante la disyuntiva de verse obligados a emigrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.