CONSEJOS DE SALARIOS Hay preacuerdo para 43 mil obreros de la construcción

Sunca. Foto: Francisco Flores.

Sunca. Foto: Francisco Flores.

Una reunión bilateral en la noche del viernes entre delegados del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca) y representantes de las diferentes cámaras de la construcción destrancó la negociación salarial y avanzó en un preacuerdo que abarca a unos 43.000 trabajadores del sector. Hay optimismo en todas las partes –Ministerio de Trabajo, empresarios y trabajadores- respecto a que esta semana se pueda firmar el acuerdo.

Para el gobierno de Luis Lacalle Pou es relevante porque sería el primer convenio salarial firmado en su administración pero además se trata de un sector de envergadura que es “dinamizador de la economía”, dijo a El País el subsecretario Mario Arizti.

Se trata de uno de los tres consejos de salarios que quedaron por fuera del período “puente” de un año acordado con el Pit-Cnt y las cámaras empresariales días atrás. La construcción, la salud privada y el transporte de pasajeros pueden negociar con mayor libertad y por fuera de los lineamientos, según se acordó.

A esos sectores se suma el de los frigoríficos, que estaba negociando desde la ronda salarial anterior y al que el Ministerio de Trabajo le presentará una propuesta en los próximos días, según supo El País.

Contenido

El preacuerdo alcanzado “contiene todos los componentes que la asamblea general aprobó para la negociación”, dijo a El País el presidente del Sunca, Daniel Diverio. De todos modos esta mañana el Consejo Directivo Nacional del sindicato -donde hay 35 delegados de todo el país- debe analizarlo y ratificarlo, indicó.

En la negociación del viernes, que duró hasta la madrugada del sábado, hubo un “acercamiento” que permite que la directiva del sindicato lo trate hoy, dijo Diverio.

En la reunión estuvieron presentes dirigentes del Sunca y representantes de las cuatro gremiales empresariales del sector: la Cámara de la Construcción del Uruguay, la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay, la Liga del Este y la Liga de la Construcción. En el Ministerio de Trabajo estaban al tanto de la reunión, que fue afuera de la sede de la cartera.

“Encontramos una fórmula salarial que asegura mantener el salario a lo largo de todo el período, que es lo más importante para nosotros”, indicó Diverio. “En el contexto general del país es de recibo”, explicó.

¿En qué consiste el acuerdo, que aún debe ser ratificado? Es un convenio a 35 meses, desde el 1° de mayo pasado al 31 de marzo de 2023, según dijeron a El País fuentes de la negociación. Por el mes de mayo hay un correctivo que viene del convenio anterior, que es de 3,71% más 12 tickets alimentación que no generan aporte.

En tanto, a partir del 1° de junio los sueldos aumentan 4,20%. Para los aumentos a futuro entra a jugar el número de cotizantes de la industria. “Si el número se mantiene como ahora o sube, hoy hay 43.000 trabajadores, no perderán salario real”, dijo a El País una fuente de la negociación.

Pero además el convenio tienen componentes de “solidaridad con los compañeros sin trabajo, además de avances en las comisiones de discapacidad y género”, afirmó Diverio.

La fórmula aún debe ser ratificada por el Poder Ejecutivo, pero todo indica que no habrá inconvenientes.

Negociación

Hay unos 150 convenios salariales que vencieron el 30 de junio, a los que se les aplicará lineamientos por un período “puente” por un año, acordado el 7 de julio pasado. Eso incluye a unos 600.000 empleados del sector privado, según estimaciones del Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt. Más allá del correctivo por la inflación (con ajustes de entre 2 y 4% ahora en julio), ese acuerdo dice que en enero próximo en esos sectores habrá un ajuste nominal fijo de 3%, salvo para los sectores que en noviembre registren un número de cotizantes igual o inferior al 90% de los cotizantes registrados en noviembre del año pasado. En esos casos, el ajuste recién se aplicará a partir del 1° de abril.

Pero, además, los trabajadores con salarios nominales inferiores a 22.595 pesos recibirán un aumento adicional de 1% que no se descontará del correctivo final. Ese correctivo será por la inflación del año móvil, a la que se le descontará el aumento salarial otorgado en el período y también la caída del PBI en 2020.

La eventual pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores tras esta ronda (que aún no se conoce) será recuperada a partir de enero de 2022 “si la evolución del PBI de 2021 indica crecimiento”, según dice el acta conocida días atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.