Dialogo entre nuestros heroísmos y la Shoa

Foto-Guerrilleros judíos en la II guerra mundial

 

Dialogo entre nuestros heroísmos y la Shoa

 

Dir. Mauricio Zieleniec

Las sensibilidad frente a nuestros seis millones de asesinados en este terrible recordatorio histórico, se integra al relato de nuestra historia, mostrando el peor dolor de nuestro pueblo. Quien no tuvo familiares asesinados por el nazismo, solamente por ser parte del pueblo judío.

Nos rodean 1500,000 ninos asesinados, mas ancianos abuelos, en zonas que prevaleció el racismo y la difamación de una leyenda antisemita como humanos a todos los de pertenencia judía.

Nunca podremos olvidar y dejar de recordar esta terrible injusticia y tragedia. No olvidar y no perdonar esa la consigna.

Pero sin embargo comienzo a cuestionarnos si la identificación hacia las nuevas generaciones no debemos guiarlos junto a otros caminos. Me pregunto porque no destacamos el millón de judíos que se levanto en armas frente al nazismo, porque lo trágico es tema central, frente a nuestro heroísmo.

En nuestras escrituras la vida tiene importancia preferencial frente a la muerte. A mis hijos les enseno la felicidad de vivir.

En las escrituras estuvimos 40 anos en el desierto para que la moral de derrotados o esclavos no llegue a ser parte de Judea. El filosofo Nietzsche comenta que los textos o moral de las escrituras tienen la moral esclava.

Harari, a la vez en su libro De animales a Dioses, sostiene que la inseguridad es la primera reacción que parte de la evolución de los mamíferos, donde el sapiens ha guardado en gran medida parte de esa herencia.

Quizás Moedejai Anilevich debería ser el recordatorio mas importante de los acontecimientos, seguramente juegan o reúnen simbólicamente en su imagen el millón de combatientes judíos contra el nazismo, Entre los alzamientos de los guetos, los guerrilleros, los integrados a los ejércitos aliados desde Rusia, EE UU,Inglaterra, Francia entre otros, incluso desde la propia palestina hubieron brigadas judías que participaron en el conflicto.

Pienso que la vida, la lucha por la libertad, la pudieron simbolizar esos jóvenes de nuestro pueblo. Naturalmente, familias con ninos, abuelos madres no tenían capacidad ni condiciones de acorde a lo que suponían que sucedía.

Quisiera que nuestro recuerdo o mito sea la gloria, sea la creación del Estado de Israel y no la moral de una desgracia.

Reflexionemos que debemos de lanzar como mensaje a la identidad futura a nuestros jóvenes, la vida y el futuro a construir en libertad o una moral de tragedia,

Recordemos en la Tora esta quizás el mensaje, en la tierra prometida entraban los hombres con una moral no esclava, no de tragedia. Por eso los 40 anos que pasamos por el Sinai,

A mas de 70 anos, creo que debemos reflexionar lo que la propia Tora nos ensena, una moral o identidad, sin olvidar ni perdonar, pero privilegiar de ser el único pueblo que subsiste luego de casi 3000 anos y logra restablecer su Estado y hogar nacional, Tenemos gigantescas opciones identitarias,

Es momento de reflexión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.