Bauman y la grieta social

      No hay comentarios en Bauman y la grieta social

Bauman y la grieta social

 

Dir Mauricio Zieleniec

 

Bauman da a entender, los contrastes de nuestra sociedad actual.
Mientras aparece diversidad de segmentos sociales, reclamando sus derechos, la sociedad va perdiendo su unidad frente a la diversidad. Entonces surge un cuestionamiento a los políticos, sindicatos, una falta de representatividad globalizada. El fenómeno continúa con el surgimiento y aumento de nuevas minorías o segmentos sociales, con algunas discriminación y nuevos reclamos.
La grieta se abre, puesto cuantitavamente surgen nuevos nichos de “lucha” o reivindicaciones. Son tantos los sectores reclamantes que ni políticos, ni sindicatos lo hegemonizan. La sociedad reclama todo tipo de derechos, lucha por ellos, pero no aporta “casi” nada en la construcción colectiva de los mismos. Entiendo la diferencia entre el término lucha y construcción de nuevas o viejas opciones.

Estas  apertura sociales, como las diversidades , las redes, la seguridad por barrios, género,  etc. hacen un infinito de solicitudes. Nuestro Homo sapiens reclama, protesta, quiere más; claro estamos en una sociedad de consumo y es consecuente con la misma.
El Neo liberalismo no da soluciones frente a necesidades tan diversas. Destaco el consumo, como herramienta muy trascendente. Necesidades que cuando se paraliza la posibilidad del seguir consumiendo, o no crecen las expectativas en relación a la proyección de mayor consumo, comienzan los problemas, llamados “incendios”. Parecería que un estancamiento en el desarrollo del consumo no es aceptable, frente a las diferencias  GINI, que  no son tan graves como lo primero en lo inmediato.
Salen protestas populares sin claros líderes y con diversas reclamaciones. No todas juntas, por ejemplo: Las de género, seguridad, aborto, casamiento homosexual, etc. La sociedad a medida que se diversifica en distintos objetivos, va perdiendo su unidad histórica y gana el individualismo como deseo y forma de enfrentar la superación deseada.
El populismo de izquierda y derecha intenta captar lo  imposible. Estalla descontento en innumerables países. Junto a más novedosas reivindicaciones.
Los reclamos de derechos, son reclamos solamente donde no especifican construcción ética y sostenibilidad de lo solicitado; la sociedad que acaba siendo cada  vez más líquida o menos sólida.
Nuestro hombre exagera en su individualismo sectorial y la fragmentación social ,  se desarrolla junto con libertades desordenadas, mientras sólo se reclama – con lucha.
No surgen valores sociales colectivos en las luchas; sino al contrario, todo se puede y  desaparece la construción colectiva, frente al reclamo de dichos segmentos.
El colectivo socialista desaparece como opción y el nuevo Neoliberalismo no resuelve la dialéctica social. Los incendios sociales y nuestra desintegración de valores nos rodean.
En esta sociedad de consumo, cada uno es Dios….o rey.

Nos olvidamos que la unidad y la legislación es un elemento progresista, al igual que la libertad y los valores.

Así lo explica bauman antes de su fallecimiento

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.