El turno de Gantz

      No hay comentarios en El turno de Gantz

El turno de Gantz

Post thumbnailBenny Gantz Foto archivo: REUTERS/Corinna Kern

Los constantes conflictos que amenazan desde el exterior al país han hecho creer a los políticos israelíes que el Estado judío es una suerte de invernadero  en el desierto aislado de la naturaleza circundante, o la “mansión en la jungla” como alguna vez lo puso el ex primer ministro Ehud Barak.

Sin embargo, la ola de protestas masivas más o menos violentas que se propaga desde Hong Kong, hasta Santiago de Chile, pasando por Barcelona, Quito, La Paz e incluso Bagdad y Beirut, podría muy bien aterrizar en Tel Aviv y Jerusalén, y destruir esa falsa ilusión, si los políticos no toman en serio a los ciudadanos de a pié y los obligan a acudir por tercera vez en el año a las urnas, gastando innecesariamente otra vez cientos millones de shekels para satisfacer sus necesidades egoístas o para resolver sus grotescas complicaciones con el aparato judicial.

El presidente Reuvén Rivlin, haciéndose eco en lo que cree que es el espíritu de la nación ha propuesto la única alternativa que parece realista: un gobierno de unidad con rotación para el cargo de primer ministro, imitando el exitoso modelo que implementaron en la década de los ochenta los partidos Laborismo y Likud, encabezados por Shimón Peres e Itzhak Shamir, respectivamente.  El gobierno Peres-Shamir replegó a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) estancadas en el desastroso pantano libanés y detuvo la hiperinflación  con un plan de ajuste heterodoxo cuyo éxito permitió plantar las bases para el desarrollo económico que catapultó a Israel hacia el mundo de la alta tecnología, una década más tarde.

El primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, parece haberse atrincherado en un bloque con 55 diputados propios y ajenos -éstos últimos pertenecientes a sus “socios naturales”: los partidos de derecha y ultra ortodoxos- desde donde aparenta empujar al país hacia nuevos comicios generales.

Por el contrario, su rival Benny Gantz, líder de Azul y Blanco, busca romper el bloque de Netanyahu con la amenaza de formar de un gobierno de minoría, apoyado desde afuera de la coalición por las agrupaciones políticas árabes y el partido nacionalista secular Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar).

Mientras tanto,  con su ataque el 14 de septiembre a las refinerías de petróleo de Arabia Saudita, con una mezcla de drones y misiles crucero, Irán y sus aliados han demostrado que ha alcanzado capacidades tecnológicas como para alterar el equilibrio de poder en la región, una cuestión que debería obligar a Israel a recalcular su estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.