Netanyahu hace una nueva propuesta a Gantz para formar gobierno y este la rechaza

Netanyahu hace una nueva propuesta a Gantz para formar gobierno y este la rechaza

Post thumbnailBenny Gantz y Benjamín Netanyahu Foto: GPO Amos Ben Gershom vía Facebook
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, hizo hoy un nueva oferta para formar un gobierno de unidad junto a sus socios de derecha y ultraortodoxos al líder de la coalición Azul y Blanco (Kajol Laván), Benny Gantz, que la rechazó rápidamente.

El mandatario insistió en que Gantz se sume a un “gobierno amplio de unidad nacional”, del que formarían parte los partidos más religiosos.

Netanyahu invitó a Gantz a reunirse y comenzar a negociar la creación de un ejecutivo, y destacó la necesidad de hacerlo de manera urgente por los “desafíos en materia de seguridad” que se le presentan a Israel y que “están creciendo”.

Su propuesta incluyó medidas específicas, como la aprobación de un plan de defensa para los próximos años y cambios en prioridades presupuestarias para invertir más en seguridad, así como buscar una “postura conjunta” para la anexión del Valle del Jordán o frente al plan de paz para palestinos e israelíes que Estados Unidos sigue pendiente de presentar.

Netanyahu también propuso preservar el “statu quo” en materia de religión y Estado y avanzar en un compromiso para el reclutamiento en el ejército de los partidos ultraortodoxos, un asunto controvertido que las formaciones religiosas rechazan y que hasta ahora ha supuesto un obstáculo para formar gobierno.

Gantz rechazó la propuesta de forma casi inmediata y en un comunicado explicó que los ciudadanos no quieren un gobierno con “extremistas”.

Añadió que esperará a que el presidente del país, Reuvén Rivlin, le otorgue el mandato para formar gobierno y comenzar “negociaciones serias” para crear un ejecutivo “liberal de unidad que genere un cambio y restaure la esperanza de los ciudadanos de Israel”.

Agregó que el comportamiento del primer ministro en funciones muestra que su interés “no es la unidad, sino la inmunidad”, en referencia a los cargos de corrupción que enfrenta el mandatario y sobre los que se espera una resolución del fiscal general del Estado en los próximos meses.

Gantz argumentó que ve las cuestiones de seguridad y la voluntad de discutir sobre la relación entre religión y Estado de Netanyahu con buenos ojos, pero lo acusó de anteponer sus propios intereses a los problemas fundamentales que enfrenta Israel.

A Netanyahu le queda una semana para poder formar gobierno y, de no lograrlo, podrá solicitar al presidente una extensión de dos semanas más.

En caso de que Netanyahu falle en todos sus intentos, Rivlin podría otorgar el mandato a Gantz, que tendría 28 días para intentarlo y evitar una tercera ronda de elecciones tras los comicios de abril y del pasado 17 de septiembre. EFE y Aurora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.