Urgente: El presidente Reuben Rivlin encargó Benjamin Netanyahu la tarea de formar un nuevo gobierno

El presidente Reuben Rivlin encargó al primer ministro Benjamin Netanyahu la tarea de formar un nuevo gobierno para el período 22 de la Knesset. Esto acontece en el marco del nuevo informe del conteo final de los votos que otorgó al Likud un escaño adicional, sumando un total de 32, frente a los 33 obtenido por el partido Azul y Blanco de Benny Gantz.

“Acepto la misión que me ha dado”, respondió Netanyahu ante el pedido de Rivlin. “No lo hago sabiendo que tengo muchas posibilidades de formar un gobierno, sino más bien sabiendo que mi incapacidad para hacerlo es un poco menor que la incapacidad del diputado Gantz, dado que ambos somos incapaces de formar un gobierno juntos”, subrayó.

El primer ministro también pidió un gobierno de unidad y que las negociaciones para formarlo se acaben rápido.

“La prioridad es un gobierno de unidad nacional, amplio y rápido”, señaló Netanyahu, que considera que es necesaria una reconciliación nacional.

“Es vital en todo momento, pero ahora especialmente (…) Hemos pasado por una dura campaña electoral en todos los lados y para todos”, afirmó el primer ministro.

Al final de la reunión de Netanyahu con el presidente del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, y ante la imposibilidad de formar un gobierno de unidad, el presidente israelí anunció que el mandato de reunir al gobierno se le daría al presidente del Likud, Netanyahu.

Precedido por la decisión, un intercambio difícil entre el Likud y las partes de Azul y Blanco ante el fracaso de las conversaciones. Netanyahu acusó a Yair Lapid de frustrar los contactos para el establecimiento de un gobierno de unidad, diciendo: “Está haciendo todo lo posible para evitar que Gantz se convierta en primer ministro”.

Según la ley, Rivlin tiene siete días después de recibir los resultados para nombrar a alguien para formar un gobierno, pero optó por seguir adelante sin demora, de acuerdo con una declaración de su oficina el miércoles anterior.

Netanyahu tendrá ahora 28 días para formar un gobierno, con una posible extensión de dos semanas.

Si todos los intentos fallan, Rivlin puede asignar la tarea a otra persona. Después de eso, si 61 legisladores nominan a otro candidato, a ese político también se le dará una oportunidad.

De lo contrario, Israel se dirige a su tercera elección en un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.