FIN DE la era de NETANYAHU ?

      No hay comentarios en FIN DE la era de NETANYAHU ?
Inicio |
imagen del contenido ¿Está llegando a su fin la “era Netanyahu”?
Netanyahu/Xinhua, archivo

ELECCIONES LEGISLATIVAS

¿Está llegando a su fin la “era Netanyahu”?

JERUSALÉN (Uypress) – Con el 95% de los votos escrutados el Likud de Benjamín Netanyahu y sus aliados de derecha perdía la mayoría absoluta del Parlamento.

 

Quien emerge como el gran triunfador es el exgeneral Benny Gantz, líder de la alianza centrista Azul y Blanco y cabeza de la lista más votada. Tras diez años en el poder, la derrota electoral de Netanyahu podría estar anunciando el inicio de su final como líder indiscutido de Israel.

Los dos grandes bloques políticos en que está dividido la Kneset (Parlamento) de 120 miembros, alcanzan prácticamente un empate: 56 diputados para el Likud y asociados (Likud, Yamina -de ultraderecha-, Unión por la Torá y el Judaísmo -ultraortodoxo azkenazí- y Shas -ultraortodoxo sefaradí- y 55 para la centroizquierda y los partidos árabes (Azul y Blanco, Partido Laborista, Unión Democrática y listas árabes).

En esta situación, el presidente del Estado, Reuven Rivlin, un antiguo rival de Netanyahu en el seno del Likud, puede encargar la formación de Gabinete al centrista Gantz si se confirma como líder del partido más votado, o trasladar la oferta al primer ministro en funciones, si el bloque conservador supera al de la oposición.

Quien puede constituirse en el fiel de la balanza es el exministro de Defenbsa Avigdor Lieberman, quien al frente de Israel Nuestra Casa, un partido conservador laico, con sus nueve escaños pueden romper el empate. Según El País de Madrid, el jefe político de los judíos de origen ruso ha sido el único en cantar victoria hasta el momento: su propuesta de campaña en favor de un Gobierno de concentración de centroderecha y sin contar con los partidos ultraortodoxos se presenta como una de las salidas más plausibles para al bloqueo político. “Nuestra única opción es un Gobierno de unidad de amplia base laica y liberal”, enfatizó.

Sin proclamarse como triunfador Netanyahu compareció ante sus seguidores en Tel Aviv y manifestó que intentará formar “un gobierno sionista fuerte” y a advertir del peligro de que surja un “gobierno antisionista junto con los partidos árabes”.

Los resultados finales se conocerán recién en la tarde del jueves.

Para la centroizquierda es difícil formar un gobierno por sí sola, y el líder de Azul y Blanco -al igual que Lieberman- anunció que intentará formar una gran coalición con el Likud. Las condiciones estarán puestas en la conformación de un gobierno laico, en el que los sectores ortodoxos (que apoyan tradicionalmente al Likud) pierdan peso y, sobre todo, envíen a sus jóvenes al servicio militar que es obligatorio para el resto de los ciudadanos israelíes y del que hasta ahora han estado exentos.

La Lista Unida, la alianza de partidos árabes, se transforma en la tercera fuerza del parlamento israelí con al menos 13 bancas, y todo parece indicar que van a ser una vez más el centro de los ataques de Netanyahu.

La participación alcanzó a casi el 70% de los habilitados, en elecciones que no son obligatorias.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.