DESAFIOS PENDIENTES

      No hay comentarios en DESAFIOS PENDIENTES

DESAFIOS PENDIENTES

Bernardo Kliksberg (*)

 

La humanidad tiene por delante una agenda crítica: las metas de desarrollo sostenible 2015/2030 establecidas por las Naciones Unidas. Las 17 metas que encabeza la erradicación total de la pobreza extrema, se dirigen centralmente a incluir a los hoy excluidos. El Foro Político de Alto Nivel 2019 convocado por la ONU, analizó el Informe de seguimiento del grado de cumplimiento de las metas. Mostró avances significativos, también serias dificultades.

 

Tras ellas se hallan entre los factores centrales, el peso de las agudas desigualdades entre países y al interior de los mismos, la incidencia del cambio climático que está agravando las condiciones de vida de grandes contingentes de población pobre, y las discriminaciones que sufren las mujeres, minorías étnicas, la población rural, los LGTB, los discapacitados, y las edades mayores.

 

Entre las cifras mencionadas en el informe se hallan las siguientes que dan idea de la magnitud de los desafíos pendientes.

  • Si bien las cifras se han reducido, hay actualmente 736 millones de pobres extremos.
  • La pobreza extrema es tres veces más alta en las áreas rurales que en las urbanas.
  • Las brechas de pobreza pueden ser muy amplias. Así entre otros países, en la capital de Uganda Kampala, la pobreza es solo del 6%, mientras que en la región de Karamoja es del 96%.
  • Los indicadores de pobreza son superiores en los niños y las mujeres.
  • Las cifras de pobreza infantil son elevadísimas en diversos países de Africa Subsahariana. Son pobres el 90% de los niños menores de 10 años, en países como Etiopía, Burkina Faso, Chad, Níger y Sudan del Sur.
  • El 40% de la población mundial no tiene un lavabo con agua y jabón en su vivienda.
  • El 55% de la población del planeta no tiene acceso a protección social.
  • El 61% de los trabajadores del mundo son informales. Ello implica 2000 millones de personas. La mayoría son pobres. Algunos son continuamente hostilizados como los vendedores ambulantes, y los recolectores de residuos.
  • Entre los que tienen trabajo en la economía formal, hay un grupo significativo que percibe ingresos que los colocan por debajo de la línea de pobreza.
  • Los jóvenes tienen mayor probabilidad de estar desempleados que los adultos.
  • El 20% de los jóvenes están fuera del sistema educativo, y del mercado laboral.
  • A pesar de los progresos hay 750 millones de analfabetos. Dos tercios son mujeres.
  • El 18% de las mujeres sufrieron violencia doméstica en los últimos 12 meses.
  • Las personas con hambre eran 821 millones en el 2017. La cifra superaba a la del 2015, que era de 784 millones.
  • Un problema fundamental es la falta de agua. Se estima que llevará al desplazamiento forzado de 700 millones de personas en el 2030.
  • Las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas invernadero, siguen ascendiendo. Fueron mayores en el 2018 que en el 2017, y en este superaron a las del 2015. El último año 2018 fue el cuarto más caliente desde 1890.
  • 90% de las muertes por desastres se dan en los países de bajo y mediano desarrollo.

 

Hay consenso actualmente en que el crecimiento económico es imprescindible, pero solo no solucionará estos y otros problemas de carencias agudas. Se necesita reducir las altas desigualdades que son una de sus causales, centrales, combatir las discriminaciones, y enfrentar el cambio climático, que tiene efectos devastadores en los más débiles.

 

Como ha señalado el Papa Francisco, “por los pobres se puede y se debe hacer mucho más”.

 

 

(*)         Asesor Internacional. Kliksberg@aol.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.