Bajas en el Partido Socialista a dos meses de la elección

Bajas en el Partido Socialista a dos meses de la elección

A la reciente salida del exministro Roberto Kreimerman, se suma otro problema para el Partido Socialista (PS): la senadora Daisy Tourné decidió bajarse de la lista socialista y no competirá por una banca.

Reunión del Partido Socialista. Foto: Fernando Ponzetto

Reunión del Partido Socialista. Foto: Fernando Ponzetto

La reciente salida del exministro de Industria Roberto Kreimerman del Partido Socialista y del Frente Amplio no es la única sangría que sufrirá el grupo político del candidato oficialista Daniel Martínez. La senadora Daisy Tourné decidió bajarse de la lista socialista y no competirá en las elecciones de octubre por una banca en la Cámara de Senadores.

La decisión la tomó la semana pasada y la informó al secretario general del Partido Socialista, Gonzalo Civila, a través de una carta que le entregó en mano, según informó ayer el programa El Cuarto Secreto de Radio Sarandí y confirmó El País. Tourné iba a ir en el sexto lugar de la lista. Daniel Olesker encabeza la hoja de votación, seguido por Mónica Xavier, después Liliana Queijo, Julio Bango y Enzo Malán.

Exministra del Interior, actual senadora y referente del Frente Amplio, Tourné continuará militando por su partido pero pidió ser excluida de la plancha al Senado.

Según confirmaron a El País fuentes del partido, la decisión se enmarca en el descontento de la senadora con la nueva dirección socialista.

En las pasadas elecciones de autoridades triunfó la corriente ortodoxa, que lideran Civila y Olesker, frente a la otra corriente, conocida como “renovadora”. Esta misma razón fue la que llevó al director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, a abandonar el histórico grupo de la izquierda y aliarse con la diputada Cristina Lustemberg en PAR/Plataforma.

Pero no es la única renuncia al Partido Socialista. Dos fuentes sector comentaron a El País que el dirigente José Norberto Ferreira, un referente de los temas afro para el partido, decidió desafilarse. En su carta de despedida, afirma: “Queridos compañeros y compañeras. Solicito la baja de mi afiliación. Motiva la presente el buscar otro espacio político y de militancia en nuestro FA”.

El miércoles pasado se supo que Kreimerman se alejó del Frente Amplio para incorporarse a Unidad Popular y así encabezar una lista al Senado.

El exministro de Industria le dijo al semanario Búsqueda que abandona el Frente porque sus políticas son “muy parecidas” a las de los blancos y los colorados.

En una entrevista con el programa Fuentes confiables de Radio Universal, profundizó: “Las estrategias del Frente Amplio en general son similares a la de los partidos tradicionales, con diferencias en la parte económica”. Y después agregó: “Viendo las discusiones que se dan y los equipos que asesoran, van a continuar por la misma línea. Por eso uno toma esta definición”.

Dijo que la suya “es una decisión que tiene que ver con el tema del empleo y de la estructura de la producción de Uruguay, que es algo fundamental, y que está determinando que la calidad del empleo esté disminuyendo y el desempleo aumentando”.

Consultado por su llegada a Unidad Popular, contestó que tiene “una gran coincidencia con la lista 565 Compromiso Socialista”, ya que “es sangre joven, es un lugar con un compromiso socialista”.

Quiebre.

El ala moderada del Frente Amplio atraviesa varios problemas en las últimas semanas, y no solo en el Partido Socialista. El viernes se confirmó que el Frente Líber Seregni se quebró por la decisión de Alianza Progresista de retirarse y sumarse a las filas de Mario Bergara.

Alianza resolvió dar un portazo al acuerdo con la lista de Danilo Astori, que iba a llevar a la ministra de Turismo Liliam Kechichian en el segundo lugar al Senado.

El disparador de la ruptura fue el diputado “rebelde” Darío Pérez y el acuerdo electoral que hizo con el senador del Nuevo Espacio Rafael Michelini. Alianza Progresista se opuso a estar bajo el mismo paraguas electoral que Pérez por razones éticas, al cuestionar las reiteradas violaciones de la disciplina partidaria. Como no encontró respaldo en Asamblea Uruguay, que dijo que no era su problema, Alianza Progresista decidió irse del Frente Líber Seregni.

Bergara aseguró que el espacio Progresistas, que conformó junto a Álvaro García (Plataforma), Cristina Lustemberg (PAR) y Fernando Amado (Unir), no permitirá el ingreso del diputado rebelde. Esto implica que Michelini y Pérez quedarán por fuera del sublema que conforma Bergara, a pesar de sus intenciones de integrarse. Asamblea Uruguay sí ingresará al sublema con Bergara, confirmaron a El País fuentes del sector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.