Movilización de masas.

      No hay comentarios en Movilización de masas.

Anna Donner ©®

Hoy mi sobrina de seis años me preguntó cómo nacía una semilla. Le pregunté qué semilla y me dijo “el primer hombre”. Yo le dije que su pregunta estaba referida a los seres vivos, le dije que las plantas son seres vivos. Ella me preguntó si las plantas nos ven y le dije que no, pero que las flores abrían sus pétalos y luego se marchitaban. Le dije que las plantas y los animales son seres vivos, que la vida fue evolucionando… Más tarde, mi sobrinita me dijo que le prestara mi zion. Le dije que no me lo saqué nunca, lo cual es verdad. Y se vino la pregunta :¿Qué es? Le dije que su papá y yo somos judíos y que mi padre (su abuelo) se tuvo que escapar de Europa para vivir. ¿Y por qué lo querían matar?, Porque es judío, ¿y quién lo quería matar?, los nazis, ¿y por qué los nazis querían matar a los judíos?, porque eran malos, ¿Y si Leo se hubiera quedado se habría muerto?, sí.

En estos tiempos de inclusión snob, es bueno volver a las raíces : no estoy en condiciones de juzgar al bueno y al malo pero sí al lacayo hipócrita cancerbero. El que sonríe y te clava un puñal en la espalda. El que te adula y a tus espaldas dice cuánto te odia. El cobarde. El que no encara. El que no se hace cargo. Ahí está el Mal. Esos son los eslabones que usa el tirano. El demonio es, entonces, la ceguera, el fanatismo exacerbado. Si eso se superase, hoy no deberíamos estar discutiendo con snobs de todo tipo, no existirían los grandes lobbies. Todo eso existe, porque nosotros lo permitimos.
No hay mayor enemigo para la sociedad que las movilización de masas ignorantes. Así fue que Hitler llegó al poder. Así es que hoy cualquier delirio de cualquier índole de pronto se convierte en axioma. ¿De quién es la culpa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.