SOBRE LAS CENIZAS DE LA CULTURA. Mayo de 1933: la quema de libros en Berlín.

SOBRE LAS CENIZAS DE LA CULTURA…

Mayo de 1933: la quema de libros en Berlín. 

Lic. Psic. Jorge Schneidermann

Las inquisitoriales quemas de libros perpetradas por el nazismo el 10 de mayo de 1933 en la Plaza de la Ópera de Berlín y otras ciudades de Alemania, denunciarían palmariamente ante el mundo el talante totalitario de los designios del Tercer Reich.

Pocos repararon entonces en que esos flagrantes atentados contra la cultura y el librepensamiento no eran simples bravuconadas estudiantiles sino parte de una malévola estrategia básicamente pergeñada por el ministro de Instrucción Pública y Propaganda Joseph Goebbels, uno de los príncipales artífices de la tragedia que habría de sobrevenir en los años subsiguientes.

Aproximadamente 20.000 obras escritas por insignes figuras representativas de las más diversas expresiones de la ciencia, el arte y el pensamiento filosófico de todos los tiempos como Erich María Remarque, Emil Ludwig, Thomas Mann, Máximo Gorki, Bertolt Brecht, Walter Benjamin, Rosa Luxemburgo, Sigmund Freud, Albert Einstein, Karl Marx (entre otros tantos autores considerados “enemigos del espíritu alemán”), fueron a la sazón reducidas a cenizas so pretexto de “descontaminar” las conciencias germanas de toda influencia judía, comunista o pacifista.

Profético y concluyente, el poeta decimonónico judeo-alemán Heinrich Heine (1797-1856) sentenció alguna vez: “(…) ahí donde se queman libros, se termina quemando también personas”.

Inexorablemente, la historia se encargaría de refrendar sus dichos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.