PESAJ: LA ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD


PESAJ: LA ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD –

Prof. Isi Wolff

Con motivo de Pesaj hablaremos hoy sobre la esclavitud en la antigüedad en general y en la Biblia en particular. Antes que nada es menester entender que en el mundo antiguo de hace tres milenios la institución de la esclavitud era algo común y corriente y cualquiera podía comprarse un esclavo o una esclava como hoy alguien va y se compra un mueble.

La esclavitud no era vista entonces como un fenómeno negativo y condenable. A tal punto era así que en las leyes babilónicas de Hammurabi rey de Babilonia del siglo 18 AEC se estipula que si un padre de familia no puede saldar su deuda con sus deudores tiene la prerrogativa de vender a su esposa o a sus hijos como pago de la misma para que trabajen como esclavos en la casa del deudor y así pagar su deuda.

También esta escrito en el código de Hammurabi que si un esclavo intenta escapar de su amo negándosele su dueño tiene la obligación de castigarlo cortandole la oreja. (Leyes numeros 117 y 282 ) En cambio leemos en Deuteronomio 15 vers 12 hasta el 18 asi :

“…Si se vendieren como esclavos a ti tu hermano hebreo o tu hermana hebrea permaneceran a tu servicio durante seis años y en el séptimo les dejaras en libertad y al liberarlos no les dejaras irse con las manos vacías sino que los proveerás generosamente de tus rebaños de tu granero y de tu lagar.Lo harás partícipe de los bienes con que el Eterno tu Dios te ha bendecido y de ese modo recordaras que siervo fuiste en la tierra de Egipto y que el Eterno tu Dios te libro de allí .Por eso te ordeno que hagas esto…

Es decir que la Torah reconoce que no puede abolir del todo la esclavitud ya que en aquella época o sea en el siglo 13 AEC de acuerdo a la narrativa masoretica y en el siglo 7 AEC de acuerdo al analisis de la crítica bíblica emprendida por Julius Wellhausen en el siglo 19 en Alemania, la realidad económica y social no lo permite ya que en aquella sociedad rural pre feudal si una persona perdía su terruño a razón de una deuda debia venderse como esclavo para pagarla pero por otro lado la reduce a solo seis años debiendo el esclavo liberado recibir plena indemnización por sus años de esclavitud y se trata de un siervo y no de un asalariado.

Al asalariado de acuerdo a lo escrito en Levitico 19 versículo 13 directamente está prohibido retenerle o demorarle el pago diario por su trabajo hasta la mañana siguiente.

La misma ley con algunos cambios existe también en Éxodo 21 versículo 2 al 11 y en Levítico 25 versículo 39 al 46.

Tanto repudia nuestra Torah a la esclavitud que establece que si el esclavo liberado en el séptimo año no quiere liberarse por amor a su amo o sea por amor a su condición de esclavo se le debe agujerear la oreja con un punzón para marcarlo y humillarlo en público como un ser que rechaza su libertad.

En el código de Hammurabi la marca en la oreja del esclavo era para castigarlo por querer rebelarse y ser libre y contrariamente en la Torah es para marcarlo como alguien que promueve la esclavitud como algo positivo.

En esta comparación se ve a las claras que las diferencias entre monoteísmo y politeismo no son meramente aritméticas en el número de dioses que hay en cada uno de estos sistemas religiosos sino también sociales, morales y de contenido.

El monoteísmo ético es claramente progresista casi moderno valga la pena el anacronismo y el politeismo idolatra es retrógrado y conservador.

Y ni que hablar que la legislatura social monoteísta de la Torah cuya narrativa historiosófica nacional desmitificada es que el Pueblo de Israel tiene sus orígenes en la esclavitud .que su mito historiosfico generador es la esclavitud en Egipto y la liberación a manos de Dios por medio de Moisés es mucho más de avanzada que varios así llamados progres de hoy ,que en nombre de un falso socialismo mesiánico e intransigente, de un capitalismo neo-liberal cerdo y explotador,de un nihilismo total y un secularismo idiota e inhumano se alían con los mas recalcitrantes fanáticos fundamentalistas religiosos para defenestrar a sociedades avanzadas con leyes sociales igualitarias para todos, sin ver que sus propios pueblos están hundidos en una total y sórdida miseria ,indigencia y extrema pobreza donde los cartoneros, los desocupados,los trabajadores en negro, los mendigos son, ironía aparte, moneda corriente.

El Pueblo Elegido del Libro , renacido hoy de las cenizas holocausticas de cámaras letales en un pujante y moderno estado surgido de las mismísimas páginas del Libro De Los Libros debe continuar estando comprometido también hoy con ese sublime mensaje de libertad y justicia social,que nos sigue gritando desde el fondo de la Historia su legado milenario aquel versículo del Deuteronomio cap. 16 versículo 20 : “Justicia Justicia perseguirás para que vivas y poseas la Tierra que el Eterno tu Dios te dio en heredad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.