Pesaj en recetas milenarias

Se acerca nuevamente la celebración de Pesaj

 

Anette Grauer

Todos los preparativos, que siempre son importantes, la limpieza de jametz y la elaboración de todas las comidas para la celebración y toda la semana
Dónde nos reunimos, quienes vienen.
Y lo más importante celebrar.
Celebrar la libertad de nuestro pueblo.
Nuestra propia libertad, que en cuanto la tenemos a veces no la valoramos.
Incluso a veces la perdemos siendo esclavos de nosotros mismos.
Da para pensar no ?
Y esta bien, detenernos a pensar sobre nuestra propia libertad, y trasmitir a nuestros hijos, ese poder que gracias a Dios tenemos de la libertad, y que no siempre fue así.
Uds., se preguntarán que tiene que ver esto con las recetas de Pesaj.
Tal vez nada, aunque todo tiene que ver con todo.
Cuando nos sentemos a la mesa y leamos o no la hagada de Pésaj, al levantar las copas recordemos a nuestros antepasados que quizás no pudieron hacer lo mismo.
Celebremos comiendo cosas ricas, hechas en casa, con amor para nuestra familia. Amén.

 

Y ahora la receta
Lo que no debe faltar en Pesaj.
Sopa de pollo con kneidalaj.
Para el caldo de pollo
Huesos de pollo
Apio
1 cebolla
3 zanahorias
2 zapallitos
Sal, pimienta
Perejil.

Para los kneidalaj
4 huevos
1 cebolla
1/2 taza de aceite
1/2 taza de agua mineral
Sal, pimienta
2 tazas de harina de matza.

En una olla grande ponemos los huesos de pollo con unos 6 LTS de agua fría.
Llevamos a hervor.
Luego agregamos las verduras, los condimentos y dejamos cocinar unas 2 horas.
Apagar el fuego y dejar enfriar.
Retirar la grasa del caldo, reservar las verduras y colar el caldo , para retirar los huesos completamente.
Mientras tanto preparamos los kneidalaj.
Picamos la cebolla chiquita y la rehogamos en el aceite.
Aparte mezclamos los huevos con el agua mineral, los condimentos y el harina de matza. Debe quedar una masa medio  blanda, ya que luego la matza se hincha y quedarían muy duras al cocinarlas.
Si fuera necesario agregamos un poco más de agua
Agregamos la cebolla frita. Mezclamos bien. Firmamos las bolitas de matza ( kneidalaj) con las manos húmedas.
Ponemos a hervir el caldo en una olla ,con algunas de las verduras que habíamos reservado,y vamos colocando los kneidalaj en el mismo. Dejamos hervir unos minutos y servimos.
Ya está !!!
JAG HAPESAJ SAMEAJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.