Hummus, falafel y shawarma Tres milagrosas exquisiteces israelíes

Hummus, falafel y shawarma
Tres milagrosas exquisiteces israelíes

Si visitas Israel no te puedes quedar sin probar la fórmula milagrosa de la felicidad y el bienestar, el popular “hummus con tjina” es una comida completamente vegetariana, muy nutritiva, baja en grasas y libre de colesterol y muy rica en proteínas y fibras. Se sirve habitualmente como desayuno y es un puré hecho a base de garbanzos cocidos, jugo de limón, “tjina” o pasta de semillas de sésamo y aceite de oliva y puede llevar además ajo, comino y pimentón como condimentos. Se sirve en un plato y a temperatura ambiente, acompañada con pan de pita y vegetales crudos para “mojar” en el “hummus”. En árabe, “hummus” significa lisa y llanamente “garbanzo”.

Científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén acaban de descubrir, que los garbanzos tienen grandes cantidades de un aminoácido llamado triptófano, un precursor de la serotonina que actúa como neurotransmisor sobre el sistema nervioso y el cerebro produciendo una sensación de felicidad y de bienestar.

Un bajo nivel de triptófano se relaciona con la depresión, la anorexia y se ha encontrado en muchos pacientes suicidas. Este aminoácido se está empezando a utilizar, también, para la reducción de dolores corporales y el dolor asociado con el cáncer. El triptófano combate el insomnio, el estrés y la hipertensión sanguínea.

También los populares “falafel”, hechos de una pasta de garbanzos mezclada con hierbas y especias en forma de bolitas que se fríen y se ponen dentro del típico pan de pita, junto a verduras, morrones y aceitunas, aderezadas con una pasta de sésamo o “tjina” y con una salsa muy picante o “jarif” de un acentuado color rojo.

El “falafel” es un milagro gastronómico al que los nómades e inquietos israelíes se han encargado de difundir y universalizar alrededor del mundo, especialmente en las populosas barriadas de Nueva York o en algunas tradicionales zonas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El “shawarma” es una comida típica del Medio Oriente, preparado con delgadas láminas de carne de cordero, de pavo o de pollo asada en un asador vertical, degustada en un pan de pita, “lafa” o al plato junto con ensaladas, encurtidos, “hummus”, “tjina” y el exótico “amba” que es un condimento oriental con un gusto y aroma excepcional.

Todas estas delicias son servidas en un pan árabe horneado denominado “pita” que es redondo y chato, hueco al ser cortado, lo que lo vuelve ideal para rellenarlo y preparar una gama infinita de sándwiches, como así también para sumergirlo en una gran variedad de salsas y aderezos.

También es popular el pan sirio-kurdo llamado “lafa”, que es una delgada hoja de masa como papel, que permite envolver el contenido del sándwich en el pan, como si se tratara de un papel para embalar.

Estos son los manjares más preciados de todos los tiempos, los más deliciosos, nutritivos y saludables del mundo: el hummus, el falafel y el shawarma que Israel ofrenda generosamente a todos los países del mundo, no dejes de saborearlos.

“Beteabon Leculam”
“Buen apetito para todos”

Guido Maisuls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.