UN LIBRO QUE HACE LA DIFHERENCIA

      2 comentarios en UN LIBRO QUE HACE LA DIFHERENCIA

UN LIBRO QUE HACE LA DIFHERENCIA.

(Pablo Cúneo).

La difherencia. Sobre filiación y avatares de la ley en Occidente, de la filósofa y escritora Diana Sperling  ha visto la luz este año, lo que considero un verdadero acontecimiento para pensar la contemporaneidad y el futuro que se avecina. Es un libro que trata sobre la filiación y la escritura  que recorre con solidez intelectual a los grandes pensadores de Occidente teniendo como eje central la tradición judía.

La difherencia es un libro filiado, no creo equivocarme si digo que Diana Sperling es hija de Spinoza y de Kant, de Freud y de Benjamín, y fundamentalmente de la tradición textual judía.

¿Por qué la filiación hoy? Tal vez porque lo que se despliega en la actualidad a través de los medios técnicos acompasados con un sostén ideológico es la creencia de que puede haber filiación sin padre. La autora muestra cómo la filiación es contraria al parricidio y al filicidio, este último con toda su dinámica sacrificial; cómo la filiación no tiene nada que ver con un ciclo natural sino con la inscripción del sujeto con su cuerpo en una legalidad.

¿Por qué la escritura hoy? Porque la escritura hace posible la inscripción de esa legalidad como función paterna desde la noche de los tiempos. Escritura y padre, temas que la autora desarrolla en forma fascinante mostrando las diferencias entre el mundo griego representado por  Platón con su mito del origen de la escritura, con lo que este implica en relación a la memoria y al olvido, así como a la ausencia del autor-padre para defender lo escrito, y la tradición judía que marca en el cuerpo la letra del padre. Ya el mismo título del libro La diferencia con h muestra que es ahí, en el nombre además de en la carne, donde la letra marca la presencia paterna haciendo posible la filiación en la tradición judía. Es que Abram padre de las alturas se transforma en Abraham padre de las multitudes, llevando en su nombre la letra H como marca de la presencia de YHVH.

Entre lo griego y lo hebreo, siempre en un diálogo fecundo con Freud, la autora retoma la pregunta de este: ¿Qué es un padre? “Todo padre es un intérprete”, nos dice Sperling, señalando la relación entre filiación  y  escritura en tanto la transmisión supone una lectura e interpretación, no una mera repetición. Quien hereda debe interpretar: ”…la tradición es verdadera, en tanto está permanentemente sujeta a una interpretación que la vuelve a poner en marcha”. Es una forma simbólica a su vez de matar al padre, de  partir para llegar a un nuevo lugar.

En este último sentido la autora nos trae un relato donde Dios haciéndole recorrer a Moisés el futuro lo hace llegar a donde un sabio imparte una clase mil años después de su muerte: “Moisés se sienta en el último banco, escucha atentamente pero no comprende, de modo que le pregunta a Dios: ‘¿Quién es ese hombre, y qué dice?’ La respuesta divina es asombrosa: ‘El maestro –le dice- es el hombre más sabio de la época (Rabi Akiba) y lo que enseña es tu Ley’ “.

Me parece que este maravilloso relato resume lo expuesto hasta aquí entre filiación y escritura, entre herencia, transmisión, lectura e interpretación. La filiación es un hecho simbólico, hace a un relato y a su transmisión, no a la biología y a la naturaleza.

La obra de Pierre Legendre ocupa un lugar muy importante también en el libro de Sperling en cuanto al aparato y ordenamiento jurídico y al concepto de Referencia que hace posible el andamiaje filiatorio, pero querría destacar un aspecto que la autora toma de él y es la “concepción carnicera de la filiación” del nazismo. No es casual entonces que en su destructividad filiatoria el nazismo basado en conceptos biológicos de raza, tierra y sangre la haya emprendido para borrar de la faz de la tierra el nombre judío. Es que la invención judía fue justamente la de crear aquella metáfora paterna en la que el propio Occidente se ha apoyado desde su mismo origen.

Simplemente unas notas que apuntan a señalar un libro necesario y valiente  a contrapelo de un tiempo y un mundo cada vez más fragmentado y violento.

2 pensamiento sobre “UN LIBRO QUE HACE LA DIFHERENCIA

  1. Tamara Dolgiej

    Excelente presentación de un libro que en su lectura invita a redescubrir lecturas hechas y pensarlas junto a otras que se van proponiendo como nuevos mundos, generando horizontes.
    Muy interesante el contrapunto entre el Edipo griego, el judío y el cristiano.
    Ya causada y encausada a leer tus textos, también citados entre sus referentes.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.