La colectividad judía japonesa

      No hay comentarios en La colectividad judía japonesa

Japón

En la actualidad viven en Japón aproximadamente 600 judíos, en los centros históricos de Kobe y Tokio. Los primeros colonos judíos (en su gran mayoría comerciantes de los Estados Unidos, Gran Bretaña y Polonia), llegaron a Japón en 1861. Se establecieron en Tokio y se mudaron a la ciudad costera de Kobe luego del gran terremoto de 1923. Uno de los primeros residentes judíos fue Rafael Schaver, un empresario norteamericano que fundó Japan Express, el primer periódico del país en idioma extranjero. Algunos de sus descendientes todavía viven en Kobe.

Chiune Suguihara

Una segunda comunidad judía en Japón surgió en 1880 en Nagasaki, construida por judíos que se escaparon de los pogromos en Rusia. La comunidad de Nagasaki rápidamente se convirtió en la mayor comunidad de Japón con alrededor de 100 familias. Durante la guerra ruso-japonesa de 1904-5, la comunidad huyó, cediendo su rollo de la Torá a sus hermanos en Kobe. (Un miembro famoso de la comunidad judía de Nagasaki fue Josef Trumpeldor, quien perdió un brazo en la guerra ruso-japonesa. Trumpeldor luego desarrolló las fuerzas de defensa judías en lo que pronto sería el estado judío).

La comunidad judía de Kobe siguió floreciendo durante la primera mitad del siglo XX, atrayendo inmigrantes de Rusia, Iraq, Siria y Europa Oriental. Durante la Segunda Guerra Mundial, el cónsul general de Japón en Lituania, Chiune Suguihara, emitió visas para 2.000 judíos, enviándolos a través de Kobe. Al llegar a la activa ciudad portuaria japonesa y ver que allí había una floreciente comunidad judía, muchos judíos decidieron asentarse en la ciudad. En la actualidad sigue existiendo una pequeña comunidad judía. Hay una sinagoga y a menudo efectúan comidas comunitarias en Shabat.

La comunidad judía de Tokio es más reciente, data de 1950 cuando los extranjeros comenzaron a llegar al país para ayudar a su reconstrucción. En 1952 se estableció un centro judío en Hiroo, el distrito central de Tokio. Allí se hablaba en idish, lo que permitía que los judíos de diversos países pudieran comunicarse. Un centro mayor fue reinaugurado en el año 2009, para asistir a aproximadamente 120 familias en la capital.

 

Aish Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.