Líbano: un túnel de Hizbolá en la misión española se encontró

Líbano: un túnel de Hizbolá en la misión española

Líbano: un túnel de Hizbolá en la misión española

Publicado por 

 

La misión española en Líbano con la ONU, en la frontera con Israel, tiene un denominador común: la tensa calma como preludio a un gran estallido de violencia.

España lo sabe bien. En 2007, seis «cascos azules» españoles murieron tras un atentado de la organización terrorista Hizbolá; en 2015, el cabo Francisco Javier Soria murió tras un ataque con proyectiles del Ejército israelí a la posición española en el puesto de vigilancia fronterizo 4-28 (fue una respuesta a un ataque previo con cohetes de Hizbolá).

Entre dos fuegos y con la creciente influencia desestabilizadora de Irán en el tablero de Oriente Medio, la misión española en la base Miguel de Cervantes (Marjayún) conoció esta semana la existencia de un túnel cavado por Hizbolá en su misma zona de vigilancia. «El objetivo es trasladar la táctica de guerrilla de Hamás en Gaza a este otro escenario caliente en la frontera norte de Israel», explican a ABC fuentes militares no oficiales. Mismo modus operandi de los enemigos de Israel. Al sur y al norte.

 

La noticia se dio a conocer el pasado 4 y 6 de diciembre, cuando el Gobierno de Israel informó, a bombo y platillo, sobre la existencia de los dos túneles entre las localidades de Ramyeh (Líbano) y Za’rit (Israel) y Kafer Kela (Líbano) y Metula (Israel), éste último en el sector Este, en la zona de control donde España despliega unos 600 militares.

40 metros en territorio israelí

«Tiene una longitud aproximada de 120 metros en territorio libanés y 40 metros en territorio israelí. Aprovecharon una fábrica de cemento existente para iniciar el túnel», explican.

«Primer vídeo dentro del túnel de ataque construido por Hizbolá desde Líbano hacia la ciudad de Metula en Israel» o «Unifil tiene que profundizar sus actividades para verificar la implantación de las resoluciones 1701 y 1559 del Consejo de Seguridad» fueron algunos de los mensajes que colgó en su cuenta de Twitter el portavoz de la Embajada de Israel en España, Yoav Katz.

Desde Israel no se esconde el descontento con esta misión de la ONU, creada por el Consejo de Seguridad en 1978 pero reforzada en 2006 tras la guerra entre Israel e Hizbolá. Se pide que se ataje la creciente influencia de Hizbolá y su estrategia de construir infraestructuras subterráneas de cara a un futuro conflicto bélico. «En Oriente Medio a veces hay que elegir entre lo horrible y el desastre. Y quizá es hora de que la misión de la ONU y el propio Ejército libanés se centren en la primera de las opciones e impidan la expansión de esos túneles de terror», subraya una fuente diplomática israelí.

La resolución 1701 de la ONU -impulsada tras la guerra de 2006- sirve de base jurídica para la misión. En ella se pide expresamente el desarme de todos los grupos armados en Líbano que implica Hizbolá, el «partido de Dios». Algo en la práctica muy difícil de llevar a cabo, máxime cuando este grupo chií ha participado activamente en la guerra de Siria ofreciendo su fuerza a Bashar el Assad. El retorno de estos combatientes es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta ahora la misión de la ONU, y con ella el contingente español.

En los próximos días Israel podría anunciar el descubrimiento de una decena de nuevos túneles. Una amenaza, que unida a la «lluvia de misiles» junto a la frontera de Gaza, podría desencadenar un nuevo estallido de violencia. La calma siempre es tensa en Líbano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.