VALENTÍA: LA ESENCIA DE LA HEROICIDAD

 

VALENTÍA: LA ESENCIA DE LA HEROICIDAD

Se nos presenta en la lengua hebrea la particularidad de que no hay dos palabras diferentes para designar estas dos nociones: tanto una como la otra se significan con el término גיבור (GUIBOR), que curiosamente proviene de la raíz ג.ב.ר, la cual forma una palabra en sí que significa “hombre”, “caballero” o lo que comúnmente denominamos “tipo”. No es una idea exclusiva del sexo masculino; también se presenta la “גברת”, la dama, la señora; en términos coloquiales, que no tienen por qué ser peyorativos, la “tipa”.

Remitámonos nuevamente a la idea anterior: “valiente” y “héroe” se dicen igual. ¿Por qué se presentará esta sinonimia en el hebreo? ¿Acaso es lo mismo un héroe que alguien valiente, un triunfador que alguien arrojado? ¿Es lo mismo una persona que obtuvo la victoria que alguien audaz pero derrotado? ¿Qué subyace a esta aparente confusión?

Convengamos que para ser héroe, primero hay que demostrar valentía; laheroicidad no es fruto del azar, es el resultado de la tenacidad y el talento de quien la obtiene. Entonces, en esencia, héroe no es necesariamente quien haya salido triunfante de una lucha, en el sentido más amplio de lo que significa esta palabra, sino el que haya sabido desplegar audacia, valentía, arrojo; el que haya demostrado ser capaz de enfrentar las circunstancias en vez de retraerse ante ellas. A lo largo de la historia, ha habido muchos perdedores triunfantes y tantos ganadores derrotados…

De esta misma etimología se forma el verbo להתגבר que significa “superarse”. En el hebreo, la noción de la superación no está asociada al triunfo sino a la idea del propio ser humano. Al ser un verbo reflexivo, el acto implica que el sujeto haga algo sobre su propio ser: básicamente, superarse significa armarse de valor para encarar los desafíos que se presentan en la realidad; así es como pasará de ser “guéver” a “guibor”, de un simple tipo a un héroe de verdad, tal como en el español, en que un “hombre que es valiente” demuestra “hombría”.

Se preguntan los maestros del Talmud: “¿Quién es valiente? El que conquista su instinto”.

Tal vez sea ese el verdadero significado de la heroicidad.

Rodrigo Varscher

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.