Menu

Seccional 20 del Partido Comunista: 46 años de la masacre

Seccional 20 del Partido Comunista: 46 años de la masacre

Seccional 20 del Partido Comunista: 46 años de la masacre

 

MONTEVIDEO (Uypress) – Se cumplen 46 años del asesinato –aún impune- de los ocho militantes comunistas en la Seccional 20 de la organización, en el Paso Molino.

 

En un operativo de las Fuerzas Conjuntas montado en la madrugada del 17 de abril de 1972, en medio del clima de gran tensión por los atentados del Movimiento de Liberación Nacional (Tupamaros) del 14 de abril y de la respuesta de las Fuerzas Conjuntas con varios muertos, los militares fusilaron a los ocho obreros comunistas que se encontraban en el local partidario.

"En la madrugada del domingo 16 se suceden casi simultáneamente, entre las 4.00 y las 4.30, once atentados con explosivos y ametrallamientos. Fueron atacadas las fincas de los Dres. Juan José Crottogini, Carlos Quijano, Carlos Martínez Moreno y otras personalidades políticas y culturales, además de una iglesia y el local del Seccional 18 y 24 del PCU", señalaba una crónica del diario El Popular de la época.

A la madrugada siguiente, un operativo militar acabó con la vida de Luis Alberto Mendiola, Raúl Gancio, Elman Fernández, Justo Sena, Ricardo González, José Abreu, Rubén López y Héctor Cervelli, los ocho comunistas de la 20.

José D'Elia el entonces Presidente de la Convención Nacional de Trabajadores, la CNT relata así el impacto por ese crimen:

"Primero fue una sensación de aturdimiento. Como si nos costara un siglo comprender lo ocurrido. En una operación que comenzó en la madrugada del 14 de abril los Tupamaros ametrallaron a dos policías, un oficial naval y un ex subsecretario del Ministerio del Interior. Cuando logramos sobreponernos del shock inicial supimos que varios legisladores recibieron actas con las declaraciones de Bardesio, su foto y un casete grabado con su voz. Ahí acusaba a los ajusticiados de haber creado al Escuadrón de la Muerte. Ese mismo día las Fuerzas Conjuntas localizaron diversos locales clandestinos del MLN, los allanaron a sangre y fuego, y ultimaron a ocho guerrilleros." (Del libro José D'Elía: Memorias de la esperanza Tomo II pag. 87, 88, de Jorge Chagas y Gustavo Trullen).

El ataque a la Seccional 20 fue precedido del asalto por parte de efectivos policiales y militares sin uniformes, identificados por brazaletes amarillos, al local del Comité Central del Partido Comunista, en la calle Sierra 1720, donde se desarrollaba una actividad de los estudiantes universitarios con 500 asistentes. Los agresores entraron armados y disparando, tiraron al piso a las centenares de personas. La cantidad de gente que encontraron fue notoriamente una sorpresa y mientras revisaban el amplio local llegaron el presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Gutiérrez Ruíz, del Partido Nacional, y el diputado comunista Jaime Pérez, que tuvieron una dura conversación con los atacantes.

Estos ya habían seleccionado una veintena de personas que habían apartado del conjunto. Todos los consultados en ese momento coinciden que ese grupo estaba destinado a ser fusilado, como posteriormente sucedió en la Seccional 20ª.

 

La siguiente es una semblanza de los ocho asesinados, a partir del libro Los fusilados de abril, de Virginia Martínez.

Luis Alberto Mendiola

"Tiene 46 años y casi los mismos de comunista. Todos lo recordarán por su alegría y por su compromiso sin límites con la causa partidaria sólo comparable a su pasión por la pesca, los niños y un saber de enciclopedia en materia de plantas e insectos.
Mendiola es un militante profesional, funcionario del Partido Comunista. Su tarea principal es la difusión del diario y el reparto de materiales de propaganda que lleva a las fábricas, los comités y sindicatos.
Le dispararon seis veces. El primer balazo es en la cabeza. La bala lo hiere pero no penetra. El segundo balazo le destroza la cara y sale por la nuca. Los otros disparos son en el hombro, en un brazo y en las piernas. La autopsia registra además que hay en su cuerpo 'heridas raras', cortantes como de un arma blanca."


Elman Fernández

"El muchacho rubio se llama Elman Fernández y hace diez años que esta afiliado al Partido Comunista. Su padre era violinista de la Orquesta del SODRE y le eligió el nombre en homenaje a Mischa Elman, el famoso violinista ruso. Estudió violoncelo en el Conservatorio Nacional de Música. Cuando el padre murió abandonó la música como actividad profesional. También fue boxeador en el Club Atlético Peñarol y aunque dejó el deporte sigue entrenándose con el hermano.

Los compañeros dicen que era un maestro con el violín: "Tenía un físico privilegiado, era inmenso, fuerte, no podías creer que con esas manazas tocara el violín. Un muchacho callado, tierno, como que el carácter no correspondiera a ese cuerpo tan grande recuerda Julio Echeveste.

Elman Fernández es funcionario del Partido Comunista. Le ofrecieron ser sereno del Seccional. Aceptó la propuesta.

"... muere al lado del seccional, en la puerta de la casa de Esteban Benlián. El primer balazo, en la pierna, lo hace caer. El segundo balazo, en la cabeza, lo mata."


Raúl Gancio

"Trabaja desde los 11 años en la fábrica de vidrio CODARVI. Es el contacto del Partido Comunista con la Federación del Vidrio. 'Tenía muy buena relación con la gente."

Raúl Gancio tiene 37 años y una hija pequeña a su cargo. Le disparan una sola vez. La bala lo hiere en el vientre y cae. Agoniza durante toda la noche desangrándose. Pide que lo atiendan, pide por su hija, pide que no lo dejen morir." 


Justo Sena

"Puedo mirar a un curtidor, a un textil, a un obrero cualquiera y ver a Cacho Sena. Así era él"....
"Sena siempre estaba en todo"
A Sena le dispararon tres veces. La primera bala, que le da en el pecho, lo tira hacia atrás. Cae y le dan un balazo en el vientre. Lo rematan en el suelo pro todavía no muere. Con una hemorragia interna llega hasta el amanecer." 


Ricardo González

"Vive con los padres y con Mirta, la hermana menor, en La Teja, en una casa que la familia no ha podido terminar de construir. Trabaja desde los 13 años. Empezó haciendo un reparto de pan en bicicleta y luego aprendió el oficio de panadero. Desde hace unos años es maestro de pala en una panadería del barrio.
... Cumplió 21 años. Tiene novia y un oficio. Hace dos o tres meses que se afilió al Partido Comunista. En pocas horas va a morir de un balazo que le disparan en la nuca desde muy cerca, y que lo mata en forma instantánea" 


José Abreu

"Es Metalúrgico. Trabaja como peón en la sección moldeado de Nervión Tiene 37 años. En 1969 se afilió al Partido Comunista. Tiene cuatro hijos y una mujer joven, de 22 años. En un terreno en el kilómetro 29.800 de la ruta 1, está construyendo su casa

... un balazo en el pecho le perfora el pulmón. Cuando ya está caído en la calle le disparan otra vez. Intenta moverse. No puede. La bala le ha atravesado la médula espinal, y le paralizó las piernas. Se arrastra. Se resiste a morir. Finalmente, unas horas más tarde, la muerte lo vence." 


Ruben López

"Es difícil pensar que estuviera en el local esa noche sin ser un militante activo. Los compañeros no tienen recuerdos de él y los vecinos dicen que pasaba todo el día allí porque trabajaba cerca y no tenía familia.
Ruben López muere con la campera que le prestó El Gallego Buño. Primero le dan un tiro en la nuca y cuando cae lo rematan de un balazo en la cabeza." 


Héctor Cervelli

"El 28 de abril de 1972 muere en el Hospital Militar. El Torito, como le llamaban sus compañeros, era obrero metalúrgico y fue uno de los fundadores del sindicato de los obreros metalúrgicos, la UNTMRA. Vivía en Pueblo Victoria. Comenzó a trabajar a los 9 años como repartidor de leche y luego entró en una fábrica. En abril de 1972 llevaba 20 años en la sección moldeo de la fábrica Nervión y hacía diez años que estaba afiliado al Partido Comunista.
Cervelli estaba con José Machado dentro del local, junto a la puerta de acceso. Fue el primero en salir. Machado lo vio caer, después un balazo en la cabeza lo derrumbó también a él.
Los dos hombres quedaron tirados frente al Seccional hasta que una ambulancia los trasladó al Hospital militar."

Rodney Arismendi, secretario general del PCU y diputado por el Frente Amplio, dijo en la Asamblea General: "Han caído ocho obreros sin armas, siendo asesinados con tiros en la nuca, ejecutados, y, más todavía: algunos murieron desangrándose en la calle, donde los dejaron estar largo rato sin llevarlos al hospital y sin auxiliarlos, a pesar de que tenían las ambulancias a disposición".

El ataque al local comunista fue interpretado por muchos como un intento del gobierno de provocar una respuesta armada por parte de los comunistas, lo que hubiera justificado un baño de sangre sin precedentes y el aislamiento de la organización de las luchas que llevaba adelante en el movimiento de masas y el Frente Amplio.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba