Menu

Esteban Valenti: “Este ya no es el Frente Amplio”

Esteban Valenti: “Este ya no es el Frente Amplio”

Las 40 de Esteban Valenti: “Este ya no es el Frente Amplio”

montevideo.com.uy

“Por primera vez en el Uruguay la izquierda lleva la mochila de la corrupción”, dijo el ex hombre de confianza de Danilo Astori. Por Gerardo Tagliaferro.

 

2017-07-25T00:00:00

2017-07-25T00:00:00

Lo acusaron de casi todo. Desde fuera pero, fundamentalmente, desde dentro. Muchos de sus ex compañeros del Partido Comunista y también muchos de otros sectores de la izquierda. Que traficaba diamantes, que operaba en las sombras para uno o para el otro, que usó sus contactos en el poder en beneficio propio, que filtraba información, que esto y que lo otro. De todos los bazucazos salió indemne. Parece incombustible.

Y ahora el que acusa es él. Desde hace un buen tiempo la emprendió contra Sendic. Fue algo así como un pionero en el "bullying" -Vázquez dixit- contra el vicepresidente. Sus disparos contra lo que considera "el perno" del proyecto político-electoral del MPP y sus aliados fueron ampliando el radio hasta alcanzar -con mucha menor intensidad, cierto- al propio Astori y últimamente al mismísimo Vázquez. "Qué difícil es defender a este gobierno", tituló una de sus últimas columnas en este portal.

Es Esteban Valenti. Periodista, publicista, escritor de ensayos y novelas, cráneo de la campaña que le valió al PCU la votación más grande de su historia en 1989, jefe del aparato militar de ese mismo partido en Buenos Aires años antes, exitoso empresario con vínculos por todas partes, ex hombre de confianza de Astori y Vázquez, duro polemista que no da ni pide tregua. Todas esas cosas y muchas más.

Por Gerardo Tagliaferro
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

1) En una entrevista de 2010 me dijiste que "el proceso de acumulación de la izquierda iniciado en 1971 se estancó y comenzó a revertirse". Hace siete años. ¿Qué decís hoy?

Y bueno, por primera vez desde hace muchísimos años, creo que desde el 94, el Frente Amplio está por debajo del Partido Nacional y aparece con una intención de voto 17 o 18 puntos por debajo de la que tuvo hace dos años y medio. Es un dato tendencial además, y con otro dato importante: los "no sabe, no contesta", los "voto en blanco o anulado" y los indecisos están por lo menos en un cuarto del electorado. Y si uno entra en los cuadros de las encuestas ve que el 70% de esos son potenciales votantes del Frente Amplio. Otro dato, que uno recoge en la calle, en la familia, en los amigos: hay una cantidad de gente descorazonada, desilusionada, enojada, es notorio.

2) Hace unos días, en una columna en este portal, hablaste de los "imbéciles que consideran que si se critica algo, nos pasamos a las filas de la derecha". ¿Negás que esas críticas desde la propia izquierda incidan en esa caída del FA?

Bueno, pero... ¿cuáles son las alternativas? Cuando después de luchar 50 y pico de años uno se encuentra con un gobierno al que ayudó a elegir, que defendió durante muchos años, que empieza a no considerar en absoluto la crítica y la autocrítica como parte esencial del ejercicio del poder. ¿Qué te queda por hacer? Nadie va a convencerme de que la gran tarea es ganar por cuarta vez para seguir haciendo más o menos lo mismo que hacían los otros. Entonces el problema es la esencia: ¿Qué está primero? ¿Tener un proyecto y defenderlo o asegurarte el sillón a perpetuidad? Ese argumento que vos me das es tétrico, porque el conformismo en el poder es la causa de las peores derrotas de la izquierda.

3) A mí me parece que tus críticas antes tenían otro tono. Ahora creo que tienen un tono mucho más de pararse afuera.

Lo que pasa es que uno critica cosas que antes no se daban. No es que yo critico lo mismo con más fuerza. Yo en lo que escribo reconozco los avances, el problema es que estamos ahora en una situación en la que la desacumulación por la que me preguntabas ¿es solo electoral? No, eso es un reflejo. En la economía, hemos pasado del gran proyecto transformador, con pocos impuestos con contenido social a esto en que rascamos la lata por cualquier lado. ¿Cuál es el gran proyecto de la izquierda 2017? ¿La planta 2 de UPM? ¿Bajar el déficit fiscal al 2,5%? ¿Darle el 6% a esta educación, que no nos garantiza nada? Lo único que hemos hecho es aumentar la plata. ¿Se han hecho obras? Ninguna duda. ¿Se da de comer? Ninguna duda. Pero la educación no es una suma de servicios sociales, es darle a la gente la oportunidad de participar en un nuevo país.

4) Esas carencias están planteadas desde hace mucho tiempo.

No, pero ¿sabés qué pasa? La acumulación de cosas y el hecho de que a alguien que habla de esto le peguen una patada y lo echen, como pasó con (Juan Pedro) Mir y con (Fernando) Filgueira, cambia la característica. Y después hay dos grandes temas. Uno está en observación: el tema democrático internacional. Por suerte el Uruguay tiene de canciller a Rodolfo Nin Novoa que se la juega porque el país tenga dignidad en el tema Venezuela, que se ha transformado en una dictadura. Pero una parte de la izquierda uruguaya tiene como referencia el "bolivarianismo"... ¡por favor! Ahí voy a chocar todas las veces que haya que chocar. El otro tema es que este asunto de Venezuela se toca con el de la corrupción.

5) En Uruguay, decís.

Sí, sí. En el tema ANCAP yo no uso el concepto de corrupción, eso lo tiene que determinar la justicia. Hablo de que lo que está comprobado y no hay ninguna expectativa de que lo corrija la justicia ni nadie, es que hubo grandes inmoralidades. Porque la irresponsabilidad es una inmoralidad también. Y si además de todo eso le agrego la mentira de manera sistemática... A mí me han preguntado "a este muchacho, Sendic ¿qué le falla?" No le falla, hay una cosa que no tiene: es amoral, no entiende cuando miente. Se lo cree. En el año 2002 dijo en una presentación en la Cámara de Diputados que había estudiado seis años, y en el juzgado presentó documentación de exámenes por cuatro años. Pero además habló en varias oportunidades de medallas de oro que no existen en Cuba. Por primera vez en el Uruguay la izquierda lleva la mochila de la corrupción. Ese es un cambio cualitativo, nunca pasó antes. Hemos sido puestos bajo acusación y cargamos con esa responsabilidad, y en las sociedades no funciona eso de que todos somos inocentes hasta que la justicia se pronuncie. Y no se reconoce ningún error, y se dice que se está orgulloso.

6) Cuando Sendic era presidente de ANCAP, el ministro de Economía era Fernando Lorenzo, pero todos sabemos que el timonel de la economía del país era y es Astori. Y vos eras asesor de Astori.

No, yo no soy asesor de nadie. Igual digo que tengo mil veces más responsabilidad por haber sido dirigente del Frente Líber Seregni, muy cercano a Astori.

7) Te veo exhibir una dureza en tus comentarios que no la vi antes.

No, y tenés razón. ¿Sabés cuál es el primer artículo que yo escribí sobre esto? "Perdón a todos los uruguayos". Hubo discusiones, hubo momentos en que Lorenzo planteó irse del Ministerio de Economía, ojalá lo hubiéramos hecho, porque además él y Calloia se habrían ahorrado el muerto de PLUNA. Lo que pasa es que en la prensa hablaban de los dos equipos económicos, que no existían. ¿Sabés lo que existía? Dos cajas: una del Ministerio de Economía y todo el sistema de los bancos estatales y otra de las empresas del Estado. ¿Esa otra caja fue un accidente? No, es falso. El propio ex presidente Mujica salió de una entrevista de radio y dijo con mucha claridad: "Yo le dije a los presidentes de los entes: gasten, inviertan". No les dijo que hicieran una fiesta de 360 mil dólares, pero cada uno escucha según como le funciona su ideología, su cerebro y su sensibilidad. No les dijo que gastaran 10 millones de dólares de publicidad el último año como proyecto político, pero está claro que el proyecto de ANCAP no era solo económico. Era la combinación de dos cosas. Por un lado, la demostración de que el Estado a través de una empresa y del FONDES, que era complementario, podía ser el elemento de tiraje de toda la economía, de impulso, de modernización. Y por otro que ANCAP debía ser la plataforma para la renovación del Frente Amplio y para que Sendic fuera presidente. Los 10 millones de dólares de publicidad, que los gastó el directorio en su conjunto, también en departamentos de donde eran oriundos representantes de la oposición -lo que hace que mucha gente diga "son lo mismo", que es una de las armas más destructivas para la izquierda- eran la cúspide de ese proyecto. Eso y la Fundación Uruguay 2030, un impulso desarrollista, sin ningún fundamento de izquierda. Y ANCAP era la gran plataforma de lanzamiento. Y les dio gran resultado. Alguien que no tiene ninguna trayectoria política destacable, nunca fue un gran militante revolucionario, nunca jugó un papel importante en la izquierda uruguaya, llegó a vicepresidente. Pero en el medio del salto pasó lo inexorable: explotó la realidad. Algún miserable mentiroso dijo que yo le había pasado los datos a los blancos. Mentira. Los datos estaban en los informes, en los balances de ANCAP. Si yo quisiera pasar al estrellato me pongo a contar cosas de las que me cuentan todos los días, porque eso es un pozo sin fondo, y no lo hago porque ya hay demasiado amarillismo. Entonces, no es que yo me puse más crítico, es que me di cuenta de una cosa: después de todo esto la Mesa Política del Frente Amplio sacó una resolución por (pone énfasis) u-na-ni-mi-dad, respaldando las explicaciones de Sendic sobre el título y sobre la gestión de ANCAP.

8) ¿Cuánto tiene que ver en tu actual postura muy crítica el haberte distanciado de Astori? El que Astori haya dicho un día "Valenti no me representa".

No, no, lo estás planteando al revés. Yo empecé a dar mis opiniones muy claras y Astori se distanció de mí. Desde que me alejé del Partido Comunista, hace veintipico de años, no acepté más el centralismo democrático y que yo soy intérprete de otros. Entré en el FLS porque creí que era un agrupamiento de gente que podía opinar. Cuando todo esto empezó a pasar, opiné, y cuando a Astori le pareció que estaba mal opinar le dije: "yo voy a seguir opinando". Y cuando dijo públicamente "Valenti no me representa más", se terminó la relación. Punto.

 

“En economía, hemos pasado del gran proyecto transformador a esto en que rascamos la lata por cualquier lado”

9) ¿Se terminó también la relación personal?

Bueno, antes me hablaba una vez por día, sin falta. Y militábamos juntos. La última vez que lo vi nos cruzamos en un programa de radio, nos saludamos amistosamente y punto. No tengo más ningún tipo de relación política. Es más, le dije: "Danilo, tu defecto y tu virtud están en el mismo punto. Sos demasiado responsable. Con el asunto éste de que si les entregamos la economía, el país se va al diablo... sí, está bien una vez, dos veces, pero llega un momento que eso es destructivo para vos y para la política. Porque ya no creen que hay ningún peligro y hacen lo que quieren". E hicieron lo que quisieron. Y el FLS, que equilibraba el barco, hoy no lo equilibra entre otras cosas porque casi no existe.

10) ¿Cuál es tu objetivo?

No tengo un objetivo frío, premeditado y alevoso, como antes tenía. Porque antes, cuando formaba parte de estructuras como el Partido Comunista, mi objetivo era el socialismo real. Y me batía a hacha y tiza con lo que fuera. Defendí en asambleas de miles de estudiantes barbaridades como la invasión a Checoslovaquia. Era una convicción. Cuando eso me cambió también me cambió un criterio: esa visión de muerte total a la crítica es la seguridad de la derrota. Entonces, mi objetivo es que la izquierda uruguaya recupere el sentido de la crítica.

11) No crees más en este Frente Amplio.

No, yo creo que éste ya no es el Frente Amplio. Ha perdido desde el punto de vista político y ético, ambas cosas inseparables y que eran su razón de ser. Eso ha sido aplanado desde el poder, y no es cierto que el poder siempre se devora los ideales, esa es la explicación de los miserables. En la intendencia de Vázquez (en 1990) hubo un problema que fue nada de nada, con un cheque de un proveedor de servicios de la Rural del Prado, y echó a cuatro. Y a mucha gente le dolió mucho, pero era un cambio en la relación entre el poder y la gente.

12) ¿Y qué le pasó a Vázquez?

Preguntáselo a él, yo qué sé. Lo último que escuché fue una defensa elíptica diciendo que tenemos que esperar a que se pronuncie la justicia. ¿Por qué la Mesa del Frente avaló lo del título (de Sendic) sin esperar absolutamente nada? Yo creo que fue porque esperaba que en cualquier momento llegaba la carta de Cuba, estoy absolutamente seguro. Pero Cuba cambió. Desde la época que se formó el 26 de Marzo (en 1971), una creación del Departamento América del Partido Comunista de Cuba y por lo tanto de los servicios de inteligencia, Cuba cambió. Entre otras cosas porque uno de los artífices de esa creación fue un tipo, que se llamaba Willy y que todos los uruguayos que vivieron en Cuba conocen, que fue procesado por agente de la CIA. No lo dice Valenti, lo saben todos los uruguayos que vivieron en Cuba. Entonces, Cuba cambió, no es que llamás por teléfono y decís "che, mandame un título". Y no se lo mandaron. Si vos ante la prensa decís: "lo voy a presentar cuando lo estime conveniente", es porque lo estás tramitando.

13) ¿Por qué personalizás tanto en Sendic?

No, yo no personalizo. En el caso de ANCAP yo hablo de una concepción que fracasó integralmente, aplicada por alguien que no tenía ninguna capacidad para hacerlo. Ahora, estoy de acuerdo en que acá tienen que responder Sendic, De León, Riet, los otros integrantes del directorio, los gerentes que no son del Frente Amplio también. Es la síntesis de un proyecto que además tiene que ver con el tema de Venezuela. ¿Dónde se tocan? En el petróleo. ¿Quién generó, no solo en Uruguay sino en toda América Latina la visión de que la plata no era un obstáculo para ningún proyecto? Venezuela, que regaba plata en el continente. Pero además ¿por qué se llegó a tal desmadre en ANCAP? Por el sistema de compra de crudo: yo compraba el crudo, una parte iba a un fondo que se pagaba a muchos años y por lo tanto yo, ANCAP, tenía una disposición que nunca tuve.

14) Desde una concepción de izquierda ¿está mal eso?

Es un horror. ¿Sabés por qué está mal? Porque tiene una base de corrupción total. En Venezuela todo lo que sucede es un horror. Durante un tiempo, la distribución de la renta petrolera se hizo favoreciendo a sectores muy postergados de la sociedad, notoriamente. Pero llegó un momento que se transformó en un mecanismo para construir una burocracia oligárquica petrolera y militar que maneja la riqueza del principal país productor de petróleo de América Latina.

15) Pero Uruguay hace negocios con muchos países y no se pone a investigar si el gobierno allí es corrupto. Si Venezuela le daba el petróleo a pagar con grandes facilidades, ¿por qué está mal que Uruguay lo acepte?

Depende cómo use la plata. Hay dos cosas. La primera: si la uso para un manejo financiero que me permita holgura para determinadas cuestiones, perfecto. Pero si la uso para que una inversión de 100 millones me cueste 421, es otra cosa. Hablo de la desulfurizadora. O la programada mejora de la infraestructura del cemento. Todas cosas que había que hacer, eh, porque la derecha durante décadas dejó desmoronarse ANCAP. Pero cuando hago esas cosas y me cuestan cuatro veces más porque creo que tengo la plata del mundo, es otra cosa. Pero la segunda cuestión es esta: ¿está bien si la bolsa de arroz, que a todos los demás países se la vendo a 10 dólares, a Venezuela como un favor de amigo y compañero, se la vendo a 20? Cifras comprobables. O las casas de UMISA, decenas de millones de dólares pagados por el pueblo venezolano, y no hay ni una montada. Entonces ¿la actitud revolucionaria es que le vendíamos al doble?

16) ¿Qué ves detrás de esos negocios?

Una inmoralidad de izquierda. Comprar la carne acá a 4.000 dólares y vendérsela, después de pasar por una zona franca, a 8.000 dólares a Venezuela, que además se pagaba con el cambio oficial y se vendía con el negro y así los intermediarios ganaban billones... Yo estuve en Panamá; ahí hay complejos residenciales de cinco o seis torres que son todas de venezolanos. Y yo pregunté como un paparulo "¿estos son de los antichavistas?" "No, no, estos son de los maduristas". ¿Con qué los construyeron? ¿Con el sueldo?

 

“Una parte de la izquierda uruguaya tiene como referencia el ‘bolivarianismo’… ¡por favor!”

17) Conclusión: ¿durante los gobiernos del Frente Amplio hubo una maquinaria inmoral que hizo negocios poco transparentes con Venezuela, en beneficio de alguien?

Sí. Lo dijiste tú. Que hubo una maquinaria no hay duda, hay documentos firmados. Que lo hizo con precios absolutamente ridículos, lo hizo. Que manejó las finanzas... a ver, en una de las causas vamos a tener que explicar cómo hicieron para pagar a través de una financiera paraguaya que hacía la ingeniería, la deuda del Estado con Venezuela. Porque eso de que pagábamos a 20 años después terminaba en que el Ministerio de Economía, para ahorrarse plata... porque todo el mundo habla de los 800 millones de dólares de recapitalización de ANCAP, pero nadie dice que con el mecanismo de pagar adelantado nos favorecimos extraordinariamente, si no el quiebre de ANCAP hubiera sido por lo menos de otros 400 o 500 millones. Capaz que todo está hecho regularmente, todo se hizo sin violar ninguna ley. Bueno, a mí no cambia un ápice: yo creo que es inmoral venderle la bolsa de arroz a 20 dólares.

18) Pero ¿vos creés que hubo uruguayos que se favorecieron?

Bueno, capaz que lo hacían todo por altruismo. O como dijo Mujica: todo el mundo tiene derecho a ganarse la vida. Lo incorporo dentro de las posibilidades, que cada uno saque sus conclusiones.

19) Cuando se hacían todos esos negocios el Ministerio de Economía estaba en manos del astorismo, que vos integrabas.

¿Y qué tiene que ver el Ministerio de Economía? No, disculpame, no tiene nada que ver. No intervenía en nada.

20) ¿No sabía que la bolsa de arroz se vendía a 20 dólares?

Pero eso no pasa ni hoy, ni mañana por Economía. Dale a Economía las culpas que tiene, que es no haber chocado de frente y en su momento de repente irse por el manejo de los entes. Pero en eso del comercio con Venezuela no tiene absolutamente nada que ver. Con el diario del día después yo soy más duro, pero lo que se discutió en aquellos consejos de ministros salió a la prensa parcialmente porque se filtraba solo de un lado. Yo tenía Uypress y me consideraba el periodista más desgraciado del planeta porque tenía todas las informaciones pero no las podía usar, pero el jueves estaba completo en Búsqueda. La versión de un lado, claro.

21) En ese último artículo en Montevideo Portal decís que Astori se tragó muchos sapos...

(Interrumpe) Sí, por un artículo que salió donde dice que todo lo que le pasa a Sendic es por culpa de Astori. ¡Ojalá fuera! Mirá lo que te digo: ¡Ojalá fuera! Si a mí me desacreditó y me sacó del FLS Astori precisamente por el tema de Sendic. Fue en el momento de la discusión sobre lo que pasaba con Sendic.

22) ¿Viste que siempre terminamos en Sendic? ¿Es tan importante?

Bueno, es el vicepresidente y es el perno de todo un proyecto político. Era el candidato a presidente. Encarnaba la imagen de la futura izquierda, fue presentado como tal.

23) Más allá de los errores u horrores de Sendic, da la impresión de que hay gente dentro de la izquierda que, viendo que era precisamente la figura de ese proyecto político de otra parte de la izquierda, dijo "a este hay que matarlo".

Pero ¿sabés qué pasa? Te lo digo con la misma franqueza con que me lo decís vos: ese es un razonamiento primario. Ojalá hubiera sido todo lo que nos quisieron plantear, ojalá. ¿Qué cosa mejor que tener un hombre que fue un gran gestor, que hubiera tomado una empresa pública en condiciones pésimas -porque así estaba ANCAP- y la hubiera levantado y transformado en una potencia? Que hubiera hecho proyectos que estuvieran dando resultado, que fuera un gran dirigente político... A ver, yo apoyé a Tabaré Vázquez, después apoyé a Astori, a mí lo que me interesa es el Frente Amplio. Lo que pasa es que todo eso que nos vendieron no solo no se cumplió, pasó lo contrario.

24) Por eso mismo: si yo veo eso y me parece malo para mi fuerza política, lo lógico es que lo combata. Y digo que eso está sucediendo.

Pero no soy solo yo, eh... Vamos a tenerlo claro: en las encuestas ¿quién es la persona más enfrentada de este país? Eso no es mérito mío. En realidad, comparativamente con la bronca que me da, escribo poco. Cuando veo que le dice a (Luis Alberto) Heber que se equivocó dos días después de que lo acusó, y a nosotros nos tiene adentro con el título, con la tarjeta, con la fiesta, con la publicidad, con lo que vos quieras y no hizo ni una vez una autocrítica... ¿me tengo que sentir contento?

 

“En ANCAP hubo grandes inmoralidades y eso no lo corrige la justicia ni nadie”

25) ¿Te imaginás votando fuera del Frente en la próxima elección?

Espero que no. Pero te voy a decir una cosa: quiero votar (pone énfasis) el Frente, no cualquier Frente. Depende de quién sea candidato, de cómo evolucionen ciertos temas. Si se define que hubo casos de corrupción, cuál va a ser la actitud del Frente Amplio, para mí es vital. Yo voto al Frente Amplio y a su historia, no voto cualquier cosa para seguir pegado a un sillón.

26) ¿Si Mujica es candidato?

No, ya lo dije. Por primera vez le creo a Mujica que no va a ser candidato. Hasta ahora daba argumentos que dependían de él: la biología, que los compañeros le piden... el otro día dio un argumento muy inteligente -porque es un rayo- que no depende de él: que no quiere polarizar el país. Y es consecuente. Yo le puedo decir de todo a Mujica, pero públicamente le reconozco siempre que fue un factor fundamental para democratizar este país, para que el MLN y el MPP se pasaran con armas y bagajes a la democracia. Gobernó cinco años y no tuvo ninguna actitud antidemocrática. Entonces, hasta ahora no le creía un pomo, pero cuando dijo "no quiero polarizar el país", eso ya no depende de él. Y si mirás las encuestas, ves que está entre los dos dirigentes de izquierda con más apoyo pero tiene un saldo negativo altísimo. Por eso le creo. Y dije además que me parecería una barbaridad que se repitiera el duelo Mujica-Astori. Además, si Astori se retira al final de este período luego de los quince años más exitosos de la economía uruguaya, dejando al país en crecimiento, es un prócer de la patria. ¿Se va a jugar otra vez una campaña electoral?

27) Él tiene esa cuenta pendiente ¿no?

Es cierto. ¿Sabés qué pasa? Eso es por no haber utilizado la política en el momento en que lo tenía que haber hecho. Él tiene un mérito y un demérito, todo junto. El mérito es que la economía sea la gran fuerza de la izquierda uruguaya, cosa que no pasa en ningún país de América Latina. El demérito es que la economía sea la cosa más descontada, más absolutamente integrada al bosque. Se cayeron Argentina y Brasil, los dos juntos. Pensá lo que pasó en el 2001, 2002, si ahora hubiera pasado lo mismo, acá estábamos plantando tumbas. Y sin embargo eso no cambia nada, ni va a cambiar. Ahora, qué difícil también es defender a este gobierno si le agregás estos detalles tributarios... ¡hay que meterse con las rifas, eh! ¿Cuánto sacás de ahí? Algún millón de dólares, cuando lo que necesitás son cientos o miles de millones.

28) ¿Y dónde hay que meterse?

Primero: ¿de dónde hay que cortar? La mayor derrota de la izquierda uruguaya es que con el Estado no nos metimos, y donde nos metimos nos fue muy mal. Para nosotros el Estado es una identidad; para los batllistas es una leve referencia, los blancos se meten a lo pampa, a los empujones. Nosotros prometimos... voy a usar la frase de Vázquez, que en eso de usar frases es genial: "la madre de todas las reformas". Bueno, resultó nada. Al contrario, lo único que hicimos fue engordarlo: hay más dependencias, más cargos de confianza, más funcionarios. Sí, sí, vos me dirás que entraron en la policía, que... ¡no, querido! Las nuevas tecnologías te tienen que servir para bajar la cantidad de funcionarios.

 

“Me han preguntado ‘a este muchacho, Sendic ¿qué le falla?’ No le falla, hay una cosa que no tiene: es amoral”

29) Tiene razón la oposición entonces.

Pero la oposición nunca hizo nada y además, utilizó el Estado de manera clientelística. El problema no es si la oposición tiene razón, la que tiene siempre la razón es la realidad. Y la realidad es que después de casi trece años de gobierno tenemos un Estado más grande y no más eficiente. ASSE era una oficina en el Ministerio de Salud Pública, ahora tiene un edificio entero. ¿Está buena la reforma (de la salud)? Está buena. ¿Hay proporción? No. El problema de que la izquierda es más Estado y la derecha más mercado hoy no dice nada. Hay países de derecha que tienen más Estado que otros de izquierda. Ha cambiado el mundo. ¿Cuál es la empresa más cara del mundo? Google: 800.000 millones de dólares. ¿Quién da la plusvalía? ¿Los trabajadores de Google? No me jodas. ¿Qué producen? ¿Diamantes? ¡Son todos socios de Valenti! No jodas. La dan los 2.000 millones de usuarios. El capitalismo cambió radicalmente. Si nosotros considerábamos que el mejor socialismo era aquel en el que el Estado tenía hasta los quioscos, ahora se nos cayó encima.

30) ¿Qué cambió la izquierda en Uruguay?

Un cambio muy importante fue que la tajada que correspondía a las políticas sociales se amplió sustancialmente. Pero en los salarios, si sigue creciendo la desocupación ¿qué va a pasar? He estado en reuniones donde hay micro, pequeños y algún mediano empresario, y la cantidad de gente que dice que ha echado o está pensando en echar gente es impresionante. Cuando se dice que la capacidad de recaudación está al límite, es verdad. Hay sectores mucho más dinámicos, pero el problema es el conjunto de la economía cuando no hay proporción, como había antes, entre crecimiento y empleo.

31) Hablamos de cuestionamientos y quiero mencionar algunos que se te hacen a vos. Eras un trabajador del vidrio que un día se fue al exilio y volvió...

(Interrumpe) No, no fue así... no fue así. Entré a trabajar en Codarvi a los 15 años y me fui a los 25. Cuando me fui era jefe de la planta 2, la de molienda. Después trabajé en una empresa de cerámica, después me mandaron como responsable del aparato clandestino del Partido (Comunista) en Buenos Aires, estuve desde diciembre del 74 hasta el 78. En el 78 me tuve que ir y estuve hasta el 84 en Italia. En Argentina, como no era funcionario y tenía que vivir, por primera vez empecé a hacer negocios. Tenía una representación de rulemanes, después fabriqué productos abrillantadores para autos y después me puse a vender piedras para los filtros de agua, y vendí toneladas. Me fui a Italia más o menos y ahí me fue muy bien. Cuando volví tenía mucha plata, ojalá tuviera ahora una parte de la plata que tenía cuando volví.

32) ¿Te fue muy bien en Italia haciendo qué?

De todo. Primero ganaba muy bien como gerente de la red y jefe de redacción de IPS (Inter Press Service). Después puse una empresa de representaciones de productos de fotografía, con tres socios y nos fue muy bien. Y después puse una empresa de comercio exterior en Milán  y me fue medianamente bien. Trabajábamos con Angola y cuando empezó a irnos bien vino Angola y se quedó con la empresa. Así fue. Pero digamos que me fue bastante bien.

33) Ahí fue que nació lo de los diamantes.

Gran imbecilidad. Me importa un pito. El único diamante que tengo es ese que tengo ahí (señala un adorno sobre su escritorio), es enorme pero es de vidrio, desgraciadamente. Los que dicen esas idioteces no saben nada, me hicieron pintadas algunos desgraciados que se quedaron en el PCU, pero nadie pone la cara. No hay nadie de la brigada de Uruguay en Angola que pueda decir eso. Yo fui con Jorge Batlle (a Angola), lo invité para que fuera y preguntara lo que quisiera y él me dijo que ni me pasara por la cabeza que iba a hacer eso. Nunca compré en mi vida un diamante, ni en Angola ni en ninguna parte del mundo. Y te voy a decir más: si me hubiera puesto a traficar diamantes en Angola sería un fiambre, porque fue lo que le pasó a la mayoría de los que hicieron eso. Porque esa es un área dirigida y operada por los grandes operadores del diamante. Mataron a toda la tripulación de una compañía portuguesa en un fin de semana por traficar con diamantes. A nadie en la izquierda le movió a decir que eso era bullying, y me lo hicieron durante diez años.

34) También te han acusado de estar muy cerca del poder y usarlo en tu beneficio. Con lo de Satenil en Maldonado, por ejemplo.

Otra idiotez. ¿Sabés quién lo desmintió de manera abrumadora? ¡Antía! Que lo primero que hizo al asumir fue contratar a Satenil para hacer lo mismo que supuestamente yo le había propuesto. Así que era mentira y sigue siendo mentira. No los conozco, no sabía ni quiénes eran. Pero además, yo le escribí al presidente de la Junta Departamental (de Maldonado), al presidente del tribunal de ética del Frente Amplio, a la jueza pidiendo que me citaran. Nadie me citó. Después archivaron la causa y sin embargo vos me lo preguntás once años después. ¿Quién empezó a hablar de eso? Un frenteamplista, eso lo tengo confirmado.

35) ¿Quién fue?

Un frenteamplista, uno de la 2121. Lo dijo en una rueda y empezó a circular, le sirvió a otros y lo transformaron. Que me digan algún negocio que yo hice con algún gobierno nacional o municipal. Que me lo digan. Desafío a cualquiera.

 

“Cuando a Astori le pareció mal opinar le dije que iba a seguir opinando. Y cuando dijo ‘Valenti no me representa más’, se terminó la relación”

36) ¿Es verdad que pagaste de tu bolsillo parte de la campaña de la 1001 en 1989?

Sí, sí, absolutamente. Presenté los recibos delante de quince compañeros de la comisión de control del Partido Comunista, que sacaron una resolución por unanimidad diciendo que las acusaciones hechas por otro en una reunión del Comité Central eran falsas. Porque efectivamente, yo puse todo lo que había que poner... y mucho más. Empecé a poner plata, mucha plata, que fue subiendo y subiendo y subiendo, y siguió como cinco años después que me fui del Partido. Y no se lo reclamé a nadie. El principal responsable del éxito de 1989 fue Jaime Pérez. Tabaré Vázquez fue candidato a la intendencia porque estaba Jaime Pérez.

37) ¿Él fue quien lo propuso?

No, fueron (Leopoldo) Bruera y Jaime, y los demás nos sumamos. Porque además, nadie creía que íbamos a ganar, vamos a decirlo. Había caído el muro (de Berlín) y se había partido el Frente (con la ida del PDC y el PGP). Peor, la peste bubónica. Segundo: Astori primero en todas las listas pero lo pagaba la 1001, y sus cuatro suplentes -eso lo discutimos con Jaime- todos independientes. Tercero: a la campaña electoral yo le puse la propaganda, pero sin Jaime hubiera sido dificilísimo. Porque no había unanimidad en el Partido en el contenido de esa campaña. Hubo que rodearse de gente muy capaz, escucharlos y financiar, porque de buenas ideas está empedrado el camino del infierno. Además, la 1001 le donó a la campaña de Tabaré Vázquez las piezas de "Delo por hecho" sin costo y un dirigente del Frente, que no voy a nombrar porque está muerto, nos dijo que no las iban a usar porque la prioridad era otra. Así que las usamos nosotros y decían "adhesión de la 1001 a la campaña de Tabaré Vázquez a la Intendencia".

38) La consigna "unidad sin exclusiones" ¿perdió sentido?

¿Qué es unidad? ¿Incluye cualquier cosa? "Sin exclusiones" era porque había dos proyectos: la unidad con los comunistas o sin los comunistas. Y después fue con los tupamaros o sin los tupamaros. El Partido Comunista luchó por ambas cosas, y con la generosidad de otros se armó una izquierda sin exclusiones, que nos ha dado un resultado bárbaro. Es cierto que embarcamos a gente que nunca teníamos que haber embarcado. Y se nos desembarcaron unos cuantos: (Jorge) Saravia, (Gonzalo) Mujica, unos cuantos.

39) Si fuera por vos ¿desembarcarías a otros?

A ver, corruptos e inmorales me cuesta mucho verlos en el Frente Amplio. Con toda claridad lo digo. Pero desde el punto de vista de las fuerzas dentro del Frente Amplio, no veo problema. Es un tema de equilibrio. No es culpa del MPP que sea la fuerza mayoritaria, es culpa de todos los demás. El MPP coloniza, hace tres elecciones negocia con el Partido Comunista y le da votos en tres departamentos para que saque un senador. No es que hace alianzas, vota la lista al Senado de la 1001 en tres departamentos. Sin esos votos no habría habido senador del Partido Comunista. Pero el barco iba bastante equilibrado hasta que... en el Partido Socialista hay dos fuerzas bastante diferentes en cuanto cuanto a las posiciones, es bastante evidente, y el FLS?… no sé… ¿existe? ¿Se reúnen? ¿Dónde está?

40) ¿No entra en tu visión política trabajar por un FA sin alguna de sus actuales fuerzas componentes?

Por ahora no. No tengo la responsabilidad que me quieren atribuir de que estoy armando un sistema -no digo maquiavélico porque soy bastante admirador de Maquiavelo- de atraer a través de artilugios a la gente al mismo lugar, pero por otro camino. Tengo años para trabajar, jugarme por mis ideas y saber esperar. Con otra ventaja: no quiero ser candidato a nada. Además, antes tenía otra culpa perpetua: “vos estás trabajando para Astori”. Y creo haber hecho algo para la campaña Mujica-Astori. Lo digo por las focas. Gente que en su vida capaz que nunca hizo más que aplaudir. Yo creo haber hecho algo, como también en esta última campaña, en los últimos dos meses y el balotaje. No reclamo nada, pero me permite ser exigente. Creo que ese derecho me lo he ganado.

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba