Menu

EL FIN DEL SECRETO BANCARIO ABRE LA PUERTA A UN NUEVO DEBATE.

EL FIN DEL SECRETO BANCARIO ABRE LA PUERTA A UN NUEVO DEBATE.

 

En el marco de los compromisos asumidos por Uruguay para intercambiar con otros países datos tributarios y

financieros en forma automática, el gobierno se apresta a instrumentar cambios legislativos en ese sentido.

 

Ese paso supone que ya no será necesaria una autorización judicial para levantar el secreto bancario cuando la

Dirección General Impositiva (DGI) o fiscos extranjeros lo soliciten.

 

Expertos consultados coincidieron en que el tema será objeto de un intenso debate cuando se ponga a consideración

del Parlamento.

 

La implementación de ese tipo de operaciones no será de un día para el otro, y primero Uruguay deberá corregir algunos

aspectos legales como la modificación de la ley que ampara al secreto bancario.

 

Este es un tema que varios tributaristas miran con recelo por el riesgo de vulnerar algunos derechos consagrados en la

Constitución, mientras que otros expertos consideran que no hay mucho espacio para negarse a la apertura en materia

de acceso a la información tributaria que están pautando las economías desarrolladas.

 

Esta semana, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, anunció durante un seminario de Tributación en Asunción que

el Poder Ejecutivo enviará próximamente al Parlamento un proyecto que incluirá “una nueva flexibilización del secreto bancario”.

 

La iniciativa obligará a informar los saldos depositados a fines de cada año de “todos los cuentahabientes” para que sean

conocidos por la DGI y las administraciones tributarias extranjeras, según informó el semanario Búsqueda.

 

La exigencia de informar saldos bancarios abarcará tanto a personas físicas como jurídicas. (El Observador)

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba