Menu

Indignados contra la lista de la infamia.

Indignados  contra la lista de la infamia.

La Corriente Judía Humanista y Secular quiere expresar su profundo dolor por lo acontecido en el mundo judío en las últimas horas.

 Como cuenta el galardonado escritor israelí A. B. Yehoshua, si alguien en la década de los veinte, en Buenos Aires, le comentaba a un dueño de restaurant de origen judío, que el comensal también lo era, capaz que le invitaba el almuerzo. Difícilmente se hubiese ahondado respecto a porque dicho  concurrente se consideraba judío. No importaba cual era la denominación de su corriente . Si descendía de varias generaciones o se había convertido recientemente. Menos quien fue el Rabino que lo guió a la senda del judaísmo. 

 Cuando se celebraron las primeras elecciones en Israel, el entonces líder, David Ben Gurión se alarmó por la fragmentación del electorado. La diversidad es buena en la diáspora pero no en un Estado en guerra comentó. Finalmente nació la práctica de que el Laborismo, secular y de izquierda, formase una coalición de gobierno en alianza con pequeños partidos, la mayoría de ellos religiosos. Asi, el Estado de Israel, que carece de Constitución, fue delegando en una institución confesional una de las cuestiones más iimportantes de su ser, la de quienes son sus ciudadanos.

 Uno de cada diez desaparecidos, bajo la dictadura que gobernó a la hermana República Argentina entre 1976 y 1983 era de origen judío. Mientras el Estado de Israel le siguió vendiendo armas al desgraciado régimen, el Rabino Marshall Meyer recorría los centros clandestinos de reclusión preguntando por sus hermanos. El apreciado Tzadik fue el factotum que creó el inigualable centro de estudios y de formación de rabinos, el Seminario Rabínico Latinoamericano. Varios de sus egresados están en dicha lista. Como dice el Rab. Daniel Dolinsky, en solidaridad con  los anteriores rabinos de la Nueva Congregación Israelita Alejandro Bloch y Ariel Kleiner, hubiésemos deseado formar parte de esa impúdica lista.

 En cuanto hijos de un estado secular y laico como el uruguayo, es nuestro ethos el bregar por una absoluta separación entre Estado y Religión. Lamentamos la existencia de una lista de sapientes rabinos, buenos judíos y mejores personas, cuyas indagaciones sobre la filiación étnica de los contrayentes al matrimonio no serán tomadas en cuenta  por el Rabinato de ese país, por haber sido incluídos en esa lista macabra y por lo tanto, los matrimonios por ellos celebrados no serán válidos si alguno de estos  reside en Israel y precisa realizar algún acto jurídico religioso nuevo. 

El dirigente de la Nueva Congregación Israelita del Uruguay, David Raij dio tranquilidad a las familias dispóricas que hagan Aliáh o la hubiesen hecho recientemente. En ese caso el Rabinato de Israel no interviene. Para obtener la ciudadanía se requiere una carta de toda la comunidad. La lista de la infamia solo afecta a los trámites religiosos a realizar ante el Rabinato de Israel.

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


Más en esta categoría: « Odio gratuito entre hermanos Sefarad »
volver arriba