Menu

Mitos sobre la mujer.

Mitos sobre la mujer.

MITOS SOBRE LA MUJER

Bernardo Kliksberg (*)

 

El informe mundial sobre género del Foro de Davos, hace un llamado a la reflexión y la acción. En el informe 2015 se pronosticaba que de acuerdo a las tendencias las brechas laborales necesitarían 118 años para cerrarse. En el informe 2016 se concluye que “la paridad económica entre los géneros podría tomar hasta 170 años después de una dramática disminución en el proceso”. La brecha empeoró en 74 de 144 países. Inciden factores como menor participación de las mujeres en el mercado laboral, 54% versus 81% de los hombres, y la pérdida relativa de valor de sus salarios.

 

La realidad está verificando a diario la subsistencia y fortalecimiento de la brecha. Sigue el “techo de cristal”, la baja representación de las mujeres en los altos puestos ejecutivos, por ejemplo es solo un 14% en España y mucho menor en América Latina. El New York Times analiza una situación poco conocida, las protestas de mujeres que trabajan en el Silicon Valley por las discriminaciones en el financiamiento de proyectos de starts ups innovativos emprendidos por mujeres respecto a los iniciados por hombres, y en otros diversos planos. Hasta allí, las fronteras del desarrollo tecnológico internacional llega la discriminación de género.

 

Estas diferencias no tienen base alguna en la educación, ya que las mujeres han avanzado muchísimo en este campo y casi cerrado las brechas en matriculación, calificaciones, y graduaciones.

 

La brecha tiene que ver con sesgos culturales más profundos. Como dice Davos “el cambio cultural es más lento de lo esperado”.

 

Un reciente libro “Inferior” Angela Saini (comentado por The Economist) da cuenta de cómo la ciencia ha tendido a subestimar a la mujer fabricando mitos que destruye. Recordemos que basándose en ellos hace solo un siglo la mayoría de los países no concedían el derecho al voto a las mujeres. En el 2005, en muy polémica declaración, Lawrence Summers entonces Presidente de Harvard llegó a sugerir que una razón por la baja presencia de mujeres entre las cientistas de las Universidades de elite podría ser “la cuestión de aptitudes intrínsecas”.

 

¿Existen tales diferencias intrínsecas?. “Inferior” desmonta su justificación en base a amplísima evidencia. Demuestra entre otros aspectos que:

 

  1. Influyentes estudios muestran a las mujeres como gentiles, cuidadoras, y empáticas, y a los hombres como fuertes, racionales y dominantes, y atribuyen ello a la biología y la evolución. Casi todos los que los han escritos son hombres, mientras que las investigaciones recientes que desmienten estos estereotipos, han sido hechas por mujeres.
  2. Se designa a la mujer como el sexo débil. Biológicamente no es así, los varones tienen más probabilidades de nacer antes de término, y no llegar a los cinco años. Las mujeres viven más que los hombres y se recuperan más rápido cuando se enferman.
  3. Los cerebros de los hombres son entre un 8% y un 13% más grandes que los de las mujeres. En el siglo 19, ello era visto como una prueba de que los hombres eran el sexo más inteligente. Muchísimas investigaciones han mostrado que las diferencias en habilidades cognitivas o motoras entre ambos, son muy pequeñas o no existentes. En diversos países las mujeres son hoy mejores en matemáticas que los hombres. El tamaño del cerebro es simplemente proporcional al mayor tamaño corporal de los hombres.

 

No hay inferioridad, sino condicionamientos culturales. Es hora de cambiarlos para incorporar plenamente el inmenso potencial de la mujer, en el largo camino por construir un mundo mejor.

 

 

(*)         Asesor Internacional. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba