Menu

David Malowany: Compatriotas, estais jugando con fuego.

David Malowany: Compatriotas, estais jugando con fuego.

Una uruguaya ultra – radical, amiga de los ex presos de Guantánamo, especialmente de Guerra Santa Diyab (Jihad), el más emblemático, dará una conferencia dentro de unas horas ante la Asociación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República explicando su actividades en el conflicto en  la Tierra de Israel - Palestina.

Ella es una extremista en cuyo perfil de Facebook no disimula mensajes de odio hacia  judíos de origen argentino y a los ya manidos israelíes que a los radicales les gusta llamar sionistas. Estuvo varias veces en la entidad islámica de Gaza, gobernada por el Hamás. Además Nora Fernández Espino está directamente conectada con ultra – combativos argentinos, esos que con la cara tapada expresan sus ideas con desmanes ante la autoridad y lo que simbolice al capitalismo salvaje. En sus redes sociales la vemos vestida de guerrillera y cargando un arma de alto poder.

Lo que les estoy contando, respecto a la descortesía del dueño de un hostal ilegal sobre las arenas públicas de la costa uruguaya a una pareja de ciudadanos israelíes parece una travesura de jardín de infantes.

Uno se pregunta: ¿Hubo desinformación, negligencia de los sindicalistas de la Universidad de la República o simplemente es que para los uruguayos hoy vale todo ? Estos nietos de José Delia, le dan a los radicales del mundo un instante de gloria para que asi sigan captando incautos a sus causas.

No cabe duda que lo que hoy acontece a la sociedad uruguaya es fruto de políticas públicas explícitas. Como señaló una vez Constanza Moreira: Ser de izquierda es apoyar el matrimonio igualitario, las leyes de salud reproductiva, la venta de marihuana en las farmacias y la causa palestina.  Es que quieren disimular la continuidad con una política económica muy acorde al 
Consenso de Washington. 
Esa es la prioridad que para los sectores sesentistas de la coalición de gobierno tienen los derechos de  una parte de la población árabe  al oeste del Río Jordan que están sometidos a una incuestionable opresión desde hace 51 años.

Los uruguayos juegan con fuego. Puede ser que desde un cómodo living- comedor, mirando el informativo o lo que haga sus veces, los luchadores islamistas anti-occidentales que también son solidarios con la causa de los oprimidos  de Tierra Santa parezcan simpáticos. Pero cuando están adoctrinando a europeo-descendientes nacidos en las tierras de las venas abiertas, el ochenta por ciento de los uruguayos que nada tenemos que ver con la radicalidad deberíamos dormir con un ojo abierto y otro cerrado. Ya ni pienso en mis hermanos judeo-uruguayos.

En momentos que toda la clase política uruguaya está siendo cuestionada, el palmeo en la espalda a los radicales del mundo le puede salir muy caro al país que en pocos días solo va a hablar de su selección de fútbol y del mundial que se viene. Y que poco puede faltar para que las Nora Fernández Espino de turno,  cambien de causa y tengan a políticos o empresarios como objeto de su lucha radical. Como dice el Nuevo Testamento, siembra vientos y cosecharás tempestades. Los judíos uruguayos, no necesariamente muy sionistas,   estamos viviendo un momento penoso. 



 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba