Menu

Una madre judía prestó su cuerpo al embrión de su hermana.

Una madre judía prestó su cuerpo al embrión de su hermana.

Joanna Valente. 

No hay amor como el amor  entre hermanas. Para  Randi Fishman y Erin Silverman, su vínculo es irrompible: ¡a las dos  las une el mismo bebé!

Cuando Fishman, residente de Maryland, tenía 28 años en 2011, recibió terribles noticias: tenía cáncer de mama. Su diagnóstico ocurrió justo después de que ella se casara y estaba a punto de comenzar una familia, aplastando sus sueños de embarazo.

En ese momento, Fishman pudo congelar sus huevos y comenzó el costoso y lento proceso de encontrar una madre sustituta. Encontraron una y ella dio a luz en 2014 a su primera hija, Parker. Pero ella no pudo cargar a un segundo hijo debido a sus condiciones de salud.

Fishman estaba devastada, considerando que siempre quiso tener una gran familia, y le dijo al Daily Mail: "Quería darle a [Parker] un hermano. Viniendo de una familia de tres, sabía que quería una familia más grande ".

Pero luego, la hermana mayor de Fishman, Silverman, madre de dos hijos, se ofreció para ser su sustituta. Ella dio a luz a la hija de Fishman, Austyn, en 2017.

Fishman, de 34 años, y Silverman, de 35, revelaron recientemente a The Daily Mail lo desgarrador que fue el proceso para ambas. Silverman  dijo: "Siempre le dije que cuando terminase de tener hijos, tendría un hijo para ella".

Fishman nunca había tenido síntomas de cáncer de mama. pero las pruebas confirmaron sus diagnósticos y que es portadora del gen BRCA1, un gen que aumenta el riesgo de desarrollar cánceres de mama y de ovario.

"No podía creer que me estuviera pasando a mí. Nunca supe de alguien tan joven que tenga cáncer de mama ", dijo.

Dos semanas después de la devastadora noticia, tuvo una doble mastectomía. En 2012, su cáncer regresó, por lo que se sometió a una lumpectomía y recibió tratamientos de radiación, y más tarde, decidió someterse a una histerectomía para extirpar sus trompas de Falopio, útero, cuello uterino y ovarios para prevenir el cáncer de ovario. Ella ha estado en remisión desde entonces.

Los embarazos previos de Silverman habían estado libres de complicaciones, pero su tercer hijo con el embrión de su hermana  demostró ser diferente. Ella sufrió un sangrado en la placenta y desarrolló presión arterial alta. Ella tuvo que estar en reposo durante las últimas cinco semanas, y fue inducida tres semanas antes.

Pero a pesar de todos los  obstaculos en el camino para ambas hermanas, están muy contentas de cómo salio todo (¿y cómo no podrían serlo?). Fishman todavía no puede creer su suerte, diciendo: "No puedo creer que tenga dos hijas". No pensé que esto fuese posible ".

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba