Menu

Netflix; la escoria de Israel retratada en una película.

Netflix; la escoria de Israel retratada en una película.

The Guardian. 

El 2012 fue un año dificil para el Club Betar Ierushalaim. A comienzo de año, el arquero Ariel Harush era su capitan y el ídolo de la hinchada. Un año más tarde todo sería distinto. ¿Qué sucedió para causar este cambio masivo ?La temporada 2012-13 fue un annus horribilis para el equipo de fútbol más notorio y polémico de Israel, que siempre ha representado al ala derecha y se ha convertido en el símbolo de los más desfavorecidos. La directora Maya Zinshtein no podría haber elegido un año mejor para ir con su cámara, cuyo resultado es Storyville: Forever Pure - Fútbol y racismo en Jerusalén.

 Forever Pure se refiere a una bandera sostenida por La Familia, la polémica hinchada de la tribuna este. Por siempre puros, quiere decir libres de árabes. " Con independencia de tus ideas políticas o ideología, como judío no puedes usar esta expresión, a causa del pasado", dice el exasperado presidente, Itzik Korenfine. , pero no toda la hinchada  es racista, afirmó. A La Familia tampoco le importa mucho a Korenfine; vamos a violar a tu hija, cantan fuera de su vivienda.

 Tampoco les gustaba su dueño, el oligarca ruso-israelí Arcadi Gaydamak, quien compró el club como una herramienta de propaganda. "Arcadi ... eres un traidor, un criminal de guerra", cantan. "Todo el mundo sabe que eres un corrupto y vas a ir a la cárcel en Francia." Para ser justos, estaba en lo cierto sobre este último punto - Gaydamak, cuyo hijo es co-propietario Portsmouth FC, sería condenado por lavado de dinero. Pero la gota que desbordó el vaso fue la contratación de dos futbolistas chechenos de religión musulmana. De todos modos La Familia no les da la bienvenida. "Vete a la mierda, Kadiyev," le cantan, a su propio jugador. "Sadayev, vete a la mezquita de Al-Aqsa. Estos dos pobres muchachos, parpadeando y desconcertados, arrojados en un caldero hirviendo de odio que no entienden, lejos de casa. Kadiyev, de diecinueve años, cuya mamá está en las gradas, tiene una pelea con un espectador y obtiene la tarjeta roja.

 ¿Y el crimen que llevó a Harush de héroe a cero durante la noche? Darles la bienvenida al club a los musulmanes.

 El último partido del Beitar, que no deben perder para mantenerse en pie, es contra el club árabe israelí Bnei Sakhnin. "Los fanáticos de Beitar, todos están enfermos, con gripe porcina, deben morir jóvenes", cantar los partidarios de Bnei Sakhnin, usando máscaras médicas. "Muerte a los árabes, muerte a los árabes", contestan la barra La Familia que ha vuelto para la ocasión especial. Haciendo que el Derbi de Londres  se parezca a un té de niñas.

 El juego termina 0-0, gracias a un heroica actuación del portero Harush, pero La Familia le sigue diciendo que es un hijo de puta.

 Sadayev y Kadiyev vuelven a Chechenia tan pronto como sopla el silbato final. Todos los que participaron en esta movida sin precedentes Gaydamak, Korenfine, Harush, Eli Cohen, el gerente - ya no está más en el club. "Aquí estamos, el equipo más racista del país", cantan con orgullo.

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba