Menu

No aclares que oscureces.

No aclares que oscureces.

El 20 de marzo Natalia Oreiro iba a cantar en Tel Aviv, pero luego de un pedido de cancelación del show por parte de la izquierda uruguaya, de desconocidas organizaciones palestinas del Río de la Plata y de un presunto problema de salud, la actriz y cantante uruguaya suspendió el espectáculo diciendo que estaba muy cansada. "No se sentía bien y fue trasladada a un hospital luego de tres semanas de un rodaje intenso de su nueva película", escribió la productora en un comunicado.

Ahora fue la propia Natalia  envió un mensaje tranquilizador a sus fans mediante un video de celular. Dijo:  "Ahora estoy bien, estoy en casa, siguiendo las indicaciones de mi médico. Tuve un problemita de salud, pero va a pasar muy pronto. Ya estoy bien, no se preocupen", expresó.

La respuesta de la uruguaya que fue objeto de ataques de sus correligionarios de la izquierda uruguaya por presentarse en Israel, dejó más sombras que luces. En el video  antedicho no tuvo una sola palabra de disculpas para sus fans en Israel a los cuales ni siquiera nombró y a pesar de usar la palabra reprogramación, esta redacción no tuvo conocimiento de la nueva fecha donde la oriental exhibirá sus dotes artísticas en la tierra de la leche y la miel.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba