Menu

MI LUGAR ESTA HOY EN LA PLAZA LIBERTAD por Rafael Winter

MI LUGAR ESTA HOY EN LA PLAZA LIBERTAD por Rafael Winter

 

                                                                                                            Lic. Rafael Winter (Rufo)

 

Será hoy a las 19 hs. En pleno centro de Montevideo. 

En la Plaza Libertad (Cagancha).

POR ERROR TÉCNICO SALIO EL NOMBRE DE M. ZIELENIEC, QUE NO FUE EL REDACTOR DE DICHA NOTA .PEDIMOS DISCULPAS

Tendrá lugar una concentración cuyo lema es "por una convivencia en paz".

Ciertamente que el factor determinante para realizar este acto ha sido el asesinato de David Fremd (Z"L) que tuvo lugar hace un mes. Que cayó como un rayo en una noche relativamente tranquila. Pero éste, con todo lo trágico que representa, no es el único motivo de la concentración.

Estamos padeciendo una época de violencia sin precedentes en el país. A todo nivel. 

No es de hoy ni de ayer. Viene desde hace mucho tiempo atrás. Crisis de valores -quizás relacionada a otros factores- crisis en distintos aspectos, deterioro total y absoluto: no tiene que ver, a mi juicio, con tal o cual gobierno. Mas allá de cómo la crisis sea enfrentada.

Estamos en caída libre. ¿Puede sonar exagerado? Para mi no lo es.

¿Qué mas agregar al tema del asesinato de David Fremd? Con el extraordinario artículo que publicó su hijo Guillermo hace unos días -sobrio, esclarecedor, equilibrado, sin trasmitir ira ni rencor, sin generalizar, digno- alcanza y sobra.

De todas maneras, esta concentración a la cual como judío-uruguayo también adherimos, apoyamos y convocamos va, como dijimos, mas allá de la horrible tragedia puntual de hace un mes atrás.

Esta concentración es "por una convivencia en paz". Entre todos los uruguayos.

Convivencia en paz.

Implica  rechazar el odio, fanatismo y discriminación del tipo que sea y contra quien sea.

Implica aceptar tal como es al "diferente" (en realidad todos somos "diferentes). Y respetarlo.

Implica rechazar la violencia doméstica, que también esta haciendo estragos en nuestra sociedad.

Implica rechazar la violencia en el deporte, consecuencia -entre otras cosas- de que  hinchadas ven a  equipos rivales y especialmente a alguno de ellos no como adversarios deportivos sino como enemigos, con todo lo que esa "consideración" puede llegar a significar.

Implica rechazar todo tipo de violencia del tipo que sea contra cualquier obrero, trabajador, contra cualquier persona, acto que se reitera cada vez mas de forma artera y   cobarde.

Implica rechazar la violencia juvenil en cualquiera de sus formas. La capacidad de asombro no tiene límites. Atónitos y perplejos nos quedamos al enterarnos de que alumnos de determinados centros educativos del país, además de pelearse ex-profeso, filman las peleas (que lo hagan fuera de su institución y no adentro no cambia nada) y las suben a las redes sociales. ¿Por qué? ¿Para que? Redes sociales que por esto y otras cosas muy graves, en lugar de ser un instrumento de lo educativo pasan a ser un instrumento de lo anti-educativo.

Y más y más y más...

Estamos cerca de tocar fondo, aún sin dejar de reconocer las cosas positivas que continúan habiendo en nuestro país y continúan caracterizando al pueblo uruguayo.

 

David Fremd fue asesinado un 8 de marzo.  Se esta cumpliendo un mes y por cierto, quienes impulsan este acto consideraron el hecho de que el cumplirse un mes del fallecimiento ( los shloishim) en la tradición judía constituye un momento muy significativo.

Es cierto: el acto coincide casi con el comienzo del shabat. 

Me gusta ir a la Sinagoga en shabat. Y en distintas  ocasiones.

Y me gusta "hacer" shabat. Uno de los valores más grandes, a mi juicio, del judaísmo.

Shabat es sagrado. La sinagoga también lo es.

Pero participar de un evento puntual cuyo lema es "por la convivencia en paz" también es algo sagrado para mi. No menos que lo anterior.

Porque como  lo dijo alguno de nuestros antiguos y grandes sabios "la paz es la mayor de las bendiciones"

 

Termina la concentración y el shabat prosigue por casi 24 horas más.

Al volver a mi casa puedo perfectamente recitar las bendiciones y oraciones correspondientes.  Recitar el Kidush, bendecir y comer la jalá, saborear las comidas típicas de shabat. 

Todo frente a las velas que en el momento correspondiente encendió mi mamá. 

 Ir a la mañana siguiente, es decir sábado de mañana a la sinagoga y si no, leer la parasha (sección semanal de la Tora) en mi casa, hacer nuevamente el Kidush, bendecir y comer la jalá y seguir celebrando el shabat. Y así hasta que termine. Con la hermosa ceremonia de Havdalá, que es la que separa el shabat de los días comunes de la semana. 

Por lo tanto, de todas formas, tendré "mi"shabat.

 

Pero ESTE viernes por la noche, HOY a las 19 hs. sé muy bien donde tengo que estar.

En la Plaza Libertad, acompañando este acto cuyo impulsor, colaboradores y organizadores abrazo de antemano. El mero hecho de haber tenido la iniciativa y llevarla a cabo ya es digno del mejor elogio.

Y entre parte y  parte del  acto que tendrá lugar, estaré cantando en voz baja, pero suficiente para escucharme yo mismo, el Leja Dodi, y algunas otras hermosas plegarias-canciones sabáticas.

El D"os en el que yo creo comprenderá perfectamente que, en esta ocasión puntual, mi shabat se trasladó, por unos instantes...a la Plaza Libertad.

 

                                                                                                           Lic. Rafael Winter ( Rufo)

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba