Menu

Las cifras del horror en Irak: 19.000 civiles muertos y 3.500 esclavos

Las cifras del horror en Irak: 19.000 civiles muertos y 3.500 esclavos

 

La ONU acusa al Estado Islámico del aumento de la violencia en los últimos dos años

Seleccionó Julio Biler desde N. York

La ONU da cuenta en un informe de las «obscenas cifras de víctimas» civiles en Irak en los últimos dos años y del «horror y el terrible sufrimiento» del que tratan de escapar los refugiados que llegan a Europa, en palabras del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Huseín. Las cifras a las que alude son los 18.802 muertos, los 36.245 heridos y los más 3,2 millones de desplazados internos, lo que incluye a más de un millón de niños, entre enero del 2014 y octubre del 2015. Números que devuelven a Irak a los tiempos más dura de la guerra sectaria de hace siete años.

El principal culpable de la propagación generalizada y sistemática de la violencia es el Estado Islámico. Los yihadistas de negro mantienen retenidos a unas 3.500 personas como esclavos, la mayoría mujeres y niños yazidíes, pero también de otras minorías étnicas y religiosas. Niños y mujeres del que el EI «abusa sexualmente». La ONU ha verificado el secuestro de entre 800 y 900 menores de edad en Mosul para recibir entrenamiento militar y religioso, y el asesinato de los que intentaron escapar.

El régimen de terror instaurado por Abu Bakr al Bagdadi desde junio del 2014 deja ejecuciones públicas, en las que el condenado es asesinado a tiros, decapitado, quemando vivo o lanzado al vacío desde un edificio. Una violencia que equivale en muchos casos a «crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y posiblemente genocidio», según el documento presentado el martes en Ginebra.

Pero el organismo internacional también acusa a las fuerzas de seguridad iraquíes y a sus aliados -milicias chiíes, grupos tribales suníes y fuerzas kurdas- de asesinatos ilegales y secuestros. Precisamente el martes, la violencia sectaria a manos de milicias chiíes en Al Maqdadiya provocó un boicot de diputados y ministros suníes al Gobierno.

Los civiles que huyen de la violencia también son víctimas de las «restricciones impuestas por el Gobierno de Bagdad al acceso a zonas seguras» y cuando lo consiguen en algunos casos son objeto de «detenciones arbitrarias» mientras que otros son expulsados a la fuerza. A parte de los asesinatos, Zeid Raad al Huseín resaltó el martes en Ginebra el sinnúmero de civiles que han muerto por la falta de agua, comida o asistencia médica.

La Voz

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba