Menu

Erich Fromm, entre la semejanza y la aproximación a Dios

Erich Fromm,  entre la semejanza y la aproximación a Dios

...Quizás una razón es que querían insistir en que el hombre no es

Dios, ni puede volverse Dios; puede hacerse como Dios, puede imitar a

Dios, por así decirlo. En verdad, esta idea de la imitatio Dei, de

aproximarse a Dios, requiere la premisa de que el hombre ha sido hecho

a imagen de Dios.

 

APROXIMARSE A DIOS , NO HECHO A SU SEMEJANZA

En la Biblia, este concepto de la aproximación de Dios está expresado

en la aserción: "Habló Jehová a Moisés diciendo: Habla a toda "la

congregación de los hijos de Israel y diles: "Santos seréis, porque santo

soy Yo, Jehová "vuestro Dios" (Lev. 19:1-2)2. Si consideramos que el

concepto de "santo" (kadosh) expresa la cualidad esencial de Dios, la

que lo separa del hombre, cualidad que en las etapas primitivas de la

religión había hecho a Dios tabú e inaccesible, resulta clara la importancia

del paso adelante en la evolución que señala la expresión de que 2  

el hombre puede ser "santo". En los profetas, desde Amón en

adelante, encontramos el mismo concepto. Lo que el hombre ha de

hacer es adquirir y practicar las principales cualidades que caracterizan

a Dios: justicia y amor (rajamin). Miqueas formuló sucintamente este

principio: "Oh hombre. El te ha declarado "lo que es bueno, y qué pide

Jehová de ti: sola"mente hacer justicia, y amar mi misericordia (o

"amor constante) y humillarte ante tu Dios" (Miqueas 6:8). En esta

formulación encontramos otra descripción de las relaciones entre Dios

y el hombre. El hombre no es Dios, pero si adquiere las cualidades de

Dios, no está por debajo de Dios, sino que anda con Él.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba