Menu

Los otros, los palestinos también tienen su conflicto. Ury Avnery

Los otros, los palestinos también tienen su conflicto. Ury Avnery

La señora que sonríe

Por Uri Avnery , Tel Aviv (N de R.) trasmitimos solo una reflexión, el tema es cuestionado ...

 No es fácil ser árabe en Israel.

No es fácil ser una mujer en la sociedad árabe.

No es fácil ser un árabe en la política de Israel.

Y es todavía mucho menos fácil ser una mujer árabe en la Knesset, el Parlamento israelí.

Hanin Zuabi lo es todo a la vez. Quizás sea por eso que exhibe una perpetua sonrisa: la sonrisa de alguien que, después de todo, ha ganado.

Esa sonrisa puede molestar mucho. Puede molestar y provocar.

La inmensa mayoría de los israelíes judíos odian a muerte a la diputada Zuabi. Su sonrisa es triunfante

Estos días, Zuabi ha conseguido algo con lo que no ha podido soñar ninguna mujer árabe en Israel: todo el país habla de ella. No durante una hora o un día sino durante semanas sin fin.

La inmensa mayoría de los israelíes judíos la odian a muerte. La sonrisa de Zuabi es triunfante.

Hanin pertenece a una gran hamula (familia extensa, clan) que domina varias aldeas cerca de Nazaret. Dos Zuabi eran diputados de la Knesset en los primeros años del Estado; uno era un vasallo del sionista Partido Laborista, entonces en el poder, el otro, miembro del partido sionista e izquierdista Mapam. Era él quien acuño la frase memorable: “Mi país está en guerra con mi pueblo”.

Hanin Zuabi es miembro del partido Balad (Tierra), un partido nacionalista árabe fundado por Azmi Bishara, un intelectual árabe palestino. Bishara era un admirador de Gamal Abd-al-Nasser y su visión panarabista. Cuando el Shin Bet estaba a punto de arrestarle bajo algún pretexto, huyó del país, asegurando que padecía una severa enfermedad renal y que pasar un tiempo en prisión pondría su vida en riesgo.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba