Menu

CAMBIOS ESTRATÉGICOS DE LOS PALESTINOS, SE AGUARDAN.

CAMBIOS ESTRATÉGICOS DE LOS PALESTINOS, SE AGUARDAN.

Les cae la ficha a los palestinos

Generaciones de fracasos y frustraciones dejan marca en los pueblos. Llegó el momento que parte del liderazgo palestino se sumergió en un proceso de autocrítica para replantearse el sentido de continuar con estrategias que históricamente los condujeron de mal en peor. Les está cayendo la ficha.

Todo quien se interesa por el conflicto palestino-israelí sabe muy bien que Marwan Barghouti se perfila como el máximo e indiscutible líder de los palestinos, aunque formalmente no podrá sustituir al degastado y octogenario Mahamud Abbas como Presidente de la Autoridad Palestina (AP) por estar encarcelado en Israel tras 5 condenas a cadena perpetua por terrorismo. En palabras de otro líder palestino, “Barghouti puede liderar al pueblo palestino desde la cárcel pues no se trata de una persona aislada, sino que goza de un alto grado de credibilidad dentro de su pueblo y es parte de un movimiento que representa más del 70% del pueblo palestino”[1].

Avi Issacharoff, el prestigioso analista del conflicto palestino-israelí, dio a conocer recientemente una sorpresiva primicia, que, en caso de concretarse, significaría un drástico giro de los acontecimientos que tanto caracterizaron la región durante décadas[2].

Según esta revelación, Qadura Fares y otros representantes de Barghouti arribaron a un acuerdo en el exterior con la capa directiva de Hamas y la Yihad Islámica a los efectos de poner en práctica una nueva estrategia para enfrentar la “ocupación israelí”. En palabras de Fares, “El camino de la confrontación armada resultó inefectivo y produjo un enorme daño en la imagen de la lucha de liberación nacional palestina. Por otro lado, los acuerdos de Oslo y todos los intentos de negociaciones de paz con gobiernos israelíes de derecha se desmoronaron sin provecho significativo para palestinos ni razón alguna de continuar aferrándose a ellos”. Por esos motivos, “la nueva estrategia incluye actos de rebelión popular inerme con el objetivo de perturbar la vida normal de colonias judías y su intención de fijar soberanía israelí en Cisjordania. De esta manera, se podría materializar soberanía palestina en los territorios ocupados, con Jerusalén a la cabeza, hasta lograr la creación del Estado Palestino independiente en los límites de 1967”.

Como condición esencial de la materialización del cambio, el vocero palestino asegura que es necesario la reunificación de todos las ramas políticas palestinas y su puesta en práctica comenzaría con el retiro de Mahamud Abbas del cargo de Presidente.

Sin lugar a dudas, la evaluación estratégica es correcta. El descomunal potencial técnico-militar de Israel desecha toda posibilidad de recuperar el territorio de Cisjordania por las armas. Por mucha viveza e ingeniosidad de parte de los grupos armados palestinos, como máximo pueden aspirar a molestia e incomodidad equivalente a picadura de mosquitos.

La vía negociadora de los últimos años demostró ser el mejor escudo de Netanyahu para eternizar el estatus quo con la paralela y gradual profundización de la colonización judía en Cisjordania. Presiones israelíes a gobiernos extranjeros, con apoyo de poderosas instituciones judías, hace que el sostén económico extranjero a la AP no es más que una pistola en la sien para mantenerlos a raya y evitar toda movida fuera de ese estatus quo.

Si el diagnostico estratégico es acertado, no se puede decir lo mismo de la táctica. Si bien el camino elegido es el adecuado (rebelión inerme), la elección de la dirección demanda un enfoque muy preciso. Otro error de apreciación los puede llevar nuevamente a un callejón sin salida.

Es de suponer que una declaración palestina de abandono del camino armado sería muy bien recibida por la sociedad israelí. Pero sería demasiado ingenuo evaluar que esta decisión podría llevarlos hacia una masiva predisposición a la partición territorial según los límites de 1967....

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba