Menu

Escándalo con la educación que imparten a los niños palestinos

Escándalo con la educación que imparten a los niños palestinos

Enlace Judío México- Bassam Tawil

 

 


En un giro irónico, el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA) es ahora objeto de intimidación y amenazas de muchos palestinos.

Según informes, el OOPS (por sus siglas en español, UNRWA en inglés) está planificando introducir algunos cambios en el plan de estudios en sus escuelas de Cisjordania y la Franja de Gaza, y los palestinos están bastante descontentos por ello. Afirman que el OOPS ha “sucumbido” a la presión israelí para hacer los cambios.

Los cambios propuestos se basan en filtraciones a los palestinos y no han sido confirmados por el OOPS. Los palestinos afirman que se enteraron de los planes para introducir los cambios durante reuniones con altos funcionarios del OOPS.

Según los palestinos, los cambios pretenden “erradicar” su “identidad nacional” e “historia” y distorsionar su “lucha” contra Israel.

Los palestinos afirman que los nuevos libros de texto han sustituido el mapa de “Palestina histórica” (incluyendo a Israel) con imágenes de una calabaza y un pájaro. Los libros de texto palestinos suelen presentar mapas de “Palestina histórica” sin Israel. Las ciudades dentro de Israel, como Haifa, Jaffa, Tiberias y Ramle, en los libros de texto son consideradas “ciudades palestinas”. Los medios de la Autoridad Palestina (PA) también se refieren a estas ciudades como “ciudades palestinas dentro de la Tierra de 1948”.

En un libro de texto de cuarto grado, acusan los palestinos, el UNRWA ha reemplazado el mapa de Palestina con una foto del traje tradicional de una mujer palestina.

Los nuevos libros de texto no hacen referencia a las ciudades de Israel; sólo mencionan ciudades de Cisjordania y la Franja de Gaza, como Nablus, Jenin, Ciudad de Gaza, Jericó y Ramala.

No es de sorprender que una revisión del OOPS de la presunción palestina de Jerusalem como “capital del Estado de Palestina” a Jerusalem como “ciudad santa para las religiones abrahámicas” no saliera bien con los palestinos. Además, están enojados porque los libros de texto del OOPS no mencionan el valle del Jordán a lo largo de la frontera entre Israel y Jordania.

Los polémicos libros de texto también han eliminado fotos de soldados israelíes patrullando cerca de escuelas y referencias a prisioneros palestinos detenidos en Israel por terrorismo. Además, en los nuevos libros de texto no están las referencias anteriores al “Día de los Prisioneros Palestinos”, un evento anual marcado por los palestinos en solidaridad con los terroristas encarcelados.

Los palestinos también están protestando por la eliminación de palabras como “ocupación” y “puestos de control” de los nuevos libros de texto.

Si es cierto, los cambios propuestos a los libros de texto palestinos deberían ser bienvenidos como un desarrollo positivo para poner fin a la incitación anti-Israel en las escuelas palestinas, incluidos las que pertenecen al OOPS. Sin embargo, a la luz de las protestas y amenazas palestinas generalizadas, es dudoso que el OOPS logre hacer las revisiones propuestas.

Un estudio reciente sobre los libros de texto utilizados por las escuelas de la UNRWA determinó que los textos deslegitiman y demonizan sistemáticamente a Israel. Las escuelas no enseñan a los niños palestinos a reconocer a Israel. La investigación fue realizada por el Dr. Arnon Gross, quien tradujo los libros, y el Dr. Roni Shaked, ambos del Instituto de Investigación Harry Truman de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

En estos libros usados actualmente, el sionismo se define como un movimiento colonialista que fue fundado por judíos europeos para reunir judíos de todo el mundo y llevarlos a Palestina. No se menciona la conexión religiosa o histórica de los judíos a la Tierra de Israel o a Jerusalem. En cambio, los libros de texto del UNRWA enseñan que los sitios sagrados judíos como el Muro Occidental, la Tumba de Raquel y la Cueva de los Patriarcas son sitios sagrados musulmanes.

No es sorprendente que aunque sean feroces rivales, Hamas y la Autoridad Palestina hayan unido fuerzas para frustrar los cambios planeados por el OOPS en los libros de texto. Esta es una cuestión en la que estos dos regímenes corruptos pueden estar de acuerdo: incitar a los niños contra Israel y negar su existencia.

Ahmed Bahr, alto funcionario de Hamas en la Franja de Gaza, advirtió que cualquier cambio en el plan de estudios “dañaría la historia y los derechos nacionales del pueblo palestino, así como su resistencia” contra Israel. Por “resistencia”, el funcionario de Hamas quiere decir terrorismo contra Israel, incluyendo atentados suicidas y el lanzamiento de cohetes contra Israel.

Según el funcionario de Hamas, el UNRWA y la comunidad internacional deben entender que “la opción de la resistencia es la única y más corta vía para restaurar Palestina y liberar nuestra tierra”.

En otras palabras, Bahr quiere seguir enseñando a los niños palestinos a continuar perpetrando ataques terroristas, con el fin de destruir a Israel y reemplazarlo con un imperio islámico. De hecho, Hamas ha estado enseñando esto precisamente en sus propias escuelas en la Franja de Gaza. Sin embargo, Hamas está haciendo manifiesto de que el UNRWA debe seguir el ejemplo en sus escuelas. Los niños que estudian en las escuelas de la agencia de las Naciones Unidas deben seguir aprendiendo que Israel no es más que una ficción de la imaginación.

Los últimos días han visto a los palestinos en la Franja de Gaza organizando una serie de protestas contra el OOPS. Advirtieron a la agencia contra los cambios, que están diseñados para “distorsionar las mentes de los niños palestinos” y que “no cumplen con la cultura de la sociedad palestina”.

Hamas se ha negado a permitir que el UNRWA enseñe el Holocausto en sus escuelas. Desde el punto de vista de Hamas, la agencia de la ONU trata de “envenenar las mentes de nuestros niños adoptando medidas que sólo sirven” a Israel. “El OOPS está tratando de justificar los crímenes israelíes contra los palestinos enseñando el llamado Holocausto en el contexto de los derechos humanos en las escuelas de la UNRWA”, dijo Hamas. Esta actitud está lejos de sorprender: la negación del Holocausto siempre ha sido una parte integral de las narrativas palestinas y árabes.

Es fácil ver por qué Hamas y otros grupos palestinos extremistas se oponen a cambiar los libros de texto que deslegitiman y demonizan a Israel. Más difícil de entender es que la Autoridad Palestina, cuyo presidente, Mahmoud Abbas, se opone a la incitación anti-Israel, también se pronunciara contra los cambios planeados por el OOPS.

Una declaración emitida por el Ministerio de Educación palestino en Ramala advirtió que tomaría “medidas punitivas” contra cualquier persona que intente cambiar o alterar el plan de estudios. “Cualquier intento de cambiar el currículo palestino será considerado un asalto a Palestina y una erradicación y dilución de nuestra identidad nacional”, advirtió el ministerio.

El lenguaje utilizado por la Autoridad Palestina es sorprendentemente similar al utilizado por Hamas para amenazar a una organización que durante décadas ha ayudado a millones de palestinos a sobrevivir. En este sentido, los palestinos están una vez más mordiendo la mano que los ha alimentado. Pregunten a Kuwait y a otros países del Golfo que solían dar a los palestinos miles de millones de dólares antes de que los palestinos apoyaran la invasión de Kuwait por Saddam Hussein.

En su reunión con el presidente estadounidense Donald Trump en Washington a mediados de abril, se espera que Abbas renueve su compromiso de combatir la incitación anti-Israel, de acuerdo con altos funcionarios de la AP en Ramala. Uno se pregunta cómo planea Abbas responder por las amenazas de la AP contra el UNRWA con respecto a los libros de texto.

La Autoridad Palestina, al igual que Hamas, planea continuar adoctrinando a sus hijos a través de libros de texto venenosos que representan a los judíos como ocupantes malvados y ladrones de tierra que construyen “muros racistas” y demuelen casas sin ninguna razón. También desean seguir enseñando a los niños que el conflicto con Israel no es una solución de dos estados, sino la “liberación de Palestina, del río al mar”, lo que significa la aniquilación de Israel. El objetivo es que los estudiantes crean que Israel es un gran “asentamiento” que no tiene cabida en Medio Oriente.

Además, junto con Hamas, Abbas y su AP planean continuar inculcando a los niños palestinos con la idea de que deberían mirar a los terroristas que matan a los judíos como sus modelos a seguir. Podría ser ilustrativo si se informara de la conversación entre Trump y Abbas por estos hechos incómodos.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba