El ministro de exteriores de Arabia Saudita Adel al-Jubeir y el de Baréin Khalid bin Ahmed al-Khalifa (Reuters)

Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto acusaron a Qatar de "hacer fracasar todos los intentos para solucionar la crisis", que dio comienzo hace un mes con la ruptura de las relaciones diplomáticas con Doha y la imposición de un bloqueo comercial por parte de sus vecinos del golfo Pérsico.

En un comunicado conjunto emitido la noche del jueves, el cuarteto árabe indicó que tomará las medidas políticas, económicas y legales que considere oportunas y en el momento adecuado, con el fin de "preservar sus derechos, su seguridad y su estabilidad".

El texto destacó que "la intransigencia del Gobierno de Qatar y su rechazo de las demandas presentadas por los cuatro países, refleja la medida en la que está vinculado a organizaciones terroristas".

Asimismo, el comunicado señaló que la postura de Doha continúa a "sabotear y socavar la seguridad y la estabilidad del golfo Pérsico y toda la región, y daña deliberadamente los intereses de los pueblos de la región, entre ellos el hermano pueblo de Qatar".

 
La reunión de los cancilleres en El Cairo (Reuters)

El cuarteto emitió este comunicado un día después de reunirse en El Cairo, tras expirar el plazo concedido a Qatar para que respondiera a la lista de 13 exigencias planteadas por los países árabes para normalizar las relaciones diplomáticas y levantar el bloqueo.

Los ministros de Exteriores de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto no anunciaron ayer nuevas represalias contra Qatar, pero dijeron que estudiarían las próximas medidas ante la respuesta "negativa" de este país a sus peticiones.

Los cuatro países acusan a Qatar de apoyar y financiar a grupos terroristas, y de darles voz a través de su cadena de televisión Al Jazeera.