Menu

Entrevista. Embajadora de Israel en Uruguay: El asesinato de Fremd fue “un llamado de atención a la sociedad uruguaya”

Entrevista. Embajadora de Israel en Uruguay: El asesinato de Fremd fue “un llamado de atención a la sociedad uruguaya”

 

AJN.- A más de un mes del asesinato del comerciante judío David Fremd en la localidad uruguaya de Paysandú, se organizó un acto el pasado 8 de marzo para conmemorar al miembro de la comunidad que fue víctima de un ataque terrorista y para decir “no a la violencia y sí a la convivencia en paz”.

 
Para la embajadora Ben Ami el asesinato de Fremd fue “un llamado de atención a la sociedad uruguaya de que hay que no solamente mirar de lejos sino también tomar acciones contra el antisemitismo y contra el fanatismo islámico”. 
 
“La situación en Europa con el terrorismo es algo que hay momentos en los que parece que está muy lejos América Latina, a ese fenómeno. Pero si pensamos en el asesinato de Fremd, alertó que Europa no es otro mundo y estamos vinculados todos en la misma situación”, agregó.
 
Después del disgusto que vivió la sociedad uruguaya luego de que mataran a una persona en su condición de judío en aquel entonces. ¿Qué se evaluó de ese hecho?
 
El asesinato de David Fremd llegó a la comunidad judía de Uruguay y a la comunidad judía del mundo como un golpe muy fuerte. En ese mes vi que la sociedad uruguaya estaba en un estado de shock, todos, de todos los partidos políticos; desde el presidente hasta el intendente de Montevideo. Hay un antes y un después de ese asesinato y cada persona o cada instancia política le da una dirección un poco diferente, pero el viernes fue una manifestación,un acto en la plaza central con 800 personas para decir “no a la violencia y sí a la convivencia en paz”.
 
¿Por qué cree que llamó tanto ese hecho en Uruguay?
 
El hecho de matar a un uruguayo por ser judío es algo impensable para los uruguayos que están orgullosos de esa convivencia, de los valores democráticos, y no pueden creer que eso llegó a Uruguay. Saben que hay violencia y antisemitismo, porque llega hasta acá y también a Paysandú que es un lugar pequeño, pero parece como si el fin del mundo llegó hasta Uruguay. También hay problema de violencia más grande en la sociedad, y por eso fue un shock el asesinato de David.
 
¿Y usted qué piensa de ese hecho?
 
Para mí fue como un Wake up call, un llamado de atención a la sociedad uruguaya de que hay que no solamente mirar de lejos sino también tomar acciones contra el antisemitismo, contra el fanatismo islámico. Hay que tomar conciencia y después acciones. Fue una satisfacción ver esa profunda reacción uruguaya. Hay muchos eventos que están pasando como celebrando la necesidad de hablar contra el antisemitismo y contra la violencia.
 
Hay un debate de si se trata de “lobos solitarios” o no, ¿qué opina sobre eso?
 
La palabra “Lobo Solitario” es una palabra que libera a la gente de responsabilidad, no me gusta esa palabra porque es como que es un loco que actuó solo, pero en este mundo que estamos viviendo la pantalla de computadora es como un mundo virtual que nos vincula entre nosotros. El terrorismo no conoce esas fronteras. Es un trabajo de sociedad, de gobierno de mirar las amenazas y tomar acciones. Muchos periodistas y políticos uruguayos nos preguntan qué se puede hacer, porque nosotros ya conocemos este problema. Hay trabajo de inteligencia que se puede hacer, hay leyes que se pueden hacer contra el terrorismo y también es un trabajo fundamental de educación.
 
¿Cuál es su relación con el gobierno uruguayo?
 
Para mí es excelente. Tenemos relaciones y conversaciones excelentes con ministros, con parlamentarios, con todos los partidos. Me ayuda mucho en mi trabajo.
 
Cuando fue la muerte de Fremd, ¿el gobierno acompañó la situación?
 
Sí, sacó un comunicado del presidente; el prosecretario del presidente fue a un acto en Canelones, donde habló del asesinato como acto terrorista. El presidente Vázquez tuvo una reunión con la hermana de David (Fremd).
 
¿Cómo transcurre la vida judía en Uruguay desde la mirada de la embajadora?
 
Es muy rica, porque hay una cosa que es muy especial de Uruguay que me parece que es casi único: el fenómeno de los jóvenes, de las tnuot. Hay siete tnuot acá y casi todos los jóvenes van a una. Esos jóvenes son muy sionistas y muy bien integrados a la sociedad. Es una comunidad fantástica. 
 
¿Cómo es la convivencia con otros factores religiosos en Uruguay? ¿Hay un espacio donde se juntan?
 
Uruguay es un país muy laico, eso hace que no sea tan intenso. Pero por ejemplo, el cardenal Daniel Estulin está muy vinculado con la comunidad judía, él fue el organizador del acto en Canelones. Cada año hacen un seder de Pesaj interreligioso con una presencia importante.
 
Si se hace un acto, ¿participa la sociedad?
 
Sí, si no me equivoco el 24 de mayo será hará un acto importante por Iom Hashoá. El año pasado el vicepresidente fue.
 
El KKL va a reinaugurar un monumento a la Shoá y lo van a restaurar, con presencia del presidente.
 
Con esos jóvenes que estoy hablando, me decían que van a estar involucrados directamente en la limpieza, en el proyecto de que ese lugar vuelva a estar bien.
 
¿Cómo es la aliá de los uruguayos?
 
Es una comunidad muy importante. Hay más judíos uruguayos en Israel que acá. Hay unos 20 mil judíos uruguayos en Israel y 15 mil acá. Cada familia tiene una vinculación con Israel. Familia, amigos, van y vuelven. Eso también hace muy fuerte la relación con Israel y con el gobierno uruguayo, que sabe también que hay uruguayos allá.
 
¿Cómo está viendo Latinoamérica en estos últimos tiempos?
 
Yo embajadora de Israel acá estoy mirando un fenómeno importante, que fue la visita del presidente Obama a Cuba y Argentina, eso marca un cambio importante. Hay un acercamiento de Israel al continente. Puedo ver las diferentes discusiones que tenía Israel en el gobierno, en el gabinete, para marcar la importancia de América Latina, con más presencia física de talleres comerciales. Ojalá algunas embajadas (entren) a la región. Como todo el mundo está más chico, la distancia entre Israel y Latinoamérica, de un lugar que parece lejos cuando se está en el avión, en relaciones, hechos, comercio y vinculaciones es cada vez más próximo.
 
Hubo un momento en que Irán empezó a tener bastante visita física a la región. Después hubo una reacción por parte de Israel, donde vino Shimon Peres, que fueron en la línea de tener más presencia, ¿no?
 
Sí, fue una decisión del gobierno de la importancia de América Latina para Israel, que fue tomada hace ya unos años. Y esa decisión fue trazada con recursos humanos y financieros. Desde que yo estoy acá, el ida y vuelta de los israelíes y los uruguayos es más importante.
 
La Argentina tuvo dos atentados, ya hace bastante tiempo, y tenemos hoy una Europa difícil. ¿Qué piensa de ese terrorismo que a América no llegó con la virulencia que se está viviendo en Europa?
 
La situación en Europa con el terrorismo es algo que hay momentos en los que parece que está muy lejos América Latina, a ese fenómeno. Pero si pensamos en el asesinato de Fremd, alertó que Europa no es otro mundo y estamos vinculados todos en la misma situación. Yo pienso que la tecnología ayuda en eso, los cambios políticos también, que hacen algo diferente. La elección del presidente Macri en la Argentina hizo un poco un cambio de perspectiva. Los valores que unen Israel con los países en América Latina, en Europa, hace quizás más relevante a muchos países. Si tenemos tecnología, experiencia en combatir el terrorismo. Tenemos conocimientos sobre agua, agricultura, medicina, la valorización de Israel como parte de la escena internacional es importante.
 
¿Por eso puede ser que en Davos, el primer ministro Benjamin Netanyahu fue tan directo en el vínculo con Mauricio Macri y valoró el trabajo conjunto en un futuro?
 
Yo creo que sí, que ahora el mundo tiene dos grandes logros. Netanyahu dice siempre “finalizar el terrorismo y el fundamentalismo islámico, y también mejorar la calidad de vida de cada uno en su país, con tecnología, educación”. Esas dos cosas Israel las tiene para dar y contribuir.
 
Estamos cerca de Pésaj. ¿Cuál es el mensaje desde Montevideo a todos los que lean esta nota? Y me imagino que, respecto a aquellos que dudan si viajar a Israel por lo que está pasando, sin duda no hay que entrar en lo que el terror quiere lograr.
 
Yo disfruto de ese momento de decir Jag Sameaj a todos los lectores y que ir a visitar Israel siempre es un gusto. Lo dice el deber, pero es un gusto, un privilegio también que tenemos. Hay que disfrutarlo, cuando quieres ir a Israel, hay que hacerlo

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba