Menu

El Hombre de marmol

El Hombre de marmol

Esfinges danzan envueltas en oropeles,
luces reflejadas en rayos mortíferos enceguecen,
gritos apabullantes aturden,
es el jolgorio de los opulentos,
el hombre de mármol se amolda 
a tan gráciles movimientos,
como el oasis al desierto,
¿es un espejismo?
ni él lo sabía

Anna Donner

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba