Menu

La gran historia del escape de los judíos en Vilna.

La gran historia del escape de los judíos en Vilna.

JERUSALEN (JTA) - Un equipo de investigación internacional cerca de  Vilna descubrió un túnel en Lituania utilizado por prisioneros judíos para escapar de los nazis.

La Autoridad de Antigüedades de Israel en un comunicado anunció el miércoles el descubrimiento del túnel de 100 pies de largo en el sitio de la masacre del bosque de Ponar.

El túnel fue  ubicado con una nueva tecnología llamada tomografía de resistividad eléctrica, una técnica de imágenes utilizada para encontrar estructuras subterráneas.

Junto con la Autoridad de Antigüedades de Israel, el túnel se encontró gracias a los esfuerzos de la Universidad de Hartford,   el Museo Judío Estatal del Gaón de Vilna y la serie "Nova" de PBS.

Unas 100.000 personas, de las cuales 70.000 eran judíos de Vilna y sus alrededores, fueron masacrados y arrojadas a fosos en el bosque de Ponar, cerca de la capital lituana, durante la Segunda Guerra Mundial. Con la retirada de las fuerzas alemanas en el frente oriental y el avance del Ejército Rojo, una unidad especial  en 1943 tuvo la tarea de encubrir las huellas del genocidio. En Ponar, la tarea se le dio a un grupo de 80 reclusos del campo de concentración de Stutthof.

Por la noche, los prisioneros, cuyas piernas estaban encadenadas, fueron retenidos en un profundo pozo previamente utilizado para la ejecución de los judíos de Vilnius. Durante el día, trabajaron para esconder las fosas comunes y quemar los cadáveres.

Algunos de los trabajadores decidieron escapar cavando un túnel. Durante tres meses cavaron usando solo cucharas y sus manos.

En la noche del 15 de abril de 1944, los prisioneros se cortaron los grilletes de las piernas con una lima de uñas, y 40 de ellos se arrastraron por el túnel angosto. Fueron rápidamente descubiertos por los guardias y muchos recibieron disparos. Unos 15 lograron cortar la valla del campamento y escapar al bosque. Once llegaron a las fuerzas partisanas y sobrevivieron a la guerra.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la ubicación del túnel se perdió; varios intentos de encontrarlo no tuvieron éxito.

"Nova" planea proyectar un documental el próximo año sobre la historia de los judíos de Vilna y el descubrimiento del túnel. Los productores pretenden la visualización pública como parte del monumento a las víctimas de Vilna y sus alrededores, de acuerdo con la Autoridad de Antigüedades de Israel.

"Como israelí cuya familia  es de Lituania, no pude contener las lágrimas al descubrir el túnel de lescape en Ponar", dijo en la declaración Jon Seligman de la Autoridad de Antigüedades de Israel. "Este descubrimiento es un testimonio reconfortante de la victoria de la esperanza sobre la desesperación. La exposición del túnel nos permite presentar no solo los horrores del Holocausto, sino también el anhelo de la vida ".

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba