Menu

No hay nada mejor que el sur.

No hay nada mejor que el sur.

JTA

Andy y Emily Katz, se trasladaron a Beersheba  en 2010, sintiéndose atraídos por el sur de Israel donde el costo de vida era más asequible.  Cuando Emily Katz  llegó por primera vez a Israel en 1999, tenía 23 años y la vida era fácil. Sus mayores preocupaciones eran pagar el alquiler de su apartamento en Jerusalén y obtener buenas calificaciones en la Universidad Hebrea. Ella conoció a su futuro esposo, Andy, también estudiante estadounidense, en Jerusalén, y después de casarse en Israel los dos regresaron a los Estados Unidos para trabajar como educadores judíos. Cuando Emily y Andy regresaron a Israel desde San Francisco en 2010, tuvieron dos hijos.   

"Aunque antes habíamos vivido en Israel, era como hacer aliá de nuevo". "Es totalmente diferente con los niños", dijo. "Regresar como una familia y tener que pensar en la comunidad adecuada, dónde enviar a nuestros hijos a la escuela, donde podemos darnos el lujo de  conseguir vivienda, donde vamos a trabajar . 

Las elecciones  iniciales de la pareja eran lugares con grandes comunidades de inmigrantes americanos donde muchos de sus amigos se habían establecido, como Jerusalén, Zichron Yaakov o Modiin. Pero después de hacer un viaje exploratorio sentían que esos lugares no eran los correctos.

Así que empezaron a pensar fuera de la caja. Eso los llevó a Beersheba, la capital no oficial del sur de Israel.  El costo de la vivienda es mucho más asequible allí, pero no eran sólo las finanzas las que atraían a los Katzes. Se enamoraron de la idea de construir una nueva comunidad. Encontraron trabajos en la educación judía, y poco después de mudarse a Beersheba se unieron a otra pareja americana para establecer una nueva congregación progresista llamda Kehilat Be'erot, que era un eco de la congregación judía ecléctica, no denominacional, fundada en San Francisco,  Kehilat Be'erot, organiza servicios de Shabat, eventos culturales y proyectos de caridad y ha crecido hasta alistar a 40 familias.

"Siento que somos pioneros en cierto sentido", dijo Andy. El sur de Israel constituye el 66 por ciento de la superficie del país, pero alberga sólo el 8 por ciento de su población. El vasto potencial del Negev ha atraído a sionistas apasionados desde los tiempos de David Ben-Gurion, pero aún no se ha convertido en un eje central para las decenas de miles de inmigrantes de habla inglesa que se han trasladado a Israel en los últimos años. Eso ha empezado a cambiar.

Durante los últimos años, Israel ha respaldado la idea de trasladar al Sur algunas inversiones importantes. La principal carretera del país, la carretera 6, ahora se extiende profundamente en el sur, reduciendo significativamente los tiempos de viaje al centro densamente poblado del país. El servicio ferroviario en el Sur está creciendo. Beersheba es el hogar de una creciente universidad de clase mundial, un nuevo centro de alta tecnología y varios rascacielos - ya no es la ciudad polvorienta del desierto, es decir la "ciudad nunca desarrollada " más grande de Israel. Tal vez lo más importante es que las Fuerzas de Defensa de Israel están centralizando muchas de sus operaciones en una enorme base militar nueva en el Sur, Ir Habahadim, que está atrayendo a miles de puestos de trabajo y soldados de carrera a la región.

En 2013, Nefesh B'Nefesh - que facilita la aliá de Norteamérica y Gran Bretaña - lanzó un programa junto con Keren Kayemeth LeIsrael y JNF-USA para atraer nuevos inmigrantes a esta región donde los costos de vida y vivienda son más bajos. El Go South de NBN ofrece a los inmigrantes que se trasladan a la zona - que se extiende desde Ashkelon en la costa mediterránea de Israel hasta la ciudad balnearia de Eilat, en el Mar Rojo - incentivos y beneficios financieros especiales además de los ofrecidos a los nuevos inmigrantes del gobierno israelí.

"Estamos en este punto de inflexión increíble", dijo Donna Horwitz, directora de Go South. "Hay un crecimiento exponencial de industrias, nuevas comunidades, las FDI se están moviendo hacia el sur, y el primer ministro Netanyahu llamó a Beersheba" la capital cibernética de Israel. "Hay tanto espacio para innovar.

"Cuando llegamos por primera vez, me dije '¿Qué diablos estamos haciendo aqui?'", Recordó Emily. "No puedo decirte cuánto hemos mejorado en los últimos siete años. 

Por encima de todo, los Katzes han encontrado un maravilloso sentido de comunidad en Beersheba. Aman la congregación progresista que establecieron y encontraron un sentido de conexión con Israel y su pueblo, que no creen que habrían tenido en ciudades como Jerusalén o Modiin.

"En todos los lugares que visitamos en Israel antes de mudarnos, las comunidades ya estaban construidas. Realmente no vimos cómo añadiríamos un valor diferente. "Aquí, mis hijos están en escuelas donde están viendo todo Israel. Cursan estudios con etíopes, yemeníes, marroquíes e indios. Definitivamente no viven en una burbuja. Andy dice que él y su esposa se ven no sólo como parte de una ola de nuevos inmigrantes al Sur, sino también como parte de una vanguardia que ayuda a que el Sur atraiga también a los nativos israelíes.

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba