Menu

Para Hoenir Sarthou hay que escuchar otras versiones sobre lo que pasó en Auschwitz

Para Hoenir Sarthou hay que escuchar otras versiones sobre lo que pasó en Auschwitz

HOENIR SARTHOU Y LA DEMOCRACIA PINTADA

Por  Psicólogo Pablo Cúneo. 

 

Hoy lunes se trató en el programa radial En Perspectiva el tema de las pintadas en el monumento al Holocausto, hecho de notorio conocimiento.

Me querría detener en particular en las reflexiones de Hoenir Sarthou, punto de referencia por sus agudos y muchas veces esclarecedores puntos de vista.

Su intervención tuvo como eje el cuestionamiento de que en un sistema democrático el negacionismo no debería ser prohibido sino ser confrontado públicamente, por lo que consideró que lo transgresor del hecho de las pintadas fuera que se hiciera sobre un Monumento público y no por el contenido de lo escrito. Su planteo está basado en la idea, tal como fue expresada explícitamente, de que un pensamiento que no permite expresarse lleva a que este se desarrolle con más fuerza.

Llevado a la práctica esto implicaría para Sarthou que el sistema democrático uruguayo debería permitir la expresión pública de los grupos neo-nazis y su virtual participación en la vida política nacional. Su planteo cuestiona pues los límites en el decir en un verdadero sistema democrático y en el fondo es producto para mí de un grave desconocimiento de la gravedad de lo que está en juego acá y del valor y función de la palabra en el campo del relacionamiento humano.

El planteo de Sarthou está realizado como si estos hechos tuvieran que derimirse en el ámbito del conocimiento – una realidad histórica a discutir- desconociendo por su parte en forma total que el negacionismo del Holocausto Judío es siempre obra de los grupos neo-nazis que lo niegan no por no saberlo sino como una estrategia política de ataque a los judíos con argumentaciones del tipo conspirativas.

Me resultó sumamente penosa la elección de algunos términos que eligió Hoenir Sarthou para su argumentación: habló de VERSIÓN OFICIAL para referirse a los hechos históricos que todo el mundo conoce de los campos de exterminio y las cámaras de gas; dijo en forma textual: “yo pienso que lo más saludable para la VERSIÓN que la colectividad judía da sobre su historia es que discutan ese hecho, que DEMUESTREN y que permitan que las voces discrepantes se expresen porque es lo que permite que si tienen razón DEMOSTRAR que los hechos fueron así”.

¿Realmente cree ingenuamente Hoenir Sarthou que este es un debate que debería darse con los negacionistas neo-nazis en el ámbito de la razón? y subrayo razón; ¿cree que la realidad de Auschwitz es una versión, y subrayo versión, que los judíos dan de su historia?; ¿cree realmente Hoenir Sarthou que hay que demostrar, y subrayo demostrar, el Holocausto? Me pareció sinceramente muy penosas todas estas expresiones.

Querría señalar un aspecto de la reflexión de Sarthou que demuestra una postura realmente sorprendente de su parte y es el lugar que le da a las palabras y su función en contraposición a lo que llama actos. Sarthou dice que con las ideologías autoritarias hay que ser durísimo en los actos, como si no comprendiera que el discurso es también un acto con el que se puede construir odio que luego lleva a otros actos, que ya sabemos a lo que conducen.

Primo Levi que estuvo en Auschwitz y que nos dio su testimonio de vida luego de la cual se suicidó nos alertó debidamente cuando nos señaló a todos, judíos y no judíos: “quien niega Auschwitz es el mismo que estaría dispuesto a rehacerlo”. Deberíamos recordarlo por estos pagos que vivimos años con la dictadura hija del fascismo y el nazismo.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba